Face
Insta
Youtube
Whats
Miércoles, 21 Abril 2021
Suscribase aquí

Iglesia, promotora del bien común

By Mons. José Rafael Quirós Q. / Arzobispo de San José Abril 07, 2021

La celebración del centenario de la Provincia Eclesiástica de Costa Rica ha sido una extraordinaria ocasión para reconocer cómo la fe católica está en los orígenes de nuestra identidad nacional, hecho que ha permitido a la Iglesia hacer aportes decisivos en los diversos procesos históricos y sociales que hoy nos definen como Nación. 

La Iglesia ha sido pionera en la creación de instancias dedicadas a la asistencia social, la salud y la educación, entre otros. Un ejemplo contundente lo es  la Junta de Protección Social (JPS) denominada en sus inicios Junta de la Caridad de San José,  la cual se instituyó por medio del Decreto XXV, del 3 julio de 1845 y nació dependiendo casi por completo de (…) “las recaudaciones que la iglesia pudo hacer a través de sus feligreses; los acuerdos tomados por la Junta en la primera sesión versan sobre la creación de comisiones para colectar limosnas…desde aquella época se motiva a personas de buena voluntad a donar joyas o terrenos para su funcionamiento en pro del bien de la sociedad costarricense”.[1]

En aquel contexto histórico los costarricenses no contaban con la posibilidad de acceder a tratamientos por la situacion de pobreza de gran parte de la población. Las instituciones de asistencia, promovidas por la Iglesia, respondían a un principio fundamental de justicia social que nace del Evangelio para impulsar nuevos vínculos y diversas formas de cooperación humana entre los costarricenses. “Fue así como ante los escasos recursos destinados por el Estado, para cubrir las necesidades colectivas a partir de la independencia, la iglesia católica tuvo que asumir proyectos específicos en virtud de cubrir necesidades impostergables de la sociedad costarricense, es en ese contexto en cual comienza a intervenir en la Higiene Pública como manifestación de la “cuestión social” que justifica la creación de la Junta de Caridad.”[2]

La Junta de la Caridad de San José es columna de nuestro sistema de salud pues su objetivo principal era la creación de un hospital nacional que atendiera la salud de los costarricenses. Para 1952, todavía no se había ejecutado el establecimiento del hospital General denominado “San Juan de Dios”, decretado el 3 de julio de 1845. Por ello, se nombra protector del Hospital de esta ciudad al Ilustrísimo Señor Obispo don Anselmo Llorente y La Fuente...” y es a su particular empeño que se acreditan los primeros pasos para la creación del Hospital.

Tanto la Junta de Protección Social como la Caja Costarricense del Seguro Social tuvieron siempre en la Iglesia una promotora y defensora pues en ambas instancias hemos visto reflejada la parábola del buen samaritano, que nos invita a ser constructores de nuevos vínculos sociales: “El buen samaritano es un llamado siempre nuevo (…) para que la sociedad se encamine a la prosecución del bien común y, a partir de esta finalidad, reconstruya una y otra vez su orden político y social, su tejido de relaciones, su proyecto humano. Con sus gestos, el buen samaritano reflejó que «la existencia de cada uno de nosotros está ligada a la de los demás: la vida no es tiempo que pasa, sino tiempo de encuentro».[3]

En momentos en los que ambas instancias enfrentan serios retos resulta necesario recordar sus orígenes y apelar a ellos como respuesta a los derechos humanos más básicos pues mientras nos enfrascamos en discusiones semánticas, políticas e ideológicas, “permitimos que todavía hoy haya hermanas y hermanos que mueran de hambre o de sed, sin un techo o sin acceso al cuidado de su salud… Son mínimos impostergables.”[4]

La historia nos enseña que, si los costarricenses queremos, es posible una praxis social solidaria orientada al bien común, por lo que antes que debilitar a la Junta de Protección, más bien debe permitírsele continuar invirtiendo sus ingresos en bien de los más vulnerables. Invertir en los más necesitados, es la mejor que puede hacer cualquier gobierno y sociedad.

 

[1] Andre Guerrero - Lucy Zuñiga, La Junta de Protección Social en el contexto histórico-social de Costa Rica: su papel en la asistencia social,2008, pág.68

[2] Idem, pág. 70

[3] Papa Francisco, Fratelli Tutti, n.66

[4] Idem, n.189

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad