Comprométase con Costa Rica, salga a votar

 

El derecho y deber del sufragio construye democracia, pero también es una obligación moral de los fieles católicos.


María Estela Monterrosa S.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

En pocos días, los costarricenses estaremos llamados a cumplir con el deber de seguir construyendo y fortaleciendo la democracia, a través del voto. Elegir conscientemente una de las trece propuestas de gobierno es también una tarea para cada ciudadano.

El Pbro. Edwin Aguiluz, secretario ejecutivo de la Pastoral Social – Cáritas Nacional instó a los fieles católicos a ejercer el voto en una entrevista con Eco Católico.

“Se escuchan opiniones de personas indecisas a estas alturas del proceso y de otros decididos a no votar. Ante esto, quiero seguir animando a las personas a no solo ejercer el derecho, también cumplir el deber del sufragio, recordando que la democracia ha costado mucho irla construyendo y cada generación tiene que aportar a esa construcción”. 

El sacerdote recordó que en la historia patria ha habido periodos muy dolorosos de golpes de Estado y fraudes electorales. “Poco a poco la sociedad costarricense fue construyendo un sistema democrático de mejor calidad y más sólido y a ese punto hemos llegado, a una democracia donde no se duda de la pureza de los procesos electorales, pero que se puede debilitar si las personas no asumen la responsabilidad de ejercerla, vivirla y de comprometerse con ella”. 

Indicó que, de no darle la debida importancia al voto, seríamos responsables del deterioro de la democracia y de las formas de gobierno que puedan sobrevenir.

“Es muy difícil que una persona cristiana católica pueda ver colmadas todas sus expectativas en cuanto a la correspondencia de las propuestas de gobierno y sus principios. Sin embargo, se puede aplicar el criterio moral de optar por el mal menor si así fuera necesario. Lo peor es abstenerse de cumplir con los deberes democráticos”, dijo.

Asimismo, recalcó que la democracia no se limita al ejercicio del voto, sino que debe ser participativa. “Después de votar, hay que seguir en una labor de control. La democracia la construimos cada día. Esa participación debe ser aliciente para aquellos que no sienten mucha motivación para votar porque no confían en lo que ha de venir”.

 

“No dejemos que otros decidan”

En diciembre, los Obispos de la Conferencia Episcopal emitieron un mensaje con motivo de las elecciones nacionales de febrero y uno de sus objetivos fue suscitar la participación ciudadana y recordar el compromiso y responsabilidad cristiana en la participación política.

“Hoy, más que nunca, debemos cumplir con la obligación patriótica del sufragio. No dejemos que otros decidan por nosotros el futuro de la Patria.  Abstenerse de votar es delegar a otros el derecho de elegir. Y, ¿por quién o por quiénes votarán los otros?  Recordemos que votar es un deber ciudadano según la propia conciencia”.

Los prelados citaron una afirmación del Decreto Apostolicam Actuositatem, que dice: “En el amor a la patria y en el fiel cumplimiento de los deberes civiles, siéntanse obligados los católicos a promover el verdadero bien común”.

Asimismo, instaron a los fieles a conocer el proyecto país que proponen los aspirantes a ocupar los puestos de elección popular y cómo lo van a realizar.

 

Antes de votar, infórmese

El presidente del Tribunal Supremo de Elecciones, Luis Antonio Sobrado, ha sido insistente en el llamado a votar: “Lo que está en juego no son los intereses partidarios, sino, sobre todo, los intereses de la familia costarricense, que vamos a designar un equipo gubernamental que asumirá las riendas del país a partir del mes de mayo y por cuatro años”.

Al convocar a las elecciones, Sobrado resaltó que al próximo gobierno le corresponderá dar solución a problemas pospuestos por décadas, pero antes que a los futuros gobernantes, los desafíos son para los ciudadanos. “Nos exige algo más que solo votar. Nos exige hacerlo de manera informada, inteligente. Un voto informado es un voto inteligente. Y solo el voto inteligente es un ejercicio responsable de la ciudadanía”.

Agregó que los costarricenses pueden ir a votar y confiar en que, una vez más, el Tribunal Supremo de Elecciones velará porque lo hagan en paz, libertad y sabiendo que su voto será protegido.

Junta Proteccion Anuncio