All for Joomla All for Webmasters

Red de atención a indigentes da primeros frutos

Danny Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

De una parroquia de Guanacaste necesitan ayuda para una persona que desea entrar a un proceso de rehabilitación, envían un mensaje al grupo de la Red Eclesial para atención Integral a personas en situación de calle y los hermanos de la pastoral en Alajuela les informan sobre un espacio disponible en una clínica.

Este es un ejemplo de las posibilidades que se han abierto a partir de la creación de dicha red, la cual busca articular esfuerzos, compartir conocimiento y experiencias, así como abrirse a la cooperación con otras organizaciones e instituciones públicas. 

Está integrada por 20 diferentes grupos eclesiales que ofrecen atención a indigentes en las ocho diócesis, según informó Isabel Gutiérrez, subdirectora de Cáritas

Se constituyó el pasado 27 de abril y el martes 24 de julio se realizó la segunda reunión, con el objetivo de conocer más a detalle las diferentes iniciativas y conocer los alcances de la “Política nacional de atención integral para las personas en situación de abandono y de calle”. 

El sacerdote Edwin Aguiluz, director ejecutivo de la Pastoral Nacional Cáritas, destacó que se trata de un cuerpo eclesial que busca trabajar en comunión para responder de manera más efectiva en la atención de indigentes.

Margot Ulate por su parte comentó que: “Ya era hora que nos agrupáramos, para sentirnos más apoyados. En Whatsapp los compañeros se comunican y reciben respuesta”.

Ella es parte de la Pastoral Social de la Parroquia de Naranjo, la cual brinda alimento, ropa, baño, así como atención espiritual, psicológica y de Trabajo Social de lunes a sábado. 

Juan Diego Barrantes, de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes en San Vito de Coto Brus, resaltó que hay personas con más experiencia y que sus conocimientos les sirven para desarrollar mejor su labor. 

“Nosotros estábamos como aislados y a veces se pierde la esperanza por eso, pero cuando uno ve que hay hermanos con fe en la Iglesia en otros lugares uno se siente contento y con más energía”, comentó.