Artículos

Imparable violencia anticristiana

Escrito por Eco Catolico on . Posted in Iglesia en el mundo

CIUDAD DEL VATICANO. El drama de la persecución cristiana no se remonta únicamente a los primeros siglos de la cristiandad, sino que actualmente sigue existiendo y reflejándose en las alarmantes cifras de personas asesinadas en diversos países del mundo, por no renegar de su fe. 

Los últimos datos estadísticos publicados en varias organizaciones internacionales, entre ellas “Puertas Abiertas” (Open Doors) que cada año elabora un índice mundial que evalúa la situación de persecución a cristianos en el mundo y ofrece un ranking de países donde vivir la fe cristiana es más arriesgado; indican que la violencia anticristiana “no se ha detenido”.

Prueba de ello son los 3.066 cristianos muertos por causas directamente relacionadas con su fe, así como las 793 iglesias o propiedades eclesiales atacadas en 2017.

Se trata de una persecución que no solo se demuestra en actos de violencia y encarcelamientos, sino que la investigación analiza muchas otras formas de persecución entendidas como “opresión” en diferentes niveles y ámbitos sociales.

Eso explica, por ejemplo, el hecho de que Nigeria, a pesar de haber sido el país con mayor número de cristianos muertos a causa de su fe (2.000 aproximadamente), sólo ocupe el 14º puesto de la clasificación de los 50 países donde existe mayor persecución. 

Por su parte, Corea del Norte encabeza el país con mayor persecución cristiana en todos los ámbitos comprendidos: privado, familiar, social, eclesial y nacional; seguido por otros países como Afganistán, Pakistán, India, llegando incluso a afectar a fieles de países europeos.

Si es que la falta de tolerancia a la libertad de credo, es un mal social que no conoce límites geográficos ni fronteras ideológicas: más allá de los intereses políticos y económicos ocultos detrás de la persecución religiosa, esta consiste en definitiva, en un rechazo hacia la fraternidad entre los pueblos, fruto de una educación marcada por el odio, y el miedo a los “desconocido o diferente”. 

Y sobre ello ha hablado el Papa Francisco en tantas ocasiones recordando que “los mártires cristianos de hoy son en número muchos más respecto a los de los primeros siglos”, una realidad que, a menudo, es silenciada y escondida por los medios de comunicación y la comunidad internacional, pero que como miembros de la Iglesia “no podemos ignorar”. (NEWS.VA)

Obispos chilenos: “Si es necesario pediremos perdón setenta veces siete”

Escrito por Eco Catolico on . Posted in Iglesia en el mundo

CIUDAD DEL VATICANO. A pocas horas del inicio de los encuentros del Santo Padre con los obispos chilenos, ofrecieron una conferencia de prensa en la que expresaron su sentir sobre los temas de dicho encuentro, a saber: abusos de poder, abusos de conciencia y abusos sexuales que han ocurrido en las últimas décadas en la iglesia chilena, así como a los mecanismos que han llevado en algunos casos a su encubrimiento y a las graves omisiones hacia las víctimas. 

“Nuestra actitud es, en primer lugar, de dolor y vergüenza. Dolor, porque, lamentablemente, hay víctimas: hay personas que son víctimas de abusos, y eso nos causa un profundo dolor. Y la vergüenza, porque estos abusos se han producido en ambientes eclesiales que son justamente aquellos en donde no debieron ocurrir jamás este tipo de abusos”, aseguraron. 

“Con toda humildad queremos escuchar lo que él tendrá para decirnos”, agregó el Auxiliar de Santiago, y aludió a una tercera actitud, de “apertura al discernimiento en conjunto con el Santo Padre, tanto personal como comunitario, de todos los obispos de Chile”, que conlleve a este proceso sinodal, que permitirá renovar la iglesia chilena. (NEWS.VA)

Nicaragua se consagró al Inmaculado Corazón de María

Escrito por Eco Catolico on . Posted in Iglesia en el mundo

Cientos de miles de nicaragüenses peregrinaron hasta la Catedral Metropolitana de Managua el pasado 28 de abril, con el objetivo de hacer un llamado a la paz y consagrar a Nicaragua al Inmaculado Corazón de María, tras la violencia que se ha generado en ese país a raíz de las protestas ciudadanas en contra del gobierno.

El Presidente Daniel Ortega tomó la decisión unilateral de aumentar las cuotas obrero patronales del seguro social, así como una reducción del 5% de las pensiones para los jubilados. 

Esto provocó un disgusto de la población desde el 18 de abril y hubo manifestaciones en las que se denunció represiones y agresiones por parte de autoridades y grupos afines al gobierno. Los medios de comunicación han informado que la cifra de muertos ascendería a 60 personas y cientos de heridos.

Los peregrinos portaban rosarios, banderas blanquiazules y blancas con amarillo. Una vez llegados al templo catedralicio el Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua, realizó la liturgia de la Palabra, y Mons. Silvio Báez, Obispo Auxiliar, procedió a hacer la consagración.

En la actividad se rezó el Santo Rosario previo a la liturgia y se pidió por todos los fallecidos en las protestas, así como por sus madres. 

También se rezó por los heridos en los enfrentamientos y la intercesión de la Virgen por los Obispos y la delegación de la Conferencia Episcopal que participará en el diálogo nacional, que fue convocado por el gobierno sin definir fecha y en el que pidió su participación como garante.

Diálogo nacional sin avances 

“Si en un mes no vemos que hay avance en el diálogo, que está estancado, que no hay buena voluntad, que no se logra ningún resultado, que estamos perdiendo el tiempo, los obispos nos retiramos”, afirmó el cardenal Leopoldo Brenes. 

Por otro lado, Mons. Báez escribió en su cuenta de Twitter que “el diálogo nacional es un riesgo. Puede ser una estrategia del Gobierno para volver a lo de siempre, a lo mejor no se logra nada”.

Y agregó: “Pero los obispos queremos la verdad, no nos dejaremos instrumentalizar y solo buscaremos lo mejor para Nicaragua. ¡Correremos el riesgo!”.

Asimismo, también ha dejado claro que “los criminales que han asesinado y torturado a nuestros jóvenes no piensen que el diálogo nacional será un manto de impunidad. Ante todo verdad y justicia”. 

Sin bien no hubo enfrentamientos violentos durante la Consagración, hubo ciertos incidentes. Días antes el Mons. Báez denunció que el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) no había dado la autorización para el transporte de autobuses de Masaya y Carazo. Después de su comentario en Facebook finalmente se otorgó el permiso.

Por otro lado, Mons. Brenes condenó la acción irrespetuosa de un hombre que ingresó en motocicleta a la Catedral el domingo 29 de abril y gritó de manera retadora: “¿Quién es el que quiere la paz?”. Fue invitado a salir de manera pacífica y accedió salir. El hecho fue capturado en video.

 

“No existe la evangelización de oficina”

Escrito por Eco Catolico on . Posted in Iglesia en el mundo

“No existe la evangelización de oficina”

 

Francisco subraya que ésta se estructura en tres palabras: “levántate”, “acércate” y “comienza desde esta situación”.

 

CIUDAD DEL VATICANO. Todos los cristianos tienen la “obligación” y la “misión” de evangelizar, pidiendo la gracia de ser “oyentes del Espíritu” para “ir en salida”, demostrando “la cercanía a la gente” y partiendo “de las situaciones concretas”.  

De esta manera reflexionó en la Misa de la Casa Santa Marta del 19 de abril sobre el libro de los Hechos de los Apóstoles, en donde se lee que un ángel del Señor se presentó a Felipe y le dijo: “Dirígete hacia el sur, por el camino que baja de Jerusalén a Gaza; no pasa nadie en esos momentos”.

Francisco explicó que, después del martirio de Esteban, “este fue el comienzo de una gran persecución contra la Iglesia de Jerusalén. Todos, excepto los apóstoles, se dispersaron por las regiones de Judea y Samaría”. Y como dijo el Papa fue este “viento” de la persecución la que empujó a los discípulos a ir a otras tierras. Y así como el viento lleva las semillas de las plantas a otras tierras y se cosechan allí, también con los apóstoles, fueron a otras tierras, con la semilla de la Palabra, y sembraron la Palabra de Dios. 

Francisco subrayó también como a través del Espíritu Felipe, y nosotros los cristianos, somos empujado a la evangelización. Esto evidencia, y se estructura en tres palabras claves: “levántate”, “acércate” y “comienza desde esta situación”.

Recordó a tantos hombres y mujeres que dejaron su patria y familia para ir a tierras lejanas llevando la Palabra. Y tantas veces, “sin ser preparados físicamente, porque no tenían los anticuerpos para resistir enfermedades de aquellas tierras”, morían jóvenes o “martirizados”.

