Face
Insta
Youtube
Whats
Sábado, 13 Abril 2024
Suscribase aquí

Un nueve de setiembre del 2013, mi hermano Albán, que era solo un año mayor que yo, se suicidó, fue toda una tragedia para mí enfrentar esa situación, dolorosa y terrible, me cuestioné en lo más íntimo, en que fallé y en qué fallamos como familia, el cuestionamiento social no paró de perseguirnos, las personas en lugar de respetar nuestro profundo duelo y sufrimiento, nos hacían preguntas de las cuales hasta hoy no tengo, ni tenemos, respuestas.
La conducta suicida es multifactorial y tiene mucho que ver con lo social, el maltrato, el abuso sexual, el acoso escolar y trastornos como la depresión o los relacionados con la alimentación, estos pueden aumentar la probabilidad de cometer un intento de suicidio.
Es importante que desde la familia y desde una pedagogía temprana hablemos de nuestras emociones.

"La desesperanza es como una especie de lentes oscuros con las que solo vemos una visión muy negativa, del entorno y del futuro. Esto es lo que conduce a pensar que la situación que estamos viviendo no mejorará, sino que empeorará y que nadie nos puede ayudar", entonces, el suicidio se plantea falsamente como la única salida, tengo 30 años de ser activista en temas de salud mental, me he tomado en serio que soy sobreviviente al suicido, no solo de mi hermano, sino también de tres amistades cercanas a las que quise mucho y se suicidaron.

Para enfrentar estas situaciones, busqué ayuda profesional en un excelente psiquiatra, el Dr. Javier Contreras Rojas, quien me enseñó que no debe ser jamás un factor de vergüenza recurrir a la ayuda terapéutica, ahora continúo con el Dr. Ramírez, y en su consulta dejé lagrimas temores, gritos y voces, insomnio y crisis de pánico. Su ayuda profesional me sacudió y me hizo renunciar a ese estigma social y colectivo, que tiene la salud mental, también reconozco que mi fe profunda en Dios me ayudó a superar crisis, agradezco al Padre. Marvin Danilo Benavides, no se que sería de mis miedos y temores sin su ayuda espiritual.
 

 

“Mi papá había pedido que me pusieran el Sacramento de la Unción de los Enfermos y mi esposa oraba conmigo el rosario, aunque yo no podía responder, me cuenta que trataba de rezarlo con ella. En ese mismo momento sale la noticia de mi internamiento en los medios e inicia una cadena abrumadora de oración”.

El próximo sábado al atardecer, la Iglesia Católica iniciará el tiempo del Adviento, una época de preparación espiritual para la Navidad. A propósito de ello, los obispos del país han dado a conocer hoy un mensaje en el que exhortan a todos los creyentes y a las personas de buena voluntad a ser portadores de esperanza, a estar realmente cerca de los más necesitados, y manifestar así la solidaridad.

A continuación su comunicado íntegro:

 

MENSAJE PARA EL TIEMPO DE ADVIENTO DE LOS OBISPOS DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE COSTA RICA

LA ESPERANZA NOS ANIMA Y FORTALECE

«¡Qué hermosos son sobre las montañas los pasos del que trae la buena noticia, del que proclama la paz, del que anuncia la felicidad, del que proclama la salvación» Isaías 52, 7

 

Nos alegramos por el inicio de un nuevo Año Litúrgico, el cual comenzamos gozosamente con el Adviento, tiempo de esperanza y de gracia para preparar la venida del Señor a nuestras vidas.

Página 1 de 2

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Dignitas Infinita
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad