Face
Insta
Youtube
Whats
Miércoles, 21 Abril 2021
Suscribase aquí

Santa Josefina Bakhita

By Redacción Marzo 05, 2021

Memoria: 8 de febrero. 

 

Ella misma declaró: “Si volviese a encontrar a aquellos negreros que me raptaron y torturaron, me arrodillaría para besar sus manos porque, si no hubiese sucedido esto, ahora no sería cristiana y religiosa”.

 

Origen

No se conocen datos exactos sobre su vida, se dice que podría ser del pueblo de Olgossa en Darfur, y que 1869 podría ser el año de su nacimiento. Creció junto con sus padres, tres hermanos y dos hermanas, una de ellas su gemela.

 

Esclavizada

Luego de ser capturada, Bakhita fue vendida a cinco distintos amos en el mercado de esclavos. Nunca consiguió escapar, a pesar de intentarlo varias veces. Con quien más sufrió fue con su cuarto amo, cuando tenía 13 años. Fue tatuada, le realizaron 114 incisiones y para evitar infecciones le colocaron sal durante un mes. El comerciante italiano Calixto Leganini compró a Bakhita por quinta vez en 1882, y fue así que por primera vez era tratada bien.

 

Viaje a Italia

En 1884 Leganini dejó Jartum. Bakhita consiguió viajar con él y su amigo Augusto Michieli, a Italia. La esposa de Michieli los esperaba, y sabiendo la llegada de varios esclavos, exigió uno, dándosele a Bakhita. Bakhita trabajó de niñera y amiga de Minnina, hija de los Michieli.

 

Vida religiosa

Bakhita y Minnina ingresaron al noviciado del Instituto de las Hermanas de la Caridad. Bakhita conoció al Dios de los cristianos y fue así como supo que “Dios había permanecido en su corazón” y le había dado fuerzas para poder soportar la esclavitud, “pero recién en ese momento sabía quién era”. Recibió el bautismo, primera comunión y confirmación al mismo tiempo, el 9 de enero de 1890. Tomó el nombre de Josefina Margarita Afortunada.

 

Vida de servicio

Trabajó limpiando, cocinando y cuidando a los más pobres. Nunca realizó milagros ni fenómenos sobrenaturales, pero obtuvo la reputación de ser santa. Siempre fue modesta y humilde, mantuvo una fe firme en su interior y cumplió siempre sus obligaciones diarias.

 

Muerte y canonización

La salud de Bakhita se fue debilitando hacia sus últimos años. Falleció el 8 de febrero de 1947. San Juan Pablo II la canonizó el 1 de octubre del 2000. Su espiritualidad y fuerza la han convertido en Nuestra Hermana Universal, como la llamó el Papa.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad