Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 22 Octubre 2020
Suscribase aquí

Emergencia y amor al prójimo

By Redacción Julio 29, 2020

Ese odio y ese rechazo por los demás es lo que en el fondo nos puede llevar a los costarricenses a perder la batalla contra esta enfermedad. Es un cáncer enquistado en el actuar de algunos que se alimenta de egoísmo, de indiferencia y de miseria existencial.

Las noticias llegan desde Turrialba, donde un albergue para pacientes con Covid-19 instalado en esa comunidad por el Ministerio de Salud es objeto de rechazo por parte de algunos vecinos de la zona, que incluso llegaron a quemar en sus alrededores para exigir que las autoridades saquen de ahí a los enfermos por el “riesgo” que según ellos significan para la comunidad.

No imaginamos una peor expresión de falta de humanidad y de amor al prójimo en un contexto de emergencia como el que estamos viviendo.

Luego de los hechos trascendió que en dicho albergue estaba la madre indígena de uno de los niños que está grave en el Hospital Nacional de Niños por la enfermedad, lo cual solo agrava la situación: al dolor de tener un hijo al borde de la muerte, esta madre sufre el desprecio y la violencia de personas ignorantes, insolentes y soberbias.

Como aclaró el Presidente  de la Comisión Nacional de Emergencias Alexander Solís, estos albergues no ponen en riesgo a nadie en la comunidad en la que se instalan, muy por el contrario son garantía del esfuerzo de las autoridades para aislar temporalmente a quienes podrían tener el virus incluso sin saberlo y propagarlo en la zona.

Pero aparte de eso, que no es invento sino ciencia y conocimiento básico sobre la enfermedad repetido hasta la saciedad, el hecho de amenazar con quemar el albergue al punto de que las personas tuvieran que ser trasladadas a Grano de Oro refleja lo más bajo, lo más ofensivo y ultrajante de los sentimientos y las actitudes que se puedan tener.

Es la antítesis de la unidad nacional que tiene que prevalecer frente a la epidemia que estamos sufriendo, un acto profundamente reprochable, grosero y un pecado muy grave frente a los ojos de Dios.

¿Quién se siente inmune como para decir que no sufrirá de Covid-19?, ¿qué garantía tiene de que no llegará a ocupar un albergue o una cama de hospital por esta enfermedad?, ¿se han puesto a pensar estos insensatos que podría ser un hijo, un hermano o uno de sus padres quienes incluso podrían llegar a morir en esta pandemia?

Ese odio y ese rechazo por los demás es lo que en el fondo nos puede llevar a los costarricenses a perder la batalla contra esta enfermedad. Es un cáncer enquistado en el actuar de algunos que se alimenta de egoísmo, de indiferencia y de miseria existencial.

Es el mismo espíritu pútrido que obstruye la solidaridad, que empuja a mentir para obtener el Bono Proteger, que impide que las cargas económicas de esta crisis sean repartidas de un modo más equilibrado entre ricos y pobres, entre los empleados públicos y los del sector privado, que cuestiona malintencionadamente el servicio social de una obra como la que lidera el Padre Sergio Valverde, el que hace que haya gobiernos listos para acaparar vacunas y tratamientos, que existan empresas y funcionarios que lucren con la salud de las personas y que aparezcan inescrupulosos promoviendo con mentiras y falsedades supuestos remedios y medicinas.

Es el mal que divide, siembra la duda, aleja, contrapone y crea enemistad entre quienes deberían verse y tratarse como hermanos. Si lo dejamos actuar y nos cerramos a la fraternidad, a la justicia y a la verdad nada bueno podemos esperar sobre el desarrollo de esta pandemia en nuestro país.

Porque todo lo bueno y todo lo malo nacen en el corazón del hombre, este es un momento para revisar nuestras actitudes y sentimientos, para confrontarlos con el amor de Dios y el deber de caridad con los hermanos, especialmente quienes están llevando la peor parte en esta emergencia global.

 

 

Last modified on Miércoles, 29 Julio 2020 19:00

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad