Face
Insta
Youtube
Whats
Lunes, 23 Mayo 2022
Suscribase aquí

Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura.

By Enero 19, 2022

Del santo Evangelio según san Lucas

1, 1-4; 4, 14-21

 

Muchos han tratado de escribir la historia de las cosas que pasaron entre nosotros, tal y como nos las trasmitieron los que las vieron desde el principio y que ayudaron en la predicación. Yo también, ilustre Teófilo, después de haberme informado minuciosamente de todo, desde sus principios, pensé escribírtelo por orden, para que veas la verdad de lo que se te ha enseñado.

(Después de que Jesús fue tentado por el demonio en el desierto), impulsado por el Espíritu, volvió a Galilea. Iba enseñando en las sinagogas; todos lo alababan y su fama se extendió por toda la región. Fue también a Nazaret, donde se había criado. Entró en la sinagoga, como era su costumbre hacerlo los sábados, y se levantó para hacer la lectura. Se le dio el volumen del profeta Isaías, lo desenrolló y encontró el pasaje en que estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para llevar a los pobres la buena nueva, para anunciar la liberación a los cautivos y la curación a los ciegos, para dar libertad a los oprimidos y proclamar el año de gracia del Señor.

 

Comentario al Evangelio

LA “BUENA NOTICIA”

El pueblo de Israel experimenta la cercanía, la intervención, la liberación de Dios. En los momentos más difíciles de su historia, cuando pensaban que ya no había salida, Dios escuchó su clamor y les respondió portentosamente. A la vuelta de Babilonia el pueblo se reencuentra con su tierra, reconstruye el Templo, el lugar más sagrado para ellos, la morada de Dios, y celebran fiesta proclamando el libro santo de la ley como buena noticia. Todo se lo deben al Señor y a Él se consagran (Nehemías 8,2-10). En verdad las palabras del Señor son espíritu y vida (Salmo 18).

La Buena Noticia de la liberación de Dios se cumple en Jesús. Él es el Mesías anunciado por Isaías. El lleno del Espíritu Santo, el ungido, el consagrado de Dios y enviado a comunicar la Buena Noticia a los pobres, a los cautivos la libertad, y anunciar un año de gracia del Señor. Identificado totalmente con la voluntad del Padre viene a realizar su obra de salvación, justamente, proclamando un tiempo de efusión especial de su gracia, de su misericordia, que se derrama especialmente con los más desfavorecidos (Lucas 1,1-4;4,14-21).

En Cristo quedamos todos íntimamente unidos por el Espíritu, aun en la diversidad, como los miembros en un cuerpo. Cada uno actuando según el designio de Dios para la edificación del Cuerpo de Cristo que es la Iglesia. Todos somos importantes, cada uno es tratado según su necesidad y existe una solidaridad que nos une, evitando divisiones. En la diversidad, formamos, en la Iglesia, el Cuerpo de Cristo (1Corintios 12,12-30). 

La Buena Noticia de Dios es nuestra salvación. Allí donde los esquemas humanos entienden la salvación como mérito nuestro, consecuencia de cumplir un código de leyes y de satisfacer a un Dios sediento de castigo, el Señor anuncia un regalo mayor de gracia. Y nos asombra haciendo resplandecer su Buen Noticia en los oprimidos de hoy, a los que se les conculca sus derechos más básicos a la vida y a una existencia digna como personas, a los que paradójicamente se excluye en busca de una sociedad mejor.  Realmente, para ellos, es una Buena Noticia, no para los satisfechos y orgullosos que no esperan nada más. El mal se vece con una sobreabundancia de amor, a la medida de Dios.

Y es una Buen Noticia comunitaria. Todos estamos llamados a la salvación por medio de Cristo, integrándonos en Él por la fuerza del Espíritu, formando juntos su único Cuerpo. Sólo la unidad en Cristo nos salva y ésta se materializa y hace efectiva en la unidad con los hermanos que integran el mismo Cuerpo. Así comprendemos que no hay otro camino para llegar a Dios que la unidad con nuestros hermanos y el caminar con ellos, favoreciendo a los más débiles para que todos podamos representar a Cristo.

Cristo no pretende cautivarnos ni manipularnos con palabras vacías, sino que habla al corazón. Su Palabra, acogida en fe, en apertura a la acción del Espíritu realiza lo que anuncia, nos comunica la misma vida de Dios. Él es la Buena Noticia, la Palabra misericordiosa del Padre pronunciada en nosotros para realizar su designio salvador, la efusión del amor del Padre que es capaz de restablecer nuestra dignidad, unirnos como hermanos y hacernos mensajeros de su salvación, favoreciendo la participación en Él, por el Espíritu, en la Iglesia.

Celebramos el Domingo de la Palabra de Dios, jornada instituida por el Papa Francisco en el 2019. La Palabra es el alimento para la vida que precisamos en este caminar juntos como pueblo de Dios. Oramos por los seminaristas que hoy son instituidos en el ministerio del lectorado. También por Mons. Juan Miguel que será ordenado obispo de San Isidro. El Señor les bendiga junto a sus familias.

Mons. Bartolomé Buigues Oller

Obispo de Alajuela

 

Martín Rodríguez González

Periodista, licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva y egresado de la maestría en Doctrina Social de la Iglesia. Trabaja en el Eco Católico desde el año 2002 y desde el 2009 es su director.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad