All for Joomla All for Webmasters

¡Madre y Patrona de Costa Rica!

  • Celebración del 383 aniversario del hallazgo de la imagen de Nuestra Señora

Ma. Estela Monterrosa S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Precedida por una larga procesión de seminaristas, sacerdotes y obispos y custodiada por oficiales del Servicio de Vigilancia Aérea, así llegó la pequeña imagen de la Virgen de los Ángeles al templete de la Basílica donde se realizó la Misa Solemne, el 2 de agosto.

La Eucaristía fue presidida por Mons. Mario Enrique Quirós, Obispo de Cartago, concelebraron los obispos de la Conferencia Episcopal y eméritos; el Arzobispo de Panamá, Mons. José Domingo Ulloa, y el Nuncio Apostólico en Costa Rica, Mons. Antonio Arcari.

Estuvo presente el Presidente de la República, Carlos Alvarado; la primera dama, Claudia Dobles; funcionarios y centenares de fieles.

Caminos de desarrollo y justicia

La homilía, cuyo texto íntegro publicamos en esta edición, estuvo a cargo de Mons. José Manuel Garita, Obispo de Ciudad Quesada, quien habló claro sobre los retos de Costa Rica. Expresó la preocupación en torno a situaciones que atentan contra la dignidad humana como la intolerancia, la discriminación, la corrupción, la “ideologización de la educación”, la falta de control en el gasto público, el desempleo, el narcotráfico, entre otros.

Pidió el auxilio de la Virgen para que ella “nos enseñe a integrar, en un solo proyecto existencial, fe y vida; sin rupturas, contradicciones ni ambigüedades”. Y así, con la mirada en el Señor, poder luchar contra la cultura de la muerte que se traduce en la promoción del aborto, tantos muertos por accidentes en carreteras, asesinatos, violencia contra la mujer y feminicidios.

Destacó la importancia de luchar contra la desigualdad y la pobreza. Insistió en la necesidad de una reforma fiscal equitativa y solidaria, y afirmó que es hora de acabar también con los privilegios de unos pocos frente a las numerosas necesidades de una inmensa mayoría.

Dirigiéndose a los fieles católicos y a las personas de buena voluntad les pidió trabajar y comprometerse en algunos aspectos de actualidad nacional como el respeto a la vida humana desde la concepción hasta su fin natural, la conservación y fortalecimiento de la familia, tal y como Dios la ha concebido, basada en el matrimonio entre varón y mujer.

Asimismo, pidió trabajar en una estrategia migratoria que responda especialmente a las consecuencias de la grave crisis nicaragüense. Precisamente, al finalizar la Eucaristía, se leyó un comunicado de la Conferencia Episcopal en el que expresa su solidaridad con el pueblo de Nicaragua.

Reforma fiscal es prioridad

Al ser consultado sobre las afirmaciones del obispo, el Presidente de la República, Carlos Alvarado dijo: “Celebro que Costa Rica sea un país democrático donde las personas pueden expresar sus puntos de vista de manera libre. Hoy mi mayor preocupación es que Costa Rica no entre en una crisis económica a partir del déficit fiscal, ahí están todos mis esfuerzos para todas las personas que se están manifestando”.

Encuentre el artículo completo en la edición impresa de Eco Católico.