All for Joomla All for Webmasters

Es imposible ser carbono neutrales en el 2021

además de que es innecesaria, porque la contribución de Costa Rica a la mitigación del cambio climático es una fracción del 1%”.



Con estas palabras, el Ministro de Ambiente Carlos Manuel Rodríguez, desecha la idea de que Costa Rica sea carbono neutral en el 2021, que se promovió como una meta nacional desde el 2007. En su lugar, el funcionario apuesta a la progresiva descarbonización de la economía nacional, como un aporte mucho más significativo para la conservación de nuestros recursos naturales.

Laura Ávila Chacón
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¿Cuál es la situación ambiental que enfrenta el país en este momento?
El país ha venido construyendo soluciones ambientales a lo largo de los últimos 30 años donde ha sido muy exitoso en lo que se ha comprometido; por ejemplo en el tema forestal, la biodiversidad, las áreas protegidas y los parques nacionales. La deforestación ha parado, hoy tenemos el doble de la cantidad de bosques que teníamos hace 30 años, tenemos un sistema de áreas protegidas que protege la gran mayoría de la diversidad biológica del país, los parques nacionales se han convertido en un motor de desarrollo económico a través del turismo y se han restaurado cuencas. 

Pero persisten graves problemas…
No nos hemos preparado para una serie de cambios que se estaban dando. Pasamos de ser una sociedad de arraigo rural a una de arraigo urbano. El 65% de los costarricenses viven hoy en ciudades. Ese cambio tan rápido implicó que los problemas ambientales se trasladarán del entorno rural al urbano. No fuimos previsorios para poder planificar que los problemas ambientales en el presente son problemas que están en las ciudades como el de la contaminación del aire y del agua, todos los ríos están contaminados. Otro problema es el de los desechos sólidos: se ha triplicado en los últimos 30 años, pasamos de consumir productos que tenían poco embalaje a un modelo de consumo que genera muchos desechos plásticos. Todos esos son problemas que no habíamos planificado aún cuando habían leyes de hace 30 años que establecían responsabilidades y obligaciones al Estado, aunado a que  la institucionalidad es dispersa y está repartida en muchas otras instituciones públicas que no son el Ministerio de Ambiente y que ha hecho que hayamos sido ineficientes. Los problemas ambientales que le corresponden a este Ministerio por ley han sido de una manera -diría yo- decentemente atendidos y en gran medida resueltos, pero los que le corresponden a muchas otras instituciones, no han sido abordados de manera prioritaria. 

¿Quién ha dejado de hacer su trabajo?
Actualmente el 50% de las normas legales ambientales le corresponden al Minae y el otro 50%  a muchas otras instituciones, desde municipalidades, Ministerio de Salud, Ministerio de Obras Públicas, Ministerio de Agricultura, etc, etc. No ha habido un proceso de planificación, coordinación, o modernización del marco regulatorio y del desarrollo de instrumentos de solución de problemas. El reto actual está en resolver los problemas urbano-ambientales y este ministerio tiene la responsabilidad y el compromiso de generar un proceso de planificación sectorial que buscará resolver y abordar todos esos problemas. 

¿No considera contradictorio la imagen verde que se vende de Costa Rica internacionalmente con la realidad que menciona?
Bueno, puede ser. Yo considero que no hay una falsedad desde el punto de vista de que predicamos una cosa y hacemos otra,  sino que es una suma de circunstancias. Tiene mucho que ver con la imagen que se crea por los que nos visitan o ven, ellos también forman opinión, pero es parte de lo que yo le decía: hemos conservado muy bien los bosques y parques nacionales, pero las ciudades son un desastre y yo eso lo estoy reconociendo,  tenemos ese problema. Entonces yo siento que no es que hay una doble moral sino que esta situación nos ha tomado desprevenidos institucionalmente y tenemos que atacarla fuertemente. Yo espero que en 20 años haber limpiado y aumentado la calidad de vida y el ambiente urbano y haber trabajado en ciudades sostenibles. 

¿Qué temas son prioritarios en este momento?
El Presidente ha sido claro que tenemos que avanzar hacia el tema de limpiar los ríos, la descarbonización y la movilidad eléctrica, buscando resolver el problema del transporte no solamente desde el punto de vista de las emisiones y de la contribución al cambio climático, sino también desde el punto de vista de la calidad de vida de los costarricenses, que se ve afectada por los problemas ambientales en las ciudades y ahí es donde están los grandes retos. Esperamos que así como paramos la deforestación y la revertimos, en unos 20 años tengamos ríos que podamos disfrutar de nuevo. 

Menciona los ríos. Un caso concreto es la contaminación con cianuro de las fuentes de agua y los ríos en Abangares por la extracción ilegal de oro, que según especialistas podría estar llegando hasta el golfo de Nicoya ¿Tiene contemplada esta situación?
Eso es muy importante. Y son competencias que tienen que ver con el tema del agua que están asignadas por la Ley General de Salud al Ministerio de Salud, que posee una capacidad muy limitada y a lo largo de los años ha probado que no ha podido resolver esos problemas. Ahí es donde el Ministerio de Ambiente tiene que entrar como rector ambiental en un proceso institucional de planificación, donde abordemos los problemas de manera integral, con visión de largo plazo. El río Abangares y otros tienen muchos problemas. Por el cianuro; pero también por agroquímicos, por ejemplo con el tema de la piña los impactos en las comunidades campesionas son muy serios. La expasión piñera se ha dado a costa de la contaminación de fuentes de agua y tenemos casos muy graves como en Siquirres, donde hace 10 años las comunidades perdieron sus fuentes y es el Estado el que ha corrido con el costo de suplir el agua. Ahora estamos descubriendo que en otras zonas del país, donde el desarrollo piñero ha ido avanzando, pasa exactamente el mismo problema y vemos que ni Salud, ni Agricultura han resuelto la situación y ahí es donde vamos a entrar nosotros ejerciendo una rectoría.

Encuentre la entrevista completa en la edición impresa de Eco Católico.

0
0
0
s2smodern