All for Joomla All for Webmasters

Acceso al agua es deuda con los pobres

Escrito por Super User el . Publicado en Gran Tema

El acceso al agua potable y segura es un derecho humano, reafirmó el Papa en la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación. En Costa Rica, la legislación no reconoce ese derecho, pese al llamado ciudadano para que así sea.

Ma. Estela Monterrosa S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El agua, “un elemento tan sencillo y precioso, cuyo acceso para muchos es lamentablemente difícil si no imposible” fue el tema de reflexión del mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación este 1 de septiembre.

El Pontífice abordó el tema desde dos perspectivas, el respeto del agua como elemento precioso y el acceso al agua como derecho humano. “Custodiar cada día este bien valioso representa hoy una responsabilidad ineludible, un verdadero y auténtico desafío: es necesaria la cooperación eficaz entre los hombres de buena voluntad para colaborar en la obra continua del Creador (…) Recemos para que las aguas no sean signo de separación entre los pueblos, sino signo de encuentro para la comunidad humana”, escribió.

La Iglesia Católica celebra desde 2015 la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, en unión con la Iglesia Ortodoxa y con la adhesión de otras iglesias y comunidades cristianas. 

En su mensaje, el Papa Francisco recordó lo que ya había expresado en la carta encíclica Laudato si’: 

“El acceso al agua potable y segura es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque determina la sobrevivencia de las personas, y por lo tanto es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos. Este mundo tiene una grave deuda social con los pobres que no tienen acceso al agua potable, porque eso es negarles el derecho a la vida radicado en su dignidad inalienable”.

Custodiar con respeto el don del agua

Francisco destaca el papel fundamental del agua en la creación y en el desarrollo humano. Afirma que, hoy más que nunca es necesaria una mirada que vaya más allá de lo inmediato, urgen proyectos compartidos y gestos concretos, teniendo en cuenta que es inaceptable cualquier privatización del bien natural del agua que vaya en detrimento del derecho humano de acceso a ella.

Además, recuerda que, para los cristianos, el agua representa un elemento esencial de purificación y de vida e invita a que dejemos que resuenen con fuerza las palabras de Jesús en la cruz: “Tengo sed” (Jn 19,28).

“El Señor nos sigue pidiendo que calmemos su sed, tiene sed de amor. Nos pide que le demos de beber en tantos sedientos de hoy, para decirnos después: ‘Tuve sed y me disteis de beber’ (Mt 25,35). Dar de beber, en la aldea global, no solo supone realizar gestos personales de caridad, sino opciones concretas y un compromiso constante para garantizar a todos el bien primario del agua”.

En esta Jornada, el Papa Francisco también invita a dar gracias al Creador por el imponente y maravilloso don de las grandes masas de agua – de los mares y de los océanos – y de cuanto contienen. “Dirigir nuestra mente hacia las inmensas extensiones marinas, en continuo movimiento, también representa, en cierto sentido, la oportunidad de pensar en Dios, que acompaña constantemente su creación haciéndola avanzar, manteniéndola en la existencia”, dijo.

Por ello, afirma, custodiar el agua es una responsabilidad ineludible y exige la cooperación entre los hombres para colaborar en la obra del Creador. 

Y advierte: “No podemos permitir que los mares y los océanos se llenen de extensiones inertes de plástico flotante. Ante esta emergencia estamos llamados también a comprometernos, con mentalidad activa, rezando como si todo dependiese de la Providencia divina y trabajando como si todo dependiese de nosotros”.

El Papa expresa sus anhelos en este tema y pide a los fieles rezar “por cuantos se dedican al apostolado del mar, por quienes ayudan en la reflexión sobre los problemas en los que se encuentran los ecosistemas marítimos, por quienes contribuyen a la elaboración y aplicación de normativas internacionales sobre los mares para que tutelen a las personas, los países, los bienes, los recursos naturales (…) y garanticen un desarrollo integral en la perspectiva del bien común de toda la familia humana y no de intereses particulares”.

Finaliza: “Mi deseo es que las comunidades cristianas contribuyan cada vez más y de manera más concreta para que todos puedan disfrutar de este recurso indispensable, custodiando con respeto los dones recibidos del Creador, en particular los cursos de agua, los mares y los océanos”.

Los retos para Costa Rica

La IV Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación se celebró también en Costa Rica y el mensaje del Papa nos interpela como país en cuanto a los retos en la conservación del recurso hídrico, afirmó el Pbro. Marco Oviedo, encargado de la Pastoral Social de la Diócesis de Alajuela.

Oviedo trabaja el eje Cuidado del Medio Ambiente y la Gestión del Riesgo de Desastres en la Comisión Nacional de Pastoral Social. “Su Santidad ha puntualizado que: ‘se debe ofertar una mayor responsabilidad en la gestión del agua y un mayor compromiso en el cuidado de los ecosistemas marinos’, llamada urgente para nosotros que cada vez somos más conscientes de los altos grados de contaminación hacia los océanos desde la Gran Área Metropolitana”, expresó. 

Asimismo, llamó la atención sobre el desperdicio irracional del agua en unos sectores, mientras miles de personas dentro del territorio sufren una angustiante escasez del líquido.  Igualmente, destacó el reto frente a la privatización del bien natural del agua. 

“Ante estos retos acuciantes, la Iglesia costarricense debe estar abierta al diálogo con las comunidades, por ejemplo, de frontera norte que por el desmedido monocultivo de la piña, ya recibe el impacto de contaminación inmoral en sus aguas. Los grandes desarrolladores hoteleros para quienes debe facultarse el recurso hídrico a expensas del desabastecimiento en comunidades tan notorio en Guanacaste o el desenfreno de la explotación privada de energía hidroeléctrica, que beneficia a unos pocos en cuanto a la adquisición económica”, afirmó. 

Urge nueva ley de aguas en Costa Rica

Costa Rica tiene gran cantidad de recurso hídrico, per cápita posee más de tres veces el promedio mundial. Pero, no es igual en todo el territorio, hay sectores con excesos y otros donde hay crisis hídricas, por eso, el Estado enfrenta el reto de gestionar ese recurso de manera que asegure suficiente cantidad y calidad para todos.

Para Irene Murillo Ruin, directora ejecutiva del Centro de Derecho Ambiental y de los Recursos Naturales, Cedarena, para lograr una gestión efectiva es necesario el cuidado de los ríos y de las fuentes de agua -especialmente las de consumo humano, pero también para otros usos-, el manejo adecuado de los residuos, así como el control de la contaminación.

También apuntó como retos el respeto a los caudales, establecer en el marco jurídico el acceso al agua como derecho y fortalecer la gestión comunitaria del agua.

“Casi un 30% del suministro de agua potable lo hacen ASADAS (asociaciones administradoras de los sistemas de acueductos y alcantarillados comunales), es una fuerza impresionante a nivel comunitario”, indicó. Sin embargo, lamentó que estas organizaciones tienen poco acompañamiento y que la institucionalidad del país no alcanza para darles el apoyo necesario.

En este sentido, comentó que las instituciones relacionadas al tema del agua están muy dispersas, lo que no permite un manejo adecuado del recurso. “No se va a resolver hasta que haya un cambio en el marco legal. La ley de aguas es de 1942, entonces la gente pensaba que el agua era un recurso inagotable”, advirtió.

Agregó que, si bien es necesaria una nueva legislación, hay cosas que se pueden hacer ya. En el caso de la coordinación, hay un decreto ejecutivo que creó un mecanismo llamado “gobernanza del agua”. “Es urgente y se puede hacer ya, sea a través de la plataforma de gobernanza u otra, pero la coordinación debe darse”, aseveró.

En cuanto a casos graves de contaminación del agua se refirió a lo acontecido en varias comunidades de la Zona Norte, donde se detectaron nacientes contaminadas con agroquímicos. “Duele que vuelva a suceder. Es un tema urgente para el país. Agroquímicos es un tema que ha costado mucho que se quiera atender porque implica varios sectores, es uno de los grandes peligros para el recurso hídrico”, afirmó.

Sobre este aspecto, lamentó que no perciben una acción preventiva de parte de las instituciones que deben acompañar. “¿Por qué se sigue contaminando? ¿Dónde están los mecanismos de regulación, inspección, de revisión de que la ley se cumple? Es frustrante”.

Otros retos que visualiza son aumentar la cobertura del alcantarillado sanitario y asegurar el respeto de las áreas de protección de los ríos.

Reto continúa

Cedarena es una de las organizaciones agrupadas en la Alianza Nacional para la Defensa del Agua, ANDA, que ha clamado durante años por una nueva legislación sobre el recurso hídrico.

Murillo recordó que en noviembre 2017 se aprobó un proyecto de ley basado en un proyecto de iniciativa popular, pero fue enviado a consulta a la Sala Constitucional por parte de algunos diputados y la Sala encontró vicios de procedimiento.

Pese a este gran traspié, la abogada insiste en que se requiere una nueva ley. “Tiene que venir del conocimiento de que el recurso hídrico no es ilimitado, debe haber un trabajo en el tema de la institucionalidad del recurso, la introducción de ciertos conceptos técnico – científicos como cuencas, concesiones y el tema de la participación en la gestión integrada”, afirmó.

Además, recordó que hay un proyecto de reforma constitucional para reconocer el acceso al agua como un derecho humano.

Murillo celebró las iniciativas existentes que buscan mejorar la gestión del recurso hídrico desde varias perspectivas como convertir nuevamente los ríos en lugares de esparcimiento y otras sobre gestión de residuos sólidos que impactarían el recurso hídrico.

0
0
0
s2smodern