Fiesta de catequistas por 50 aniversario

 

8.000 catequistas de todo el país participaron en la celebración.


María Estela Monterrosa S.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Miles de catequistas de todos los rincones del país se dieron cita en la Basílica Nuestra Señora de los Ángeles, en Cartago, para participar en el Encuentro Nacional de Catequistas y celebrar los 50 años de la Comisión Nacional de Catequesis.

Se estima que participaron cerca de 8.000 mil personas. Peregrinación, música, animación y una Eucaristía fueron parte de las actividades del día.

La Misa fue presidida por Mons. Óscar Fernández, Obispo de Puntarenas y Presidente de la Comisión Nacional de Catequesis, concelebraron los obispos de la Conferencia Episcopal y algunos eméritos, así como sacerdotes de distintas diócesis.

En la actividad, se le hizo un reconocimiento especial a la señora Julieta Bolaños por su colaboración a la Catequesis.

 

“Ser catequista es una vocación de servicio”

La homilía estuvo a cargo de Mons. Ángel Sancasimiro, Obispo de Alajuela, quien instó a los catequistas a llenarse de esperanza y seguir asumiendo “con ilusión la hermosa tarea que el Señor nos ha confiado”.

Además, habló de la identidad del catequista, la que describió como “una verdadera vocación de servicio en la Iglesia” y recalcó la importancia de que los catequistas vivan “una experiencia fuerte de Jesús en su vida”.

El prelado les invitó a realizar una “reflexión personal sobre cómo va su vida de oración y su actitud con Cristo.

Mons. Sancasimiro afirmó también que, si una persona desea servir a la Iglesia, debe amar a su pueblo y concluyó su mensaje con un agradecimiento al trabajo que realizan los catequistas en todo el país.

 

Encuentro de alegría y gratitud

En la actividad, el Pbro. Alfredo Madrigal, director del Centro Nacional de Catequesis, CENACAT, hizo un repaso por la labor de la Comisión Nacional de Catequesis que inició labores el 10 de julio de 1967, en respuesta al proceso de la educación de la fe en el contexto del Concilio Vaticano II.

Afirmó que, los catequistas son lo más importante en esta Comisión, “a los cuales sirve y anima pues son evangelizadores imprescindibles”.

Por su parte, Mons. José Rafael Quirós, Arzobispo de San José y presidente de la Conferencia Episcopal, expresó su alegría por ver tantos catequistas reunidos para esa celebración. 

“Que alegría reconocer que sintiéndose discípulos del Señor y llamados por Él a dar testimonio de su amor en el mundo, dedican muchas horas para anunciar la buena noticia de la salvación a niños, jóvenes y adultos”, dijo.

Del mismo modo, Mons. Óscar Fernández describió el encuentro como “una fiesta de tantos catequistas de tantas parroquias de la provincia eclesiástica de Costa Rica que han venido a celebrar a Dios, su amor, su Palabra, su voluntad, para alegrarse, motivarse y recobrar fuerzas para continuar dando este servicio tan necesario, con la alegría que da la fe en el Señor”.

Junta Proteccion Anuncio
Junta Proteccion Anuncio