Atenderán personas en situación de calle en Cartago

Ma. Estela Monterrosa S.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Unas cuarenta personas en situación de calle que deambulan en la vieja metrópoli contarán con un lugar moderno y acogedor donde recibirán alimentación, ropa y otros servicios.

Se trata del Centro Municipal de Desarrollo Humano e Inclusión Social de Cartago que pretende dar atención integral con un enfoque de reducción del riesgo a esta población.

El centro es una iniciativa de la Municipalidad de Cartago. Esta institución llevó adelante un estudio para conocer la realidad de las personas en situación de calle del cantón y construyó la edificación con un costo aproximado de 300 millones de colones. 

El edificio se inauguró el 2 de mayo, pero el centro empezará a funcionar en este mes de  junio.

En la inauguración estuvieron presentes el alcalde de Cartago, Rolando Rodríguez; Mons. Mario Enrique Quirós, obispo diocesano; Ana Josefina Güell, la entonces viceministra de Desarrollo Humano e Inclusión Social (Instituto Mixto de Ayuda Social), y Marco Zúñiga, presidente de Asodiaconía.

Precisamente, el centro será administrado por Asodiaconía, una organización integrada por cinco grupos católicos del cantón central de Cartago que reparten comida en las calles desde hace varios años.

Son: Desayunos con Amor, Desayunos del Convento, Amanecer Franciscano, Movimiento Nazaretano y Asociación Pobre de Mí, ellos continúan en la misma dinámica hasta que se abra el centro.

“De acuerdo con la Política Nacional y Municipal, la idea es que a partir de la apertura centralizaremos esas ayudas para hacer que la población beneficiaria se familiarice con el centro. Aquí tenemos todo el equipo, evitamos llevar la comida a la calle, los podremos contener un poco, y a los que quieran les daremos terapia y motivación”, comentó Zúñiga.

Agregó que el centro tiene capacidad para acoger la totalidad de la población en situación de calle del cantón de Cartago en atención diurna, en la noche no, pero no todos requieren ese servicio. “El equipo interdisciplinario definirá a quien se le da el servicio de dormitorio, tenemos espacio para 28 personas”, dijo.

Asimismo, indicó que en situaciones de emergencia, el centro podrá acoger hasta cien personas. De acuerdo con Zúñiga, ellos también han venido trabajando con la comunidad de la Pitahaya, donde se ubica el centro. “Algunos miembros de la Asociación de Desarrollo me han dicho que quieren ser voluntarios, es una forma de involucrarlos”.

Uno de los usuarios, Miguel Ángel Masís, dijo que valora este lugar como una bendición de Dios. “Realmente es de regocijarse en Dios, de agradecerle y de proyectarse un nuevo ideal para no seguir en la bebida”, agregó. 

El centro contará con un administrador, encargado de cocina, encargado de seguridad; además, el IMAS financiará un equipo interdisciplinario conformado por un psicólogo, un trabajador social y un terapeuta ocupacional.

Igualmente, las puertas están abiertas para el voluntariado. Según Zúñiga ya han expresado su interés en colaborar algunos profesionales en enfermería, medicina, dentistas, entre otros.

Las personas también pueden hacer donaciones, para esto se puede contactar a los encargados a través de la página de Facebook de Asodiaconía.

Como un gesto de cariño, en la puerta del centro una placa hace memoria del querido sacerdote cartaginés Bernardo Leandro Marín, recordado por su gran sensibilidad social.

Junta Proteccion Anuncio