Face
Insta
Youtube
Whats
Sábado, 28 Enero 2023
Suscribase aquí

Editorial: La droga no es recreativa, es destructiva

By Redacción Enero 13, 2023

Al concierto de voces autorizadas que se oponen al proyecto de ley impulsado por el gobierno de la República para liberar el consumo de la marihuana “recreativa”, se han sumado en los últimos días nada menos que el Organismo de Investigación Judicial, el Colegio de Médicos y Cirujanos y la Academia Nacional de Medicina.

En otras palabras, quienes conocen por dentro el sucio negocio de las drogas como quienes atienden sus efectos letales, ofrecen argumentos, estadísticas y la experiencia del trabajo cotidiano para rechazar con vehemencia una iniciativa que parece más enfocada en los aspectos económicos y fiscales que en la vida, la salud y la paz de los habitantes del país.

Como reiteran los que saben y como imploran los que sufren, ninguna droga es recreativa, muy por el contrario, son adictivas y destructivas de vidas, familias y sociedades enteras.

Nuestro país no es la excepción. Tal y como dimos a conocer recientemente, en lo que va del año, la cifra de personas atendidas, únicamente en el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), por adicción a la marihuana es de 10.298, más del doble del año anterior (3.897).

Este crecimiento desproporcionado refleja el altísimo consumo de la droga en el país, que obviamente no se resuelve con su liberación. Por el contrario, eliminar la prohibición de su consumo alentaría que más personas la consuman, porque de paso, con la etiqueta de “recreativa” se ha dado la impresión de que prácticamente no tiene efectos secundarios para la salud.

En radical oposición a ello, corto plazo, según investigaciones que recoge el mismo IAFA, la marihuana puede provocar alteración en la memoria, pérdida de reflejos, movimientos lentos, dificultad para la toma de decisiones, sensación de euforia, apetito exagerado e irritabilidad.

A largo plazo, la cuestión se agrava con un desarrollo cerebral alterado, dependencia, pérdida de memoria, bajo rendimiento académico y laboral, enfermedades respiratorias crónicas, psicosis, ansiedad, depresión e insomnio. Ello sin mencionar que para muchas personas se convierte en la entrada a drogas más fuertes y perjudiciales.

Especialistas en neurociencias advierten sobre todo del daño a nivel en el desarrollo cerebral en personas jóvenes. De hecho, el cerebro madura entre los 25 y 30 años de edad, por lo que el consumo antes de esa edad invariablemente genera daños en su desarrollo.

En su pronunciamiento conjunto, el Colegio de Médicos y la Academia señalan que existe una amplia evidencia de que el uso regular de cannabis “puede ocasionar muchos efectos en la salud a largo plazo como en el corazón, infertilidad, posibles tumores de testículo, problemas en los bebés en el útero, en la conducción de vehículos, en la producción de dependencia, adicciones, trastornos ansiedad, psicosis y alteraciones de la capacidad cognitiva”.

Incluso sus autoridades cuestionan directamente el proyecto de ley, que por ejemplo, si bien establece una cantidad máxima que se puede tener por persona, ¿quién va a controlar que esto se cumpla a cabalidad?, incluso dudan de si se estaría dejando abierta la puerta para un consumo indiscriminado legal.

“Si Costa Rica no ha tenido éxito en la regulación de sustancias adictivas como el alcohol y el tabaco, menos podrá regular con éxito la producción y el consumo de la marihuana”, expresó con contundencia el Dr. Mauricio Guardia Gutiérrez, presidente del Colegio de Médicos. En esta misma línea, el Dr. Arístides Baltodano Agüero, presidente de la Academia, confirmó que la legalización del cannabis recreativo traería consecuencias negativas impredecibles, especialmente en ciertos grupos más susceptibles de la población, como los menores de edad. “Por ejemplo, cuando se ha legitimado la marihuana para usos medicinales en otras latitudes, se ha disparado el abuso de productos que contienen derivados de esta, particularmente entre los jóvenes, con efectos nocivos para su salud”, expresó Baltodano. 

Para redondear la censura, el mismo director del Organismo de Investigación Judicial, Randall Zúñiga, advirtió a los diputados que conforman la Comisión Permanente Especial de Ambiente, que la legalización de la marihuana para uso recreativo tiene más perjuicios que beneficios. Y el exministro de Seguridad Pública y ahora subdirector del mismo OIJ, Michael Soto, indicó que es incorrecto pensar que los delitos violentos como aquellos contra la propiedad privada van a disminuir con este proyecto de ley, pues las tasas son muy similares en países que la legalizaron y los que no.

Frente a todo ello, queda concluir que el proyecto en cuestión es un despropósito mayúsculo, fruto de una corta visión posiblemente ideologizada y debería de archivarse, siempre que no se antepongan otros intereses al bien común del pueblo y la racionalidad debida a quienes le gobiernan.

 

Suscríbase a la edición digital y disfrute de todo el contenido. Ingrese en este enlace y conozca nuestros cómodos planes.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad