Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 24 Enero 2021
Suscribase aquí

"No temas, ¿no estoy yo aquí que soy Tu Madre?"

By Redacción Diciembre 09, 2020

San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

Juan Diego era para el pueblo “un indio bueno y cristiano”, o un “varón santo”; ya sólo estos títulos bastarían para entender la fortaleza de su fama.

 Memoria: 9 de diciembre

 

Origen

San Juan Diego Cuauhtlatoatzin, a quien su memoria se une al hecho de la aparición de la Virgen de Guadalupe nació en 1474, en Cuauhtitlán, entonces reino de Texcoco, perteneciente a la etnia de los chichimecas. Su nombre original -Cuauhtlatoatzin- quiere decir “el que habla como águila” o “águila que habla”.

 

Hombre devoto

Según testifican las Informaciones Guadalupanas de 1666, Juan Diego era un hombre muy devoto y religioso, aspecto que lo ayudó a realizar una opción total por el Señor Jesús, bautizándose junto a su esposa, entre los años de 1524 y 1525. Él recibió el nombre de Juan Diego y ella el de María Lucía.

 

La oración en su vida

A Juan Diego le gustaba el silencio. Realizaba penitencias frecuentes entre las que solía caminar desde su poblado hasta Tenochtitlán, a 20 kilómetros de distancia, para recibir catequesis.

 

Encuentro con la madre

El sábado 9 de diciembre de 1531, muy de mañana, durante una de sus caminatas camino a Tenochtitlán, cuando el humilde indio llegó a las faldas del cerro llamado Tepeyac, se sintió atraído por un canto de pájaro que nunca había oído antes. Luego escuchó una dulce voz que lo llamó: “Juanito, Juan Dieguito”.

 

La Perfecta Siempre

El hombre subió a la cima de la colina y se encontró de frente a una joven con un vestido que brillaba como el sol. Se arrodilló adelante estupefacto y la escuchó presentarse: Soy la Perfecta Siempre Virgen María, La Madre del verdadero y único Dios”.

 

Fama de santidad

Desde el siglo XVI, existen documentos en donde se sabe de la vida y fama de santidad de Juan Diego, uno de los más importantes son las llamadas Informaciones Jurídicas de 1666, importante Proceso Canónico, aprobado por la Santa Sede y constituido como Proceso Apostólico, cuando se pidió la aprobación para celebrar la Fiesta de la Virgen de Guadalupe los días 12 de diciembre. San Juan Pablo II proclamó santo a Juan Diego el 31 de julio de 2002.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad