All for Joomla All for Webmasters

¡Qué rico “perder tiempo” con los hijos!

  • Ni la prisa ni las ocupaciones son más importantes que sus hijos ¡Disfrútelos!

Ma. Estela Monterrosa S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Actualmente, una gran cantidad de papás y mamás trabajan, a eso se suman las tareas del hogar, estudios, compromisos sociales y familiares y, al final, tienen muy poco tiempo para compartir con sus hijos, por lo que deben aprovecharlo al máximo para alimentar la relación y la cercanía con ellos.

Como padres, es importante tener conciencia de que el acompañamiento del padre y la madre son indispensables para un adecuado desarrollo físico, emocional y psicológico de los niños. Esto aplica también si los padres no viven con sus hijos, pero tienen la oportunidad de compartir con ellos algunas ocasiones.

“Hablamos de cercanía física y emocional, de un espacio para estar y relacionarme con mis hijos, niños o adolescentes. ¿Qué va a determinar esa compañía? El éxito en los chicos, porque van desarrollando autonomía, seguridad, independencia, les enseñamos valores. Así es como el niño aprende que no está solo, que tiene a quien recurrir si tiene un problema y que alguien lo acompaña cuando tiene un éxito”, explicó la psicóloga Vivian Agüero.

Añadió que la función de padres no es solo poner límites, sino dar afecto y enseñar sobre las emociones.

¿Cómo aprovechar el tiempo?

Agüero recordó un tuit del Papa Francisco del año 2015 en el que preguntó a los padres: “¿Saben “perder el tiempo” con sus hijos? Es una de las cosas más importantes que pueden hacer todos los días”.

Para la psicóloga, es natural que los padres tengan obligaciones y responsabilidades, pero incluso en esos casos es posible compartir tiempo con los hijos, afirmó. 

“Si tenemos que hacer la limpieza de la casa, podemos negociar ‘¿qué tal si entre todos lo hacemos? Así terminamos más rápido y podemos ir al parque’. De esa manera involucramos a los chicos en las responsabilidades y aprenden cómo hacer las cosas”, dijo. 

Agregó que las tareas diarias permiten descubrir habilidades y enseñarles a los niños sobre la responsabilidad. “Podemos hacer las tareas hablando, escuchando música, compartiendo. La idea es darle una intención y una carga emocional a la actividad que vamos a hacer”.

Advirtió que a veces, cuando los padres están con sus hijos, tienen muchas tareas en mente, en ese instante es importante detener la ansiedad y decirse: “aquí se para el tiempo y lo más importante es mi hijo y lo que puedo enseñarle en este momento”. Eso también educa, porque los niños verán a sus padres hacer las cosas con disfrute, no solo por obligación.

Tener conciencia de que el tiempo para los hijos es limitado también ayudará a los padres a aprovechar al máximo esos momentos. “Uno debe preguntarse ¿cómo puedo hacer que esta hora con mi hijo sea de calidad? O bien ¿cómo puedo incorporarlo en las cosas que hago o cómo involucrarme en las cosas que hace él?”.

“Calidad de tiempo es un sentimiento. Sentir que hablamos, nos abrazamos, hacer lo necesario para hacer sentir a esa persona que estamos conectados emocionalmente, que tiene toda mi atención”, comentó.

Buscar los medios posibles

Cuando las obligaciones o las circunstancias obligan a los padres a estar lejos de los hijos, pueden aprovechar la tecnología para fortalecer su relación.  

“Por ejemplo, en el caso de un papá o una mamá que viaja mucho puede hablar por videochat con los chicos y buscar la forma de mantener la cercanía, puede compartir canciones, fotos, mensajes y agregar palabras emotivas”, dijo Agüero.

Agregó que la tecnología es parte de la vida de los jóvenes, así que al utilizarla permite a los padres compartir con ellos ese lenguaje, enseñarles su buen uso y sus riesgos, al mismo tiempo que les ayuda a promover el diálogo.

“Los padres conocen las herramientas, pero a veces no las ponen en práctica. Debemos reflexionar, ¿cuáles son las barreras que como padre o madre me impiden tener cercanía con mis hijos y darles acompañamiento?”, advirtió.