País en deuda contra la corrupción

País en deuda contra la corrupción

 

A pesar de su lento avance se mantiene tercero en América Latina (Uruguay 70 puntos y Chile 67), y continúa a la cabeza de la región centroamericana, cuya media es de 39.

 

Ma. Estela Monterrosa S.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Costa Rica subió un punto porcentual en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) en la medición 2017, pero quedó muy lejos de su meta.

En la calificación de este año el país obtuvo 59 puntos, pero el actual gobierno había establecido el IPC como indicador de cumplimiento del objetivo 3 del Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018. La meta era llevar el IPC a 66 puntos sobre 100 al terminar la administración Solís Rivera. Con ese parámetro esta calificación significa un ritmo de progreso insuficiente.

“Esta calificación, si bien implica un leve ascenso en comparación con los períodos anteriores, muestra un crecimiento lento; y la meta establecida en el PND quedó en deuda”, explicó Eduardo Núñez, presidente de CR Íntegra (representante en el país de Transparency International), a través de un comunicado.

La organización hizo un llamado para que las instituciones del Estado costarricense, el sector privado, la sociedad civil organizada, la ciudadanía y la comunidad internacional, integren y alineen esfuerzos dentro de una estrategia, plan o política nacional de transparencia, anticorrupción y probidad, que defina en el mediano y largo plazo las acciones de reforma normativa, política, institucional, procedimental y cultural para combatir el fenómeno de la corrupción y su acción corrosiva sobre el buen gobierno y la democracia.

Los expertos indicaron que esta propuesta debería buscar cómo reducir la impunidad, impulsar una cultura de legalidad y prevención de la ilegalidad y construir acuerdos nacionales de orden político e intersectorial, que doten de estabilidad a la estrategia nacional anticorrupción. Además, Núñez instó a los candidatos a la presidencia a hablar de un plan anticorrupción.

 

Mejora sostenida

En la edición del IPC 2017, se observa el avance de Costa Rica con una mejora de cinco puntos en los últimos cuatro años. Si bien mantiene la tendencia al alza (2012-2016), se desaceleró en el último año con una mejora neta de un solo punto.

El Índice de Percepción de Corrupción (IPC) es un indicador elaborado desde hace 22 años por Transparency International, constituyéndose en una de las fuentes más utilizadas a nivel mundial, pero los resultados son comparables solo a partir de 2012.

El índice mide percepciones sobre corrupción, hace comparaciones entre países y en el tiempo, de mejores y peores prácticas. No toma en cuenta políticas o gobiernos, prácticas o victimización de la corrupción (individual o empresarial), ni escándalos o irregularidades específicas.

Transparency International define la corrupción como el abuso del poder para beneficio propio. Se puede clasificar como de gran escala, menor y política, en función de las cantidades de dinero que se pierde y el sector donde se produce.

La transparencia, dicen, significa arrojar luz sobre los negocios turbios, la débil aplicación de las normas y otras prácticas ilícitas que socavan a los buenos gobiernos, negocios éticos y la sociedad en general.

La lucha contra la corrupción es importante, porque tiene importantes consecuencias para las sociedades, por ejemplo, socava la confianza de las personas en los sistemas políticos y económicos, las instituciones y los líderes. Puede costarles a las personas su libertad, salud, dinero y, algunas veces, sus vidas.

 

No a la corrupción

El Papa Francisco ha sido insistente en su llamado en la lucha contra la corrupción: “¿Qué hay en la raíz de la esclavitud, del desempleo, del abandono de los bienes comunes y la naturaleza? La corrupción, un proceso de muerte que nutre la cultura de la muerte”, dice al presentar su intención de oración para el mes de febrero de 2018, publicada en el proyecto “El Video del Papa”.

“Porque el afán de poder y de tener no conoce límites. La corrupción no se combate con el silencio. Debemos hablar de ella, denunciar sus males, comprenderla para poder mostrar la voluntad de hacer valer la misericordia sobre la mezquindad, la belleza sobre la nada.  Pidamos juntos para que aquellos que tienen un poder material, político o espiritual no se dejen dominar por la corrupción”, agregó.

Junta Proteccion Anuncio