Face
Insta
Youtube
Whats
Miércoles, 21 Abril 2021
Suscribase aquí

La primera Eucaristía en Costa Rica. Art. 16.

By Pbro. Fernando A. Vílchez C. Junio 08, 2020

-Artículo 16-

Durante la estadía de Cristóbal Colón en Costa Rica en 1502 se celebró por primera vez la Santa Eucaristía.

Luego de comentar brevemente, en los artículos anteriores, los tres temas propuestos sobre las bulas alejandrinas, el patronato y la legislación indiana, como parte de los múltiples aspectos sociales, políticos, militares, económicos, culturales y religiosos que deben ser considerados para el estudio de la presencia española en territorio americano en el contexto de los siglos XV y XVI, podemos ahora comprender mejor el camino de configuración eclesiástica de Costa Rica hasta llegar a la creación de la Provincia Eclesiástica.

Ese proceso de configuración eclesiástica tuvo su punto de inicio, si se quiere remoto y simbólico, con ocasión del cuarto y último viaje de Cristóbal Colón (1451-1506) en el año 1502, llegando por primera vez a tierra continental, concretamente a las costas del Caribe centroamericano, navegando desde Punta Caxinas en Honduras hasta el Archipiélago de San Blas en Panamá; pensando aún que se trababa de las regiones orientales de China, como él mismo lo comenta en sus cartas.

Es de interés particular el dato de que, entre setiembre y octubre de 1502, Cristóbal Colón estuvo anclado ante las costas de la actual Costa Rica por espacio de diez a dieciocho días. Las crónicas confirman que, es posible que entre el 17 o el 18 de setiembre, o bien, con total certeza, que entre el 25 de setiembre y el 5 de octubre de 1502, la expedición estuvo anclada frente a nuestras costas del Caribe, en la localidad conocida por los indígenas como Cariay o Cariarí, y más concretamente en la isla conocida también por los indígenas como Quiribrí, llamada por el Almirante “La Huerta”, frente a la actual ciudad de Limón.

Una de las fuentes del hecho, Hernando Colón (1488-1539), hijo del Almirante y testigo presencial con entonces trece años, cuenta: “[...] El domingo 25 de setiembre, siguiendo hacia el Mediodía, fondeamos en una isleta llamada Quiribrí, y en un pueblo de Tierra Firme llamado Cariay, que eran de la mayor gente, país y sitio que hasta entonces habíamos hallado; así porque la tierra era alta y de muchos ríos, y abundante en árboles altísimos, como porque dicha isleta era frondosísima, llena de boscajes de árboles muy erguidos, así de palmitos y mirobálanos como de otras muchas especies. Por lo cual el Almirante la llamó la Huerta […]”.

Valga la última expresión para hacer un paréntesis recordando que el nombre de “Costa Rica” no fue dado por Colón a nuestro territorio, sino que la primera vez que aparece dicho nombre, al menos que sepamos hasta ahora, fue el 17 de diciembre de 1539, en la Real Provisión de la Audiencia de Panamá dirigida al Gobernador de Nicaragua, Rodrigo de Contreras (1535-1544), acerca de la conquista y población de nuestro territorio, en la que se le informa que Hernán Sánchez de Badajoz (+1546) había recibido autorización de parte de los herederos de Cristóbal Colón para la conquista y colonización del Ducado de Veragua -limítrofe con nosotros al sur- y de parte de su suegro, el Dr. Francisco Pérez de Robles, oidor de la Audiencia de Panamá, para conquistar la parte del territorio que no comprendía el Ducado ni la Gobernación limítrofe de Nicaragua. Hay que decir que será hasta mucho tiempo después que la Provincia recibirá definitivamente el nombre de Costa Rica, pues antes se le denominó indistintamente también “Cartago” o “Veragua”.

Volviendo a nuestro punto, entendemos que por el mandato evangelizador que brota de la concesión de las bulas alejandrinas, ya comentado, es sabido que en este viaje de Colón estuvo presente un sacerdote de la Orden de los Mercedarios, de nombre Fray Alejandro de Barcelona O. de M., quien se mantuvo acompañando la expedición desde España hasta su llegada a la Isla de La Española, donde finalmente permaneció, y consta que celebró la Eucaristía antes y después de su estadía el Caribe nuestro.

Efectivamente, el 14 de agosto de 1502 en Punta Caxinas en la actual Honduras, Fray Alejandro celebró la que fue la primera Eucaristía en tierra firme americana, cuyos 500 años fueron conmemorados solemnemente por la Iglesia de Honduras en el año 2002, hasta con la participación de un Delegado papal.

Por ello, es totalmente seguro que, en o ante las costas de la hodierna ciudad de Limón se celebró en esta ocasión y por primera vez la Santísima Eucaristía, ya que está claro que, durante dos o tres domingos, el 18 de setiembre tal vez, pero con certeza el 25 de setiembre y el 2 de octubre de 1502, Cristóbal Colón y sus hombres estuvieron en Quiribrí ante Cariay, y en el contexto del siglo XVI, con la presencia de un sacerdote no podía faltar la Santa Misa en Domingo. Aunque de hecho no conste por escrito dicho acontecimiento en las narraciones, pues siempre hay que recordar cómo se escribieron las crónicas de la época, y como suele acontecer normalmente, en las que lo que era evidente y cotidiano no se ponía por escrito.

Parafraseando al Dr. Héctor Fasoli de la Universidad Católica de Argentina (U.C.A.), quien comenta la celebración de los 500 años de la primera Eucaristía en Argentina, el 1° de abril de este año 2020, podemos decir que esa primera Misa “constituyó un acto fundacional de nuestra patria, anterior a cualquier institución política en estas tierras” por lo que corresponde destacar el “singular designio de haber nacido primero espiritualmente y después de manera secular” (Cfr. ACI Prensa, 30 de enero del 2020), ya que la Eucaristía se celebró en nuestro caso cincuenta y nueve años antes de la primera población permanente de españoles en Costa Rica, que fue el poblado de Garcimuñoz, fundado en 1561 en el Valle Central occidental, que luego, desde el año 1563, pasó a ser la ciudad de Cartago.

El pasado 13 de febrero del 2020 la Conferencia Episcopal de Costa Rica celebró la apertura del Año Santo Jubilar con ocasión del Centenario de la Provincia Eclesiástica en Costa Rica (2020-2021) en la Catedral de Limón, teniendo presente la celebración de la primera Eucaristía en este territorio. Por ello, la celebración del Centenario de la creación de la Provincia Eclesiástica en Costa Rica tiene la centralidad de la Eucaristía.

Más que el profundo simbolismo que encarna, ese encuentro de 1502 no tuvo mayores consecuencias inmediatas para nuestro territorio, tanto así que, entre 1502 y 1560, solamente tienen lugar gran cantidad de intentos de exploración y de conquista de lo que será Costa Rica, tanto por el Caribe como por el Pacífico, venidos en su inmensa mayoría desde Panamá. Ya para cuando Panamá, Nicaragua y las otras regiones del Continente van siendo debidamente pobladas por los españoles.

Last modified on Sábado, 20 Junio 2020 19:16

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad