El Papa a los periodistas: “sean valientes y proféticos”

CIUDAD DEL VATICANO. “Ser periodista es un trabajo exigente que tiene que ver con la formación de las personas, su visión del mundo y sus actitudes ante los eventos”: con esta definición se dirigió el Papa Francisco a los 70 integrantes de la Delegación del Premio de Periodismo internacional “Biagio Agnes”, a quienes recibió en la Sala Clementina del Vaticano.

El Papa recordó en su discurso que el nombre de la Fundación es el de uno de los más notables periodistas italianos, defensor del servicio público, garante a menudo de la información correcta, autentica y puntual. “Haciendo tesoro de su enseñanza, ustedes se empeñan ante todo personalmente, por una comunicación que sepa anteponer la verdad a los intereses personales o de corporaciones, expresó el Pontífice. Con este premio -prosiguió-, “ustedes señalan a la sociedad periodistas que se distinguen por responsabilidad en el ejercicio de la profesión”.

Francisco define la tarea del periodista como “un trabajo exigente” que en este momento está viviendo un periodo caracterizado por la convergencia digital y la transformación de los mismos medios de comunicación. Haciendo hincapié en la transformación apremiante de las formas y lenguajes de la información, donde conviven una diferencia de modalidades productivas, el Papa afirma que es “fatigoso” entrar en este proceso, pero que es “siempre más necesario”, si se quiere continuar a ser “educadores de las nuevas generaciones”. Todo esto requiere – según el Santo Padre, una “vigilancia sabia”. De hecho, “las dinámicas de los medios de comunicación y del mundo digital cuando se vuelven omnipresentes, no favorecen el desarrollo de una capacidad de vivir con sabiduría, de pensar en profundidad, de amar con generosidad”.

Es necesario, -continuó el Papa- ser muy exigentes con sí mismos para no caer en la trampa de las lógicas de contraposición por intereses o por ideologías. Y asegura que en un mundo donde todo es veloz, “es siempre más urgente apelarse a la sufrida y fatigosa ley de la búsqueda profundizada, de la confrontación y, si es necesario, del ‘callar’ antes que herir a una persona” o “deslegitimar un evento”. Esto puede ayudarnos a volvernos “valientes y proféticos”. (NEWS.VA)

Junta Proteccion Anuncio