Face
Insta
Youtube
Whats
Martes, 04 Agosto 2020
Suscribase aquí

Asumamos nuestra responsabilidad y fortalezcamos la unidad y la esperanza

By Redacción Julio 21, 2020

Mensaje al pueblo de Dios de los Obispos de la Conferencia Episcopal de Costa Rica ante el agravamiento de la crisis por el Covid-19 en el país.

 En su Cruz hemos sido salvados para hospedar la esperanza y dejar que sea ella quien fortalezca y sostenga todas las medidas y caminos posibles que nos ayuden a cuidarnos y a cuidar. Abrazar al Señor para abrazar la esperanza. Esta es la fuerza de la fe, que libera del miedo y da esperanza.   (Momento de oración en tiempos de epidemia 27 de marzo)

El Papa Francisco en su bendición extraordinaria para todo el mundo, el pasado mes de marzo, nos confortaba con estas palabras y nos exhortaba a cuidarnos y cuidar, a mantener la esperanza cuando el azote del Covid- 19 se cernía sobre Europa. Hoy es América Latina el epicentro de la pandemia, y Costa Rica no se escapa a esta realidad.

Agradecemos a nuestras autoridades sanitarias el que en todo momento hayan asumido la responsabilidad de cuidarnos, dando seguimiento a esta pandemia y ofreciéndonos las mejores medidas para evitar males mayores. El que hayan asumido claramente la prioridad de cuidar nuestra salud, la vida de los habitantes de nuestro país.

Bien nos han informado ya de que en estos momentos en que la cifra de contagios aumenta exponencialmente y se va verificando una transmisión comunitaria del virus, enfrentamos una emergencia de atención puesto que aumentan los pacientes hospitalizados y corremos el riesgo de un colapso de nuestros hospitales.

Manifestamos que es una grave responsabilidad moral, derivada de la fe, cuidar de la propia salud y de la salud de los demás hermanos (familia, compañeros, amigos, transeúntes, etc.), observando fielmente las disposiciones y medidas sanitarias que las autoridades nos han dicho e insistido desde el inicio de esta crisis. La vida es un don de Dios que cada uno debe cuidar para sí mismo y para los demás también. Es algo de lo que hemos dar cuenta a Dios.

Estimamos que ha habido falta de conciencia y responsabilidad en el gran aumento de casos que ha habido en estos días y llamamos a la conciencia y al corazón de todos para que acojamos de buen grado y acatemos las disposiciones sanitarias. Un llamado a la cordura, a la solidaridad con los demás, a percibir el bien común en la necesidad de cuidar la salud de todos los costarricenses.

El Señor es nuestra fortaleza siempre, la fe nos permite siempre descansar en Él y cuidarnos porque apreciamos la vida que nos ha dado.  Confiando siempre en el auxilio del Señor por la poderosa intercesión de la Bienaventurada Virgen María, Nuestra Señora de los Ángeles, veamos el futuro con esperanza haciendo lo que nos corresponde a favor de todos.

 

Dado en San José, el tres de julio de 2020, en la fiesta de Santo Tomás Apostol.

 Obispos del país

  

Last modified on Martes, 21 Julio 2020 16:57

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad