Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 19 Septiembre 2021
Suscribase aquí

El proyecto SARA

By Licda. Priscilla Díaz García Agosto 06, 2021

Hace poco aprendí algo tan valioso que hoy les quiero compartir. Participé en un encuentro internacional de sacerdotes interesados en entender más y mejor a la mujer que ha pasado por un aborto provocado, uno de ellos realizó una pregunta que más de uno en su ministerio sacerdotal, se han realizado, y es ¿por qué una mujer que aborta confiesa su pecado una y otra vez? El conversatorio dio pie a que se realizaran algunos supuestos, “quizá no se siente perdonada por Dios”, “quizá no se siente amada”, “puede ser que no se perdone ella misma” “puede que sienta que su hijo no la perdona” y claro, que muchas de esas circunstancias pueden estar presente en el corazón de esas mujeres, y todo lo anterior aplica para caballeros y otros involucrados en el proceso. Sin embargo, hablando de la mujer la moderadora reveló una verdad que enmudeció a los participantes y nos abrió a una verdad. Esa mujer va a donde su confesor una y otra vez para hablar de su pecado, porque en muchas ocasiones solo con él puede hablar de su hijo, solo con él puede sentirse mamá por un instante de ese bebé que está en el cielo. ¡Que valioso, es saberlo!

Aunque el recuerdo cause dolor, en ocasiones es solo a través de este sentimiento que puede conectarse con su pequeño, conversar a través del sacramento de la confesión, le permite saber que su hijo existió, aunque nadie más lo sepa, que su historia es real y que no solo es parte de su imaginación. Y por supuesto, visto desde la fe avivar la esperanza de que un día en el cielo se volverán a encontrar. Es en este punto, donde se vuelve de suma importancia el crear una vinculación nueva con este hijo, es por esto que en nuestro proyecto SARA que significa Sanando el Alma para Renacer en el Amor, busca justamente sanar ese corazón de madre o padre que sufre por la pérdida de su hijo, pérdida que es poco comprendida al ser aparentemente una decisión voluntaria. Y digo aparentemente, puesto que la experiencia nos confirma, que muchos abortos que parecieran ser consensuados en realidad fueron coaccionados por parejas o familiares, y en casos en que resultara ser una decisión voluntaria, eso no exonera que el arrepentimiento llegue a ese corazón y surja la necesidad de la reconciliación.

En Proyecto SARA brindamos procesos individuales y grupales, nuestra recomendación es vivir ambos, puesto que cada uno permite según el momento en que nos encontremos trabajar la herida de manera diferente. Los procesos individuales son una opción para quienes no se sienten preparados para hablar de su situación ante otras personas, en la mayoría de los casos trabajamos bajo el modelo católico chileno Proyecto Esperanza con una duración de tres a cuatro meses, sin embargo, para aquellas personas no católicas e inclusive sin una confesionalidad definida hemos trabajado programas de acompañamiento psicológicos de corriente logoterapéutica. Por otro lado los programas grupales, son bajo el modelo del Retiro Salve Guadalupe, creado para un trabajo profundo e intenso durante tres días, compartiendo con otras mujeres y hombres que han vivido la misma situación.

Para nosotros es un honor encontrarnos a las puertas del tercer retiro de sanación post aborto realizado en Costa Rica, el cual se realizará en el mes de julio, si es esta tu situación, no dudés en contactarnos al 2291-8014 para más información. Una nueva relación Dios, con tu hijo y contigo te está aguardando.

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Last modified on Viernes, 06 Agosto 2021 14:39

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad