Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 13 Junio 2021
Suscribase aquí

Cuidar la familia es la mejor inversión

By Mayo 19, 2021

Las dificultades, el trabajo y las distracciones de la vida actual pueden hacer que quede poco tiempo para compartir con quienes amamos.

Sin embargo, como si se tratara de hacer una inversión, lo mejor que podemos hacer es dedicar a la familia tiempo, detalles y una esmerada vida espiritual.

El objetivo es lograr un balance entre las obligaciones de la vida cotidiana y aquello que debe de ser prioritario y fundamental.

El tiempo en familia significa espacio para compartir y buscar una actividad en la que puedan disfrutar todos los miembros, puede ser un juego de mesa para grandes y pequeños, jugar en el parque, cantar una canción infantil, contar un cuento o una historia con moraleja si están pequeños…

También es importante conversar qué hicieron en el día, qué cosas nuevas han aprendido, qué es lo que más les ha gustado y qué no. Este espacio es muy valioso para los hijos y lo tienen presente a lo largo de su vida.

Si bien hoy muchos padres o madres no pueden estar presentes físicamente todo el tiempo con los hijos, es importante que les puedan hacer saber que están atentos a ellos. Por ejemplo, que pueden llamarlos durante la tarde al menos una vez para expresarles su cariño y cuando los ven al final del día, les digan que estuvieron pensando en ellos.

 

Planear juntos

 

Para el abogado experto en familia Jesús Rosales, de Enfoque a la Familia, “en lo cotidiano, disfrutar tiempo en familia significa aprovechar los escasos momentos del día para comunicarnos, informarnos y obtener relativa proximidad. Es tomar el tiempo del desayuno, del almuerzo o de la cena -cuando sea posible- para encontrarse y compartir. Es poder planear algunas de las actividades o diligencias cotidianas para hacerlas juntos, procurar coincidir, y disfrutar de esos momentos”.

En lo cotidiano, disfrutar tiempo en familia significa aprovechar los escasos momentos del día para comunicarnos, informarnos y obtener relativa proximidad. Es tomar el tiempo del desayuno, del almuerzo o de la cena -cuando sea posible- para encontrarse y compartir. Es poder planear algunas de las actividades o diligencias cotidianas para hacerlas juntos, procurar coincidir, y disfrutar de esos momentos.

Ese tiempo en familia debe de planearse juntos, donde todos los miembros del hogar participen, para que sea disfrutado por todos, y no solo por unos. Todos deben expresar su opinión, sus intereses y sentir que sus puntos de vista fueron importantes en la decisión.

“No es fácil pasar mucho tiempo en familia en la sociedad que nos toca vivir actualmente. Pareciera que la vida laboral, la dinámica social, la cultura centrada en el tener y en el hacer -en lugar del ser-, atentan contra quienes desean hacer prevalecer los adecuados equilibrios y colocar a la familia en el lugar de privilegio que le corresponde”, constata el Dr. Rosales.

No obstante, cada familia debe hacer los ajustes necesarios que les permita conseguir un balance entre sus vidas de trabajo y sus vidas de familia. El tiempo invertido en familia evita deterioros y distancias. Es fundamental en el proceso de consolidación de la vida conyugal y en el cuidado, crianza y educación de los hijos.

“El tiempo compartido en familia es clave para el logro de hogares más fuertes, sólidos, saludables y con mayores niveles de bienestar, disfrute y felicidad”, concluye.

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes semestrales, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad