A dos años de la encíclica Laudato si’

 

María Estela Monterrosa S.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

El despacho del diputado Javier Cambronero, del Partido Acción Ciudadana, organizó un foro con el título Reflexiones sobre Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) a dos años de la propuesta socio-ambiental de la Encíclica Laudato si’, el cual se realizó en la Asamblea Legislativa el 4 de octubre.

En la actividad participaron como expositores los sacerdotes Miguel Picado Gatjens, historiador, y Edwin Aguiluz Milla, secretario ejecutivo de la Pastoral Social – Cáritas Nacional, así como el coordinador residente de la FAO en Costa Rica, Octavio Ramírez Mixter.

El legislador afirmó que el segundo aniversario de esta encíclica es un momento justificado e impostergable para “que desde este primer poder de la República nos sumemos a esta celebración de manera propositiva y lúcida con la pretensión de adicionar elementos válidos para enriquecer el debate sobre temas de gran actualidad y envergadura”.

Cambronero, afirmó que “el cuido de la casa común nos compete a todos, absolutamente, creyentes y no creyentes, y tiene que ver con decisiones éticas sobre cómo y qué consumir”.

“La humanidad ha crecido pensando que somos sus propietarios y dominadores, autorizados a expoliarla hasta más no poder. Dicho proceder no es cristiano ni es evangélico”, añadió.

En su opinión, la ruta planteada por el Papa Francisco “es pasar del consumo al sacrificio, de la avidez a la generosidad, del desperdicio a la capacidad de compartir, de manera que aprendamos a dar y no simplemente a renunciar”.

Añadió que la conciencia moral, en especial de laicos y bautizados, debe hacernos entender que el deterioro del ambiente y la sociedad afectan de modo especial a los más débiles.

El legislador también reflexionó sobre la opinión del Papa respecto al modelo de desarrollo y la cultura de consumo.

“Vivimos en una época donde la búsqueda afanosa del beneficio, la concentración en intereses particulares y los efectos de políticas injustas frenan iniciativas nacionales e impiden una cooperación eficaz en el seno de la comunidad internacional”, dijo.

Para Cambronero, hace falta volver a sentir que las personas se necesitan unas a otras, que cada uno tiene una responsabilidad con los demás y con el mundo.

“La solidaridad, insiste Francisco, no debe ser solo una virtud sino también un modelo operativo de la economía y que la fraternidad no sea una simple aspiración, sino un criterio de gobernabilidad nacional e internacional”, recordó.

 

Buscar el desarrollo sostenible e integral

El Pbro. Edwin Aguiluz hizo un repaso por los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las coincidencias con la segunda encíclica del Papa Francisco.

“La propuesta de Laudato si’ es un llamado urgente a proteger nuestra casa común, que incluye la preocupación de unir la familia humana en la búsqueda de un desarrollo humano sostenible e integral”, comentó.

Asimismo, explicó que Francisco propone una “ecología integral” que tiene que ver con los 17 ODS.

“El tema de desarrollo está constantemente en el documento. No se trata de