“No existe la evangelización de oficina”

“No existe la evangelización de oficina”

 

Francisco subraya que ésta se estructura en tres palabras: “levántate”, “acércate” y “comienza desde esta situación”.

 

CIUDAD DEL VATICANO. Todos los cristianos tienen la “obligación” y la “misión” de evangelizar, pidiendo la gracia de ser “oyentes del Espíritu” para “ir en salida”, demostrando “la cercanía a la gente” y partiendo “de las situaciones concretas”.  

De esta manera reflexionó en la Misa de la Casa Santa Marta del 19 de abril sobre el libro de los Hechos de los Apóstoles, en donde se lee que un ángel del Señor se presentó a Felipe y le dijo: “Dirígete hacia el sur, por el camino que baja de Jerusalén a Gaza; no pasa nadie en esos momentos”.

Francisco explicó que, después del martirio de Esteban, “este fue el comienzo de una gran persecución contra la Iglesia de Jerusalén. Todos, excepto los apóstoles, se dispersaron por las regiones de Judea y Samaría”. Y como dijo el Papa fue este “viento” de la persecución la que empujó a los discípulos a ir a otras tierras. Y así como el viento lleva las semillas de las plantas a otras tierras y se cosechan allí, también con los apóstoles, fueron a otras tierras, con la semilla de la Palabra, y sembraron la Palabra de Dios. 

Francisco subrayó también como a través del Espíritu Felipe, y nosotros los cristianos, somos empujado a la evangelización. Esto evidencia, y se estructura en tres palabras claves: “levántate”, “acércate” y “comienza desde esta situación”.

Recordó a tantos hombres y mujeres que dejaron su patria y familia para ir a tierras lejanas llevando la Palabra. Y tantas veces, “sin ser preparados físicamente, porque no tenían los anticuerpos para resistir enfermedades de aquellas tierras”, morían jóvenes o “martirizados”.

El Pontífice explicó finalmente que no sirve ningún “vademecum de la evangelización”, sino que es necesaria, “la cercanía”, aproximarse, “para ver que sucede” y comenzar “a partir de esa situación”, y no de la “teoría”. (NEWS.VA)