“La mejor paga como político es hacer el bien”

 

Un candidato joven del partido oficialista se sumó a la carrera política por la Presidencia de la República, a sus 37 años, Carlos Alvarado Quesada aspira a este puesto para trabajar por el país con cinco prioridades: educación, empleo, medio ambiente, seguridad y resolver temas pendientes como el déficit fiscal que no han logrado superar las últimas administraciones. Además, lleva una agenda de interés para la comunidad LGTBI.


María Estela Monterrosa S.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

¿Qué es el bien común y cuál es la relación que tiene para usted con la política?

Absolutamente todo. La política solo tiene sentido si es para hacer el bien, para servir. Yo he visto que la gente entra a la política por tres razones: el dinero y la influencia, vanidad o servicio. Para mí la única razón válida es el servicio a los demás. La mejor paga que puede tener uno como político es hacer el bien, impactar al mayor número de personas de la mejor manera.

 

De ser electo presidente, ¿cuáles serían las prioridades de su gobierno?

Tendríamos cinco prioridades centrales. La número uno sería la educación, por varias razones, es el sector público más grande del país, tenemos 8 puntos del PIB dedicados a educación, tenemos 6.000 centros educativos en todo el país, es el sector que más impacta, llega a 50.000 estudiantes. Y es el motor transformador, desde ahí se transforma multidimensionalmente la sociedad, no solo para generar mejores oportunidades de empleo, sino mejores hábitos de salud, relacionamiento social. Tenemos que tener una política ambiental de sostenibilidad muy fuerte. En el área ambiental, tanto la parte de emisiones -en los acuerdos de París, Costa Rica se comprometió a ser líder y laboratorio mundial de “descarbonización”- como en el tema de la protección de la biodiversidad, serán centrales en nuestro gobierno. Tercero, el empleo con enfoque territorial, en Costa Rica existen enormes desigualdades en empleo, hay más desempleo en la zona rural. El empleo con enfoque territorial tiene que ver con que el gobierno apoye a las comunidades y al sector privado a generar empleo apalancándose en las ventajas competitivas de cada región, eso es complementario desde la inversión extranjera hasta la economía social y la solidaridad en los territorios. Una cuarta prioridad es la seguridad, reducir los índices de homicidios que estamos sufriendo principalmente por ajustes de cuentas vinculados al crimen organizado y recuperar los espacios que han sido tomados por las pandillas y el narcomenudeo. De la mano de estos procesos de seguridad ciudadana deben ir procesos fuertes de prevención, la cual surge de buena educación, de oportunidades de empleo, de recreación, cultura y deporte. La quinta prioridad, resolver problemas pendientes como país: el déficit fiscal debemos solucionarlo de manera progresiva donde cada quien pague según su capacidad. Otro tema rezagado son las pensiones, si bien se han tomado algunas decisiones hay que dar más. 

 

El empleo es una de sus prioridades ¿Qué haría para generar oportunidades para adultos mayores, mujeres, jóvenes y personas con discapacidad?

Hay tres elementos que nos pueden ayudar, uno es volviendo a la educación, en el caso de los mayores de 40 años la educación continua para elevar sus destrezas; un sesgo especial en apoyo a las mujeres y las personas con discapacidad. Dos, un sistema nacional de empleos, en Costa Rica estamos generando empleos, la parte dinámica de la economía genera empleo, pero al mismo tiempo tenemos un desempleo de al menos 200.000 personas. El desfase está en que la mayoría de las personas desempleadas tiene con bajo nivel educativo (menor a la secundaria el 70%) y el mercado laboral está demandando personas con un mediano o alto nivel de cualificación. Al mismo tiempo, algunas personas desempleadas están calificadas en las áreas que no demanda el mercado. El sistema nacional es la bisagra entre política social y política económica. El sistema haría la intermediación, la prospección a futuro e informar cuáles áreas son las opciones que se están generando para formar personas en esa línea. Lo tercero, enfoques territoriales para generar empleo, hoy el 60% del empleo se genera en el GAM, estamos haciendo que muchas familias se separen porque la gente tiene que migrar para trabajar.  

 

¿Cómo reactivar la construcción de infraestructura pública? ¿Apuesta a las concesiones o a la gestión propia del Estado?

Parto de dos puntos de filosofía, uno, tenemos que hacer con lo que tenemos, tanto legal como institucional, y, dos, reformar lo que tenemos, porque no está funcionando. Pero tienen que correr de forma paralela. Sí, hay que echar a andar una reforma a la rectoría del MOPT y del cómo se hacen las cosas, probablemente unas reformas en contratación administrativa y en la ley de concesiones y otras alianzas público-privadas. Mientras tanto, hay que hacer con lo que tenemos. Las alianzas público-privadas son una opción para acelerar la construcción de obra pública, la ley de concesiones es una opción vigente, ahí mi punto es sacar provecho de los aprendizajes que tenemos. También echar mano de otras formas alianza público -privada como fideicomisos. El problema es que la institucionalidad pública que lo hace está muy debilitada, entonces cuesta que salga adelante. Lo que planteo es conformar un equipo de alto nivel en la presidencia que responda al jerarca de transportes que recoja el talento que tenemos y se encargue de desentrabar la infraestructura, que construya y gestione las obras del futuro.

 

¿Qué haría usted como presidente para erradicar la pobreza extrema en el país?

Dos cosas, continuar con esfuerzos como puente al desarrollo, esa estrategia demostró impactar la pobreza. Si un próximo gobierno continua en esa ruta, profundizará. Pero eso no es suficiente, el principal componente que afecta la pobreza de los hogares es el empleo. Entonces, además de llevar toda la política social en cuanto a asistencia y generación de capacidades hacia la autonomía, es dar oportunidad a presente y futuro del encadenamiento en el mercado laboral. Pasa por una política de combate a la pobreza no solo de transferencias, sino profundizar la parte educativa, no puede haber ni un joven fuera de las aulas, facilitar la capacitación para personas que superan los 25 años y, en muchos casos, la parte crediticia y de acompañamiento. ¿Por qué mi apuesta a la educación? Somos solo cinco millones de habitantes, si nosotros educamos altamente a esas personas, Costa Rica puede competir con su principal recurso, la gente, yo lo veo con gran esperanza.

 

Bien, pero la educación secundaria sigue siendo un reto para el país. ¿Cuál es su propuesta para atraer a los jóvenes a las aulas y evitar la deserción?

Hay factores alejan a los jóvenes de las aulas. En las zonas rurales el transporte, tenemos que trabajar en los caminos rurales y en la forma de llevar los jóvenes a las aulas. El componente económico, muchas personas dejan de estudiar porque tienen que trabajar. Tres, que los contenidos no son atractivos, entonces, el entorno y el clima educativo tiene que mejorarse, una forma es que los educadores generen espacios más lúdicos, con las nuevas tecnologías y el uso de internet. Otro elemento que debemos trabajar es el embarazo adolescente, muchas jóvenes quedan excluidas de la secundaria por quedar embarazadas, hay que trabajar los distintos factores, primero la prevención, por eso es importante la educación sexual, pero si se da el embarazo hay que trabajar para que las jóvenes permanezcan en las aulas. Todas las personas entre 13 y 17 debe estar en las aulas y antes de los 25 tienen que tener alguna capacitación, una profesión o capacidad de emprendimiento.

 

¿Ha estudiado los nuevos programas de educación sexual del Ministerio de Educación Pública? ¿Qué opina de ellos?

No he estudiado en detalle los programas. Lo que conozco es la necesidad que existe de dar educación sexual y a partir de eso estoy abierto a que conversemos. Pero sí es imperioso dar educación sexual a nuestros jóvenes. No solo por el embarazo adolescente, los temas que hemos evidenciado como sociedad de relaciones impropias y problemas que tienen que ver con la afectividad.

 

¿Cómo controlaría el manejo de las finanzas públicas que gestionan las instituciones descentralizadas cuyos presupuestos no son aprobados por la Asamblea Legislativa? 

Disciplina. Es lo que necesitamos aplicar. No hemos echado mano de la capacidad del gobierno central, de los ministros rectores y el presidente, de hacer directrices a esas instituciones para que actúen no solo en el interés de la ley que las creó, sino en un interés superior que es el del Estado.

 

El PAC tiene un compromiso con la comunidad LGTBI. ¿Qué es lo usted propone hacer para estas personas?

Yo creo en la igualdad, en la no discriminación, en el amor al prójimo y el respeto a los derechos no solo los míos, sino los de otras personas. Costa Rica ha tenido una sucesión de cambios, vale la pena ver atrás. Creo que hay que generar una igualdad frente al Estado de los derechos de las parejas entre personas del mismo sexo. Participé en cambios importantes como el que puedan asegurarse, que puedan heredar una pensión. Lo vi como servicio de amor al prójimo. Es un tema importante de derechos en los que se debe intervenir y me he comprometido con una agenda en ese sentido, con un enfoque de derechos. Yo respeto el matrimonio entre hombre y mujer como sacramento frente a la Iglesia y nadie plantea cambiar eso, pero sí frente al Estado las relaciones entre individuos deben tutelarse bajo el principio de la igualdad.

  

¿Siente que le afecta, como candidato del partido oficialista, el escándalo de corrupción por el caso del cemento chino?

Siento que tiene varias afectaciones, a la institucionalidad del país y a los partidos políticos. Creo que en el PAC hemos sido ágiles en pedir la renuncia a aquellas personas que consideramos que no han actuado de la manera correcta. En mi caso, suma a los retos que tengo, soy un candidato joven, oficialista y aunque no tengo relación con ese tema, tengo que cargar con él, pero yo estoy aquí por todas las otras cosas que le he mencionado. Yo creo que es un momento importante en el que debe levantarse la esperanza y la democracia para afrontar estos temas y, sobre todo, para resolver en materia educativa, de empleo, déficit fiscal, ambiente, estabilidad macroeconómica y, además, con ética y trasparencia. 

 

Concluimos la entrevista. ¿Desea agregar algo?

Decir que mucha de mi acción política viene de mi formación, y ésta, en mis primeros años fue en la comunidad salesiana y después estudié en un colegio franciscano. Eso impactó mucho mi visión de lo social, del servicio y del amor al prójimo. Me siento contento y muy en la línea con los mensajes del Papa Francisco, de hecho, una de las cosas que me convenció de asumir esta lucha es el mensaje del Papa de por qué las personas tienen que involucrarse en la política, porque es el acto superior de amor y de caridad. Cuando tengo flaqueza de espíritu, lo reviso y me acuerdo de por qué estamos aquí.

 

*****

Solo respóndame “a favor o en contra” de los siguientes temas: 

Píldora del día después: De acuerdo, técnicamente se ha planteado que no es abortiva.

Ampliación de causales de aborto no punible: No planteo cambios a la ley, sí creo que debe tenerse un protocolo a partir de lo que está planteado en esa ley. 

Eutanasia para enfermos terminales: Abierto a una discusión.

Liberalización de la marihuana: En contra, por la situación geopolítica, estamos en medio de uno de los principales tránsitos tanto de capitales como de droga.

Estado laico: De acuerdo, debe ser un proceso respetuoso de diálogo para que se llegue a eso.

Junta Proteccion Anuncio