El Pontífice explicó finalmente que no sirve ningún “vademecum de la evangelización”, sino que es necesaria, “la cercanía”, aproximarse, “para ver que sucede” y comenzar “a partir de esa situación”, y no de la “teoría”. (NEWS.VA)

 

Emmanuel Macron a obispos: Francia necesita a la Iglesia Católica

Escrito por Eco Catolico on . Posted in Iglesia en el mundo

Emmanuel Macron a obispos: Francia necesita a la Iglesia Católica

 

“Sí, Francia ha sido fortalecida por el compromiso de los católicos”, aseguró el presidente, que recordó a Santa Juana de Arco y al Padre Jacques Hamel, asesinado por un terrorista del Estado Islámico.


PARIS. El Presidente de Francia, Emmanuel Macron, afirmó el 9 de abril que el país requiere el valioso aporte de la Iglesia Católica en la sociedad y señaló la necesidad de reparar el “vínculo” entre esta institución y el Estado.

El mandatario tuvo un encuentro con la Conferencia Episcopal Francesa en el College des Bernandins, donde dijo que con su presencia “desafiamos a los escépticos de ambos lados. Y si estamos aquí es sin duda porque compartimos un sentimiento confuso de que el vínculo entre la Iglesia y el Estado se ha deteriorado, y que es importante para nosotros y para mí repararlo”. “Para hacerlo, no hay otro medio que un diálogo en verdad”, afirmó.

Macron dijo que “este diálogo es indispensable y si tuviera que resumir mi punto de vista, diría que una Iglesia que pretenda desinteresarse de los asuntos temporales no cumpliría su vocación; y un presidente de la República que pretenda desinteresarse de la Iglesia y de los católicos faltaría a su deber”.

Además, recordó a Arnaud Beltrame, el policía católico asesinado por un terrorista el 24 de marzo luego de ofrecerse a cambio de una rehén. Macron dijo estar “convencido de que los lazos más indestructibles entre la nación francesa y el catolicismo se forjaron en estos momentos donde se ha verificado el valor real de los hombres y las mujeres”.

“Sí, Francia ha sido fortalecida por el compromiso de los católicos”, aseguró el presidente, que recordó a Santa Juana de Arco y al Padre Jacques Hamel, asesinado por un terrorista del Estado Islámico cuando celebraba Misa en Rouen en julio de 2016.

“Al decir esto no me equivoco. Si los católicos han querido servir para que Francia crezca, si han aceptado morir, no es solamente por sus ideales humanistas, ni solo por una moral judeo-cristiana secularizada. Es también porque han sido alentados por su fe en Dios y por su práctica religiosa”, afirmó.

El Presidente dijo que algunos podrían considerar estas palabras “como una infracción a la laicidad, pero, después de todo, también tenemos mártires y héroes de toda confesión en nuestra historia reciente, entre ellos ateos, que han encontrado en su moral las fuentes de un sacrificio total”.

“Reconocer a unos no significa disminuir a los otros, y creo que la laicidad ciertamente no tiene como función negar lo espiritual a cambio de lo temporal, ni extirpar de nuestras sociedades la parte sagrada que nos nutre tanto de nuestros conciudadanos”, resaltó.

Macron precisó que no pretende elegir un “credo republicano”, pero señaló que “cegarme voluntariamente a la dimensión espiritual que los católicos invierten en su vida moral, intelectual, familiar, profesional, social, sería condenarme a tener una visión parcial de Francia; sería desconocer al país, su historia, sus ciudadanos y, generando la indiferencia, derogaría mi misión. Y no tengo indiferencia respecto a ninguna de las confesiones que hoy están en nuestro país”.

“Justamente porque no soy indiferente es que percibo que el camino que el Estado y la Iglesia comparten desde hace tanto tiempo, tiene hoy algunos malentendidos y desafíos recíprocos”, indicó.

Macron dijo que su discurso “no se trata de una conversión”, sino de una voz como otras que quiere resaltar lo espiritual, “que osa alentar la intensidad de una esperanza que, a veces, nos hace tocar este misterio de la humanidad que se llama santidad, del que el Papa Francisco ha dicho en su exhortación es ‘el rostro más bello de la Iglesia’”.

El Presidente de Francia recordó que su papel es “asegurar que todos tengan la libertad de creer y de no creer. Yo pido siempre el respeto absoluto y el compromiso con las leyes de la República. Esta es la laicidad, ni más ni menos”. (ACI)