Alegría será el signo de la Caminata Nacional por la Vida y la Familia

 

Laura Ávila Chacón

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

La alegría será el signo que marcará la Caminata Nacional por la Vida y la Familia según Dios el próximo domingo 3 de diciembre en San José.

Así lo expresó el director nacional de Pastoral Familiar Padre Ronny Solano, quien dijo que se trata de una actividad familiar a la que están invitadas personas de todas las edades.

Agregó que como parte de los preparativos, se pide a las familias y grupos que luzcan ropa blanca como señal del espíritu pacífico con el cual caminarán, así como portar mensajes positivos y esperanzadores.

“No caminamos contra nada ni contra nadie, lo haremos para dar testimonio de la belleza de la vida, el matrimonio y la familia según el plan de Dios”, dijo el sacerdote.

La caminata saldrá de la Catedral Metropolitana a las 10 de la mañana y tomará rumbo al oeste por la Avenida Segunda hasta el Paseo Colón, donde seguirá hasta unos cien metros antes de la estatua de León Cortés. Ahí estará instalada la tarima principal donde se celebrará la Santa Eucaristía de cierre.

A lo largo del trayecto, móviles de las radios católicas animarán el paso de los caminantes, que se esperan de todo el país.

De hecho, en comunicados enviados a su presbiterio y laicos, los obispos están motivando a participar de la caminata.

“Queremos que todos los fieles católicos nos unamos para dar un paso al frente como sinónimo de esperanza y de fe, dispuestos a custodiar la vida y la familia, al tiempo que invitamos a todas las personas de buena voluntad, a unirse a esta Caminata”, escribió Monseñor Manuel Eugenio Salazar, Obispo de Tilarán-Liberia.

Por su parte, Monseñor José Manuel Garita, Obispo de Ciudad Quesada, recordó que “se trata de marchar y manifestarnos a favor de valores fundamentales, tanto desde el punto de vista humano como cristiano, que han formado parte indiscutible de la idiosincrasia de Costa Rica, me refiero a los valores de la vida, la familia y la educación integral de nuestros niños y jóvenes”.

En su diócesis, Monseñor Garita decidió suspender las misas desde la mañana y hacia la media tarde, dejando algunas para las horas de la noche, al menos en los centros parroquiales. En su comunicado aclaró que los fieles que no puedan participar de la Misa ese domingo y que tampoco pudieran seguirla por televisión o radio, quedan dispensados del precepto dominical.

En Limón, Monseñor Javier Román también motivó a las parroquias a organizarse para participar: “La meta es que cada una de las parroquias pueda llevar, al menos, un autobús de personas”, dijo.

“La caminata será una expresión de alegría, esperanza y fe en la vida y la familia como dones de Dios que estamos llamados a promover y dignificar, por lo que la participación de cada uno es importante y necesaria”, agregó el obispo caribeño.

 

No desconocer amenazas

Para el Padre Ronny Solano, a la luz de la convocatoria a la Caminata, es importante no desconocer el hecho de que la vida, la familia y el matrimonio como instituciones humanas y sagradas están siendo afectadas y atacadas hoy por lo que el Papa Francisco llama una “colonización ideológica”.

“Hay mucho interés de instituciones civiles y políticas en minar las bases fundamentales antropológicas de la familia y de la vida y creo que los costarricenses debemos participar de la caminata, para expresar nuestro sentimiento de seguir amando y defendiendo a la vida desde la concepción hasta la muerte natural, al matrimonio y la familia, instituciones básicas y fundamentales para la construcción de una sociedad sana y dar un paso al frente para testimoniar que esa familia según el proyecto de Dios y esa vida que se gesta desde el vientre de la madre deben ser respetadas y son signo de alegría para la humanidad”, dijo.

“Debemos estar alertas para que esas amenazas sean debidamente superadas, queremos familias sanas, el respeto a la vida y tenemos que estar alertas de estas tendencias y ante cualquier otra expresión que pretenda minar las bases de la familia y la vida y el matrimonio”, agregó.

El sacerdote recordó una frase del Papa en su exhortación “La Alegría del Amor” que dice: “Caminemos familias, sigamos caminando. Lo que se nos promete es siempre más. No desesperemos por nuestros límites, pero tampoco renunciemos a buscar la plenitud de amor y de comunión que se nos ha prometido. (Amoris laetitia, 325).

Junta Proteccion Anuncio
Junta Proteccion Anuncio