“Yo voy caminando con el pueblo”

Sofía Solano Gómez

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Mons. Fray Bartolomé Buigues es consagrado este sábado 26 de mayo como VII Obispo Diocesano de Alajuela, en la Fiesta de San Felipe Neri. Se trata de un religioso Terciario Capuchino-Amigoniano de nacionalidad española, que tiene 26 años de vivir en el país y cuenta con un carisma de cercanía y humildad entre quienes le rodean. 

Su ordenación episcopal y toma de posesión tienen lugar en la Catedral Nuestra Señora del Pilar en una Eucaristía presidida por Mons. Ángel San Casimiro, su predecesor en el pastoreo alajuelense.

¿Qué sentimiento le produce este encargo del Señor? 

Me produce mucha gratitud de parte del Señor y de la Iglesia. Mucha expectativa en el sentido de que yo me siento débil y pequeño, pero también tengo confianza en el Señor, eso sí nunca he sentido miedo, ese miedo que me atenace, porque siento que este encargo me lo ha dado el Señor y Él me va a sostener en todo y Él me va a fortalecer. Por una parte, es un sentimiento de grandeza, del don de Dios, pero también un sentimiento de confianza y de compromiso.

¿Cuál es el mayor reto de un obispo hoy?  

Como siempre, es manifestar a Cristo porque Cristo es el único Salvador y somos discípulos suyos. Yo creo que es vivir de Cristo, estar unido a Cristo y tratar de que, con esa unidad con Cristo, se atraiga a Cristo a todos los que lo rodean. El reto, claro, es también responder a la realidad de las personas, por una parte, sentir a Cristo y, por otra parte, acercarse a las personas, llegar a su realidad, descubrir sus demandas y responder a ellas, también con el mundo y la sociedad, quiero decir, no somos una opción partidista, pero sí política en cuanto nos preocupamos por el bien común de la sociedad. El obispo, pues, tiene un relieve a la sociedad y tiene que ser una persona que fomente al entendimiento, al diálogo, caminos de justicia y demás.

¿Hay algún aspecto en particular de la Diócesis de Alajuela que cubrirá entre sus primeros objetivos? 

Lo primero es conocer, no llevo ideas preconcebidas, no sería adecuado, es conocer. Con la respuesta de fidelidad al Señor y fidelidad al pueblo, lo primero es conocer, porque yo no tengo toda la razón, yo voy caminando con el pueblo. Con mis hermanos sacerdotes ya he tenido un encuentro, pero tengo que profundizar mucho, escucharlos, ver cómo están las parroquias, los consejos pastorales, en fin, todas las instancias. Ya estoy visitando algunas Iglesias con las fiestas patronales, lo primero es conocer y apreciar el pueblo que el Señor me ha regalado y ver qué designios tiene. Lo demás es manifestar a Cristo, trabajar por la comunión, y pues el frente es de compromiso y de misión, obviamente está la familia, los jóvenes, los pobres, por ahí andan las prioridades, que son prioridades de la Iglesia.

¿Cómo evangelizará a los jóvenes, apostará al uso de redes sociales?

Por supuesto, ya estamos con ello en la diócesis, está abierto el Facebook: Diócesis de Alajuela, y la página web: www.diocesisdealajuela.org. En particular no me considero un gran experto, pero sí estoy ahí, estoy respondiendo a todas las demandas, me han pedido mucho la amistad en Facebook y las he aceptado. Sobre todo, tenemos que ver en conjunto con los sacerdotes cómo dinamizamos y cómo hacemos ver a los jóvenes que queremos dialogar con ellos, que queremos darles protagonismo en las parroquias y bueno que queremos que sean artífices, no les vamos a decir lo que tienen que hacer sino simplemente que estén en la Iglesia y que expresen su fe con este talante juvenil.    

El Papa pide una Iglesia en salida, ¿cómo lo fortalecerá en la diócesis?

Eso es una dinámica, y no es de mañana, ni de pasado porque para ser una Iglesia en salida se requiere un movimiento de conversión, es fácil estar tranquilo en el lugar, pero hace falta un movimiento profundo de conversión a todos los niveles, de los sacerdotes, de los mismos laicos, de todos, de sensibilización de conversión, tiene que ser a la vez paulatina después de ver en qué medida, actividades y en qué aspectos podemos manifestarnos y hacernos presentes más a la buena noticia de Cristo. Tenemos que ver cuáles planteamientos pastorales nos acercan más a la gente, planteamientos de conservación, continuaremos con la Eucaristía, pues es la fuente de la vida para nosotros, pero la Eucaristía nos tiene que lanzar a la vida y tiene que abrir a la vida que el Señor está suscitando, es que el Señor suscita vida en la sociedad, hay muchos gritos del Señor ahí, tenemos que saber verlos y convertirnos. Tenemos que ver juntos, estudiar juntos qué pasos podemos dar para estar en esa dinámica.

¿Cómo fomentará en esta Iglesia particular una mayor y real participación de los laicos en la vida de la Iglesia?

Una de las cosas fundamentales en la nueva pastoral que se pide es incorporar a todos, la pastoral de conservación estaba centrada en los sacerdotes, la pastoral misionera somos una comunidad que juntos sacerdotes y laicos nos ponemos en misión, pero hay organismos como los consejos pastorales, las parroquias, como los distintos ministerios y grupos, hay que potenciar esa institucionalidad, esa asociación de laicos, darle realce, representatividad a esos ministerios y grupos, escuchar a los laicos y ver cómo continuamos la formación. En Costa Rica y en la diócesis en general están en camino, no voy a empezar nada nuevo porque ya va caminando, es simplemente darle profundidad y cómo adecuarlo mejor, la formación me parece muy importante, los distintos puntos de asociación de unidad de laicos, la escucha, el diálogo y implementar algo más.

¿Cómo impulsar la revitalización de la vida cristiana de las personas, las parroquias y comunidades de la Diócesis en Alajuela?

La revitalización algunos lo ponen como hacer actividades nuevas, yo siempre digo que la revitalización de la vida cristiana tiene que venir por caminos de conversión y conversión a Cristo. Quiere decir que la novedad es Cristo siempre, es el mismo, pero siempre nuevo, entonces la novedad es volver a Cristo, dejar que Cristo revitalice. Cristo nos envía a seguir su misión, entonces pedir a Cristo que el Espíritu nos haga audaces y que la apertura a Él nos dinamice. Dejarse conducir por el espíritu, esa es la vida cristiana y también interpelarnos, si encontramos una fuente de crecimiento, es la corrección fraterna, la interpelación fraterna, estudiar juntos, caminar juntos, dialogar porque unos a otros nos cuestionamos positivamente y nos animamos. Y bueno, algunos dicen que la revitalización tiene que venir por la misión, si estamos muy quietecitos en nuestro lugar, nos acomodamos, es la misión, sentir con fuerza la misión, o sea salir también nos renueva, salir no es solo una táctica sino es una actitud, salir nos hace dejar nuestra zona de confort y nos permite abrir clara novedad al Espíritu.

Los sacerdotes son los primeros colaboradores del obispo, ¿qué les pide al inicio de su ministerio episcopal?

Que vivan su vocación por coherencia, que se enamoren cada vez más de Cristo, que eso es lo que nos hizo a todos al llegar a ese ministerio sacerdotal, a la fe cristiana primero, o sea que mantengan su fidelidad a Cristo, que renueven cada día, que se sientan verdaderamente discípulos con el Señor por su vocación, que la vivan con cariño, que se den tiempo para su renovación, para su crecimiento y su formación que es una forma de fidelidad. Que en su ministerio sientan que es para la Iglesia, que no se estén mirando a sí mismos como dice el Papa, sino que el ministerio es un don que hemos recibido para el servicio a los demás, o sea, que se abran al pueblo, que caminen con el pueblo y que escuchen al pueblo.

El Papa pide a los sacerdotes evitar el clericalismo, la mundanidad y la mediocridad, ¿cómo luchará contra ellas desde su servicio episcopal?

El clericalismo es elegirnos nosotros los sacerdotes en centro y olvidar a todos los demás, se trata entonces de promocionar a los laicos y a los jóvenes.  Mundanidad, pienso que es el mayor peligro no solo de los sacerdotes sino de todos los cristianos. La mediocridad quiere decir casi lo mismo, cuando nos asemejamos al mundo y no nos diferenciamos por vivir la fe, nos quedamos en la mediocridad. La Iglesia cuando más ha perdido es cuando se ha acomodado al mundo, por el contrario, cuando ha sido perseguida y ha habido mártires la Iglesia ha estado más dinámica, entonces es revisar siempre, porque, aunque digamos que no, la mundanidad se nos cuela y fácilmente nos hacemos mediocres. Entonces pienso que es como lo que he dicho antes, un movimiento continuo de conversión, volver a Cristo, eso es lo que nos hace salir, el diálogo con los hermanos, la conversión comunitaria, el apoyo de los hermanos, la misión, pienso que necesitamos despertar y ¿qué nos despierta?: Cristo, si nos acercamos a él nos despierta la comunidad y nos despierta en salir a la misión. 

¿En qué considera que podrá aportar a la Conferencia Episcopal?

Pienso que todos aportamos todo, es decir nuestra persona, nuestra experiencia, la perspectiva de nuestra diócesis. Como puntos concretos quizá mi percepción como español, llevo mucho tiempo aquí, son 26 años, pero puedo dar una perspectiva por el hecho de venir de afuera. También mi carisma, Terciario Capuchino-Amigoniano, entonces es un regalo que enriquece a la Iglesia. 

El Papa insiste en homilías breves y sustanciosas ¿Cómo prepara una homilía Mons. Buigues? 

No me siento largamente a pensar, sino que veo la Palabra de Dios y la voy pensando, el Señor me va inspirando algunos puntos, trazo a veces tres, el Papa suele hacer casi lo mismo, tres puntos generales y de cada punto alguno más específico. Soy bastante organizado, y así hago, dejo que la Palabra vaya entrando en mí, que la Palabra suscite los puntos y trazo mentalmente un esquema corto, después lo desarrollo espontáneamente. En ocasiones habrá homilías importantes y hay que escribirlas, pero creo que dejando entrar la Palabra, dejando que suscite sus puntos, lo demás es decirlo con las palabras que el Señor motive.

Eco Católico 

Junta Proteccion Anuncio