All for Joomla All for Webmasters

Lecciones de un pastor que sigue inspirando al mundo

Escrito por Super User el . Publicado en Iglesia hoy

Simposio Internacional “Mons. Romero: su vida, obra e impacto en Centroamérica”

Ma. Estela Monterrosa S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Conocer más profundamente la figura y contexto histórico del beato Mons. Óscar Arnulfo Romero, así como la inspiración que representa para los cristianos de hoy fue lo que alcanzaron decenas de participantes del Simposio Internacional “Mons. Romero: su vida, obra e impacto en Centroamérica” que se realizó del 18 al 20 de julio.
El evento tuvo lugar en la Escuela de Estudios Generales de la Universidad de Costa Rica y fue iniciativa de la Pastoral Universitaria Arquidiocesana. Hubo ponencias del Cardenal Gregorio Rosa Chaves, obispo auxiliar de San Salvador; Mons. Vittorino Girardi, obispo emérito de Tilarán-Liberia; M.Sc. Helio Fallas, economista y ex ministro, y los historiadores Dra. Carmela Velázquez, Dr. Mauricio Menjívar y Dr. Gustavo Adolfo Soto.

“Profeta de justicia”

El Card. Gregorio Rosa Chávez conoció y trabajó con el beato Mons. Óscar Arnulfo Romero Galdámez y ha sido uno de los principales impulsores de su causa de canonización, algo que ha hecho en nombre de la amistad, afirmó.
“A un amigo uno lo valora, lo defiende, lo promueve, fue una amistad de largo tiempo y muy de fondo, como decía él en su diario cuando fuimos de paseo después de una reunión. Esa es la diferencia, eso me ha marcado”, dijo tras realizar su ponencia.
Recordó que él también estaba celebrando una Misa cuando asesinaron a su amigo. “Estábamos en misas simultáneas él y yo, solo que yo la pude terminar y él no”, dijo.
En su opinión, Mons. Romero es un hombre coherente que respeta todas las opiniones y va adelante. “Por eso cualquiera, aunque sea ateo, lo admira y se inspira en él. Es un santo que trasciende las fronteras de la Iglesia, por eso le llamamos el “Santo del Mundo”.
El purpurado afirmó que es muy grande el paralelismo entre la Iglesia de Nicaragua actualmente y las circunstancias que llevaron al martirio a Mons. Romero. “La Iglesia de Nicaragua se ha arriesgado, quiere ayudar al diálogo, camina con la gente y es atacada desde lo más alto del poder, eso fue lo que pasó con Romero, solo que en Nicaragua son todos los pastores, toda la Iglesia hasta el nuncio, lo que no se entiende sin la bendición del Papa Francisco”.
En su ponencia, el Card. Rosa Chávez recordó aspectos de la vida de Mons. Romero y citó varias páginas de su diario. Afirmó que para algunos el beato era el causante de todos los males, para otros un pastor que caminaba con su pueblo.  
Afirmó que Mons. Romero veía en el documento de Medellín la utopía de la Iglesia que quería. Agregó que el beato encarna el perfil del pastor del que habla la exhortación apostólica postsinodal sobre el obispo servidor del Evangelio de Jesucristo para la esperanza del mundo que se refiere al obispo como profeta de justicia, defensor de los derechos del hombre y de los débiles, haciéndose la voz de quien no tiene voz para hacer valer sus derechos. “Esa es la descripción de lo que fue Romero”, dijo el purpurado.

“Mantener la utopía”

Mons. Girardi expuso sobre el tema “¿Cómo debe ser el actuar de una ciudadanía responsable desde el pensamiento de Mons. Óscar A. Romero?”, pregunta que respondió destacando aspectos de la personalidad del beato.
Afirmó que Romero, desde seminarista, actuaba preguntando “¿Señor que quieres tú de mí?” lo que le hizo vivir un continuo proceso de conversión y -agregó- fue afinando tanto su conciencia al punto que podía “oír” cosas que otros no “oían”.
Resumió en tres lecciones lo que Monseñor Romero nos dice hoy: La primera, mantener la utopía, el ideal que, aunque tú no puedas alcanzar plenamente, de hecho, influye en tu vida. “Óscar Romero era un hombre lúcido, iluminado, sabe que no puede detener lo que pasa como él quisiera y grita ‘Dejen de matar’, pero sabe que además de Rutilio Grande seguirán matando; pero no renuncia a la utopía. El más grande utopista de la humanidad ha sido Jesús”, afirmó.
La segunda lección que mencionó fue recuperar la capacidad del silencio para escuchar la conciencia. “Hoy hay tanto ruido, no creo que si escuchamos la conciencia sigamos con tantos errores (…) Detente, reflexiona, piensa, aunque implique pobreza y soledad. Óscar Romero es libre porque es pobre, no se ata a nadie”. 
La tercera, valorar lo que Dios valora: el ser humano.
El obispo concluyó pidiendo que no satanicen la actividad política e instó a considerarla como la suprema forma de caridad, para que lleguen personas que sepan mantener esos valores.

Próximo santo para el mundo

Mons. Óscar Arnulfo Romero fue declarado beato, el primero para El Salvador, el 23 de mayo de 2015 en la plaza Salvador del Mundo, en una Misa a la que asistieron decenas de miles de personas.
Mons. Romero fue asesinado por odio a la fe y por su inclaudicable actitud de denuncia el 24 de marzo de 1980 mientras celebraba la Santa Misa en la capilla del hospital de la “Divina Providencia”.
Un día antes de ser asesinado pronunció su última homilía con una fuerte denuncia: “en nombre de Dios y de este pueblo sufrido les pido, les ruego, les ordeno en nombre de Dios, cese la represión”.
Este hombre, conocido como “la voz de los sin voz”, será canonizado en el Vaticano durante del Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes y las vocaciones el 14 de octubre.

0
0
0
s2smodern