Face
Insta
Youtube
Whats
Lunes, 25 Octubre 2021
Suscribase aquí

Denuncian que la OMS pretende declarar la vejez como una enfermedad

By Octubre 01, 2021

La Organización Mundial de la Salud (OMS) busca incluir el envejecimiento biológico como una enfermedad, en la nueva versión de su Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud relacionados (ICD-11, o CIE-11), según información que ha trascendido.

La decisión se daría a conocer oficialmente el próximo año. La palabra “vejez” reemplazaría al término “senilidad” en esta nueva lista.

Esto ha generado el rechazo de diferentes organizaciones nacionales e internacionales a favor de los derechos y la dignidad de las personas adultas mayores, pues estas consideran que la vejez no debe considerarse bajo ninguna circunstancia como una enfermedad.

Asimismo, los críticos señalan que generaría confusión a la hora de diagnosticar una enfermedad o la causa de una muerte.

La Asociación Gerontológica Costarricense (Ageco) manifestó su rechazo a lo que consideró un “acto edadista que debe detenerse de inmediato” y un “retroceso en derechos humanos.

Ageco incluso envió una carta a la OMS, en la que pide revisar la intencionalidad y los alcances sociales de esta inclusión. Así como eliminar esta clasificación dentro del CIE-11, pues “promueve prácticas viejistas basadas en la idea errónea de que la vejez tiene relación directa con la enfermedad o la dependencia”.

 

Es erróneo relacionar vejez con enfermedad

 

Jenny Mora Vargas, psicogerontóloga de la Asociación Costarricense de Alzheimer, señala que la OMS busca utilizar términos como “vejez”, “senilidad”, “senectud” o “senil” sin tener una definición que permita describir una enfermedad o una causa de muerte.

En cualquier caso, expone que la vejez no se describe como una enfermedad, sino como “una etapa de la vida, la de persona mayor, cuyo inicio no está claramente asociada a una edad definida pues dependerá de la esperanza de vida media al nacer, que a su vez depende del entorno en que ha vivido la persona”.

Vargas incluso señala que la inclusión de “vejez” como enfermedad no es algo nuevo para el CIE-11, pues ya se había incluido en algunos apartados del CIE-10, por lo que “el problema ya está presente”.

A manera de comparación expone que “el CIE-10 tiene la categoría P95 Muerte fetal de causa no especificada y la categoría R95 Síndrome de muerte súbita infantil. Una es propia del período de gestación y otra de la etapa conocida como infancia.  Sin embargo, no se les llama Gestación o Infancia o sea no se les asigna el nombre de la etapa de la vida”.

La psicogerontóloga advierte que la categorización de la vejez como enfermedad se ha basado en una visión del Informe Mundial sobre el Envejecimiento y la Salud de 2015, el cual establece la vejez como una acumulación de cambios que pueden aumentar el riesgo de enfermedad, pueden provocar la disminución de capacidades y, finalmente, llevar a la muerte.

“El problema -explica- es que no es correcto asociar un proceso que se da durante toda la vida, el envejecimiento, con una de las etapas, la vejez, que se define por los años cumplidos”.

Y agrega: “Estas categorías asociadas a la vejez muestran la existencia de una percepción equívoca de la vejez en el área de salud, pero reflejan una percepción errada más global que encontramos en muchas áreas de nuestro entorno social y que llega a afectar la autopercepción del adulto mayor”.

Para Vargas, hay políticas y estereotipos sociales discriminatorios, en los que se asume que se asumen ciertos cambios físicos y fisiológicos como propios de cierta edad, cuando en realidad aparecen en momentos muy diferentes para las diferentes personas.

“Las categorías en discusión de “vejez” y “senilidad” favorecen esta visión discriminatoria hacia la persona mayor al establecer que entrar a una cierta edad se cambia la condición de una persona sana a una persona enferma”, denunció.

La especialista señala que de acuerdo con las categorías de Senilidad (R59 en CIE-10) y Vejez (MG2A en CIE-11) se podrían incluir en la misma categoría (de Senilidad o Vejez) a una persona de 66 años con problema cardiaco no identificado y una persona de 102 años con el mismo problema cardiaco no identificado; aun cuando la causa de dichas condiciones puede ser totalmente diferente y no estar relacionadas al envejecimiento.

“Esto afectaría seriamente los resultados estadísticos y por ende las políticas públicas que de ellos se deriven”, añadió.

También propuso como ejercicio imaginar lo que pasaría si al cumplir 65 años se considera que la persona está enferma de “vejez” y que esta sería una posible causa de muerte. “La injusticia no sólo estaría en el marcador de salud, el efecto discriminatorio podría pasar de invisibilidad a la consideración de estorbo y carga social”, argumentó.

Recordó, además, que “no empezamos a envejecer a los 65 años o cuando recibimos la carta de jubilación, estamos envejeciendo a lo largo de toda nuestra vida”.

Last modified on Viernes, 01 Octubre 2021 14:12
Danny Solano Gómez

Periodista, licenciado en Producción de Medios, especializado en temas de fe católica, trabaja en el Eco Católico desde el año 2009.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad