La Santísima Trinidad, el Dios uno y trino

Danny Solano Gómez

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Suele representarse la Santísima Trinidad de esta manera: el Padre como un viejito de largas barbas muy serio, al Hijo con su cruz y al Espíritu Santo en medio como paloma. 

No obstante, esta imagen solo es una manera simbólica de mostrar, como dice el Catecismo de la Iglesia Católica (234), al “misterio central de la fe y de la vida cristiana”, “el misterio de Dios en sí mismo”, “la fuente de todos los misterios de la fe”, “la enseñanza fundamental y esencial”, misma que la Iglesia contempla este Domingo de la Santísima Trinidad.

Los cristianos creemos que existe un solo Dios que en su intimidad no es una, sino tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Dios uno y trino, algo difícil de comprender desde la razón humana pero no desde la fe.

Fuente: Centro Nacional de Catequesis, CENACAT

Dios Padre 

En la narración del Éxodo, el Creador se revela a Moisés como Dios clemente, compasivo, misericordioso, lleno de amor y fiel; se manifiesta como Padre de un pueblo (Israel). Este es considerado el primer momento de la revelación de la Trinidad. Ese pueblo se iba a preparar para recibir la Salvación por medio de Jesucristo (Hijo).

Citas bíblicas 

  • Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo (Oseas 11:1).
  • “Que todos sean uno; como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros” (Jn 17,21). 
  • “Si alguno me ama, guardará mi Palabra y mi Padre le amará, y vendremos a él y haremos morada en él” (Jn 14,23).

Dios Hijo

“Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna”, (Jn. 3:16). Cristo Jesús, Dios hecho hombre, que fue enviado para la salvación de la humanidad. 

Jesús les dice a sus discípulos: “Todo lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo... y yo pediré al Padre y os dará otro Paráclito (consolador) para que esté con vosotros para siempre, el Espíritu de la verdad” (Jn 14,16).

De esta forma el Señor revela a sus discípulos que se les dará “otro Paráclito”, que es el Espíritu de la verdad, es decir: El Espíritu Santo”.

Citas bíblicas 

  • “Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros” (Jn 15,9).
  • “Quien me ha visto a mí, ha visto al Padre… Yo estoy en el Padre y el Padre está en mí” (Jn 14,9.11).

Dios Espíritu Santo

El Espíritu Divino es Espíritu de paz y de unidad, de convivencia, de comunión íntima y amorosa entre el Padre y el Hijo, el que realiza la unidad de la Iglesia y conduce al mundo a la meta soñada de la paz, la justicia y la unidad. Por eso, San Pablo, al despedirse de Corinto, saluda en nombre de la gracia de Jesucristo, el Señor, el amor de Dios Padre y la comunión en los dones del Espíritu Santo, deseando que esté siempre con ellos. El Espíritu guía en el camino de la plenitud con el Padre y el Hijo.

Citas bíblicas 

  • “Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa” (Juan 16,13).
  • “El Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, os lo enseñará todo” (14,26).
  • “Como el Padre me envió, también yo os envío’. Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: “Recibid el Espíritu Santo’” (20,21b-22). 
Junta Proteccion Anuncio