Artículos

Más pesebres que habitantes

Escrito por Eco Catolico on . Posted in Iglesia en el mundo

 

Más pesebres que habitantes

 

ROMA - El pueblito de Ossana, en Val di Sole en el noreste de Italia, es el único que tiene más representaciones del pesebre navideño que habitantes.

Este año tiene 890 frente a sus 852 residentes, un récord que será celebrado en la 18a. edición de la iniciativa que los exhibe, realizada desde el 1 de diciembre al 7 de enero en las calles del pueblo.

La contribución decisiva para lograr este original  récord llegó con la donación de su colección privada de pesebres de parte de un ciudadano véneto -recientemente fallecido- apasionado por estas representaciones navideñas. 

Se trata de un patrimonio inestimable, por cantidad y variedad, compuesto por 760 obras que se pueden visitar en la Casa de los Frescos.

Afuera, expuestos en varios patios y entre las calles más sugestivas de Ossana, se ven otros 130 pesebres de grandes dimensiones y, en muchos casos, de tamaño natural.

Todos los sábados de diciembre por la tarde, y también todos los días del 23 de diciembre al 7 de enero, se organizará en la Iglesia de San Vigilio un pesebre en movimiento, con escenas de la vida cotidiana de hace décadas.

Para los visitantes, el municipio previó una suerte de “recorrido guiado”: el comienzo y el final del sendero serán marcados con sendos mercaditos navideños.

En las decenas de puestitos de madera se exponen, por decisión de la administración municipal, solo productos de la artesanía local y de las excelencias gastronómicas regionales.

“No queríamos pacotilla hecha en China -explicó el alcalde Luciano Dell’Eva- sino queremos que las manifestaciones del período natalicio sean ocasión para redescubrir las muchas cosas maravillosas que nuestros artesanos saben crear con sus propias manos. (ANSA).

Contra celulares durante la misa

Escrito por Eco Catolico on . Posted in Iglesia en el mundo

 

Contra celulares durante la misa

 

VATICANO - Hace exactamente dos semanas, el Papa Francisco sorprendió al mundo entero con una reflexión acerca del uso de los celulares en Misa y en la catequesis del miércoles 22, lo volvió a hacer.

En la Audiencia anterior, expresó la tristeza que le provoca “cuando celebro aquí en la Plaza o en la Basílica y veo tantos celulares levantados, no solo de los fieles, también de algunos sacerdotes y también obispos”.

Y en la nueva catequesis que pronunció sobre la Misa durante la Audiencia General, volvió a poner el punto de atención sobre este hecho.

“Pensemos, si estuviéramos allí, en el Calvario y supiéramos que aquel hombre de allí es Jesús: ¿nos permitiríamos murmurar, tomar fotografías, hacer el espectáculo? ¡No! Porque es Jesús. Seguro que estaríamos en silencio, en el llanto y en la alegría de ser salvados. Cuando entramos en la iglesia para entrar en Misa, pensemos en esto: estoy accediendo al Calvario, donde Jesús entrega su vida por mí”.

En este sentido, Francisco explicó cómo debe ser la actitud de un cristiano en la Eucaristía: “Eso es la Misa, es entrar en esa pasión, muerte y resurrección de Jesús. Y cuando vamos a Misa es como si fuéramos al Calvario, es lo mismo”. 

También el Papa Francisco criticó el “escaso sentido de la responsabilidad de parte de muchos conductores, que a menudo parecen no darse cuenta de las graves consecuencias de su desatención, por ejemplo el uso impropio de los celulares, o de sus desarreglos”. “Esto -observó el pontífice- es causado por una prisa y una competitividad asumidas como estilo de vida, que hacen de los otros conductores obstáculos o adversarios que superar, transformando las calles en pistas de Fórmula 1 y la línea del semáforo en la partida de un Gran Premio”.

Francisco lo dijo a los dirigentes y al personal de la dirección central para la policía carretera y ferroviaria, recibidos en audiencia en la Sala Clementina en ocasión de los 110 años de la Policía Ferroviaria y de los 70 años de la Policía Carretera. (ACI y ANSA)

Obligan a cambiar la cruz por imagen del Presidente chino

Escrito por Eco Catolico on . Posted in Iglesia en el mundo

Obligan a cambiar la cruz por imagen del Presidente chino

  

Para lograrlo, las autoridades comunistas amenazan con retirar las ayudas económicas a las familias que no obedezcan.


CIUDAD DEL VATICANO - Las autoridades locales de la región de Yuang, en la provincia china de Jiangxi, están presionando a cristianos chinos para que retiren del interior de sus casas la cruz y el cuadro de Jesús y que los sustituyan por la imagen del Presidente de la República Popular China, Xi Jinping.

Según informa el periódico South China Morning Post el objetivo de estas presiones es “convertir a los creyentes de la religión, en creyentes del Partido Comunista”. Para lograrlo, amenazan con retirar las ayudas económicas a las familias que no obedezcan.

Este chantaje está teniendo un impacto fuerte entre la población cristiana de la zona, un 10%, ya que se trata de una región rural en la que la población vive en situación de pobreza: el 11% de su millón de habitantes vive bajo el umbral de pobreza.

Esta medida coincide con la nueva etapa inaugurada en China desde que Xi Jinping accedió a la Secretaría General del Partido Comunista Chino, en noviembre de 2012, y, un año después, a la Presidencia de la República Popular China.

La concentración de poder en manos de Xi Jinping se ratificó y amplió tras el congreso general del Partido Comunista celebrado el pasado mes de octubre.

Durante esa sesión, el mismo Presidente anunció el nacimiento de una “nueva era” para China en la que el “gigante asiático” debería aspirar a convertirse en la principal potencia política, económica y militar del mundo.

Para los ciudadanos chinos, esa “nueva era” se ha traducido en la imposición del culto a la figura del Presidente, un fenómeno que no se producía en el país asiático desde tiempos de Mao Tse-Tung, el sangriento líder comunista impulsor de la Revolución Cultural China que causó millones de muertos y supuso la instauración del comunismo.

Según confirmaron a la publicación citada algunos funcionarios locales, al menos 600 personas han retirado ya de sus hogares los símbolos religiosos y los han sustituido por retratos del Presidente y simbología del Partido Comunista.

El representante de la región en la Asamblea Popular China, Qi Yan, explicó que la campaña se inició en el pasado mes de marzo y se ha centrado principalmente en familias que reciben ayudas para erradicar la pobreza.

“Estas personas -afirmó- viven en situaciones de pobreza, muchas veces por la enfermedad de algún familiar, y piensan que si creen en Jesús se curarán de su enfermedad. Lo que queremos es hacerles entender que su enfermedad es algo físico, y que la gente que realmente puede ayudarles es el Partido Comunista y su Secretario General”. (ACI)

Juan Pablo I a la espera de un milagro para ser beato

Escrito por Eco Catolico on . Posted in Iglesia en el mundo

 

Juan Pablo I a la espera de un milagro para ser beato

 

Su pontificado duró únicamente 33 días, por lo que ha sido uno de los más cortos de la historia de la Iglesia.


VATICANO - El Papa Francisco firmó el jueves 9 de noviembre el decreto que reconoce las virtudes heroicas del Papa Juan Pablo I, por lo que ya es venerable.

La firma del decreto se produjo 3 días después del voto unánime de la Congregación para las Causas de los Santos favorable a este reconocimiento. De esta manera se abre las puertas para la beatificación del fallecido Pontífice para lo cual hace falta que se obre un milagro por medio de su intercesión.

El venerable Juan Pablo I, cuyo nombre antes de ser elegido Papa era Albino Luciani, nació el 17 de octubre de 1912 en Forno di Canale, Italia, y falleció el 28 de setiembre de 1978 en el Palacio Apostólico del Vaticano como resultado de un fallo cardíaco derivado de una enfermedad mal tratada.

Albino Luciani fue Patriarca de Venecia entre 1969 y 1978. El 26 de agosto de 1978 resultó elegido por los Cardenales para suceder al Papa Pablo VI en la Cátedra de San Pedro. 

Fue el primer Papa nacido en el siglo XX y, hasta el momento, el último italiano.

Tras su muerte repentina, que causó una enorme conmoción en la Iglesia, fue elegido Papa San Juan Pablo II.

Albino Luciani fue ordenado sacerdote el 7 de julio de 1935. En ese mismo año, fue nombrado Vicario Cooperador de Agordo, Italia, y profesor de religión en dicha localidad.

En 1937 fue nombrado subdirector del Seminario Gregoriano de Belluno, Italia.

Se licenció en Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma en el año 1947 y unos meses después fue nombrado Procanciller Episcopal de la Diócesis de Belluno.

Un año después recibió el nombramiento como Provicario General de esa misma diócesis y, en 1954, Vicario General. 

En 1958 el Papa Juan XXIII lo promovió a Obispo de Vittorio Veneto. Recibió la consagración episcopal en la Basílica de San Pedro del Vaticano el 27 de diciembre de 1958.

Entre 1962 y 1965 participó en las diferentes sesiones del Concilio Vaticano II y, en 1969, fue promovido a Patriarca de Venecia. En 1972 fue elegido Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Italiana y el 5 de marzo de 1973 fue creado Cardenal.

En el Cónclave celebrado el 26 de agosto de 1978 para suceder a Pablo VI en la Cátedra de San Pedro resultó elegido Papa con el nombre de Juan Pablo I. Su Pontificado duró 33 días, hasta su repentino fallecimiento el 28 de setiembre de 1978. (ACI)

Celebra misa en frontera para abogar por migrantes

Escrito por Eco Catolico on . Posted in Iglesia en el mundo

 

Celebra misa en frontera para abogar por migrantes

 

EL PASO, TEXAS - En la Misa celebrada en la frontera de Estados Unidos y México, al pie del Río Grande, Mons. Mark Joseph Seitz, Obispo de El Paso, Texas, alentó a los fieles a trabajar a favor de los migrantes, que se arriesgan a la muerte “buscando una vida aquí”.

“Ese Río Bravo, Río Grande, ¿es un río de vida o un río de muerte? Es, de alguna forma, ambas cosas”, señaló.

En la Misa, celebrada el 4 de noviembre, el Prelado recordó que pocos meses atrás, en solo una semana, “cinco personas murieron, cinco preciosas creaciones de Dios”.

“Hermanos nuestros, hermanas nuestras, miembros de sus familias, buscando una vida aquí, se murieron en esta agua”, lamentó.

Mons. Seitz destacó que el río provee a la zona de “agua para vivir, particularmente en el desierto”, por lo que fue aprovechada por los habitantes de la región desde muchos siglos atrás.

“Pero ahora, a causa de nuestros asuntos políticos, es también lugar de la muerte”, dijo.

Citando la Carta de San Pablo a los Romanos, el obispo estadounidense reflexionó sobre el cuerpo como una unidad, que a la vez tiene muchas fronteras, pues “cada célula tiene su pared”.

“Esa pared tiene un secreto para funcionar, es permeable, porque las cosas que necesitan pasar pueden pasar, las cosas que necesitan entrar en la célula pueden entrar”, dijo, así como que “las cosas que necesitan salir, pueden salir”.

“Pero es una manera ordenada, controlada. Pero es permeable y por eso nuestro cuerpo puede funcionar”, dijo.

Mons. Seitz subrayó que la frontera “debería permitir el paso, así como permite el paso de esta agua, que vuelve verde y fértil por todo lo que pasa”, y recordó que “todos somos parte de un cuerpo” encabezado por Cristo, Buen Pastor.

“Sin importar qué fuerzas traten de dividirnos, debemos recordar que somos un solo cuerpo bajo un Pastor, un Creador, que nos ha hecho a todos, y nos ha dado un lugar en el cuerpo”, señaló.

“Ninguna frontera debe dividirnos”, remarcó.

El obispo señaló también que no es suficiente congregarse cada año en la frontera “para hablar acerca de esta realidad”, sino que “necesitamos trabajar”.

“No estamos hablando solo de políticas publicas aquí, estamos hablando de decisiones, que son decisiones de vida y muerte”, dijo.

“Nosotros, como Iglesia de Dios, necesitamos vivir esta realidad, enseñar y mostrar lo que creemos en nuestro servicio a los migrantes, y refugiados”, precisó. (ACI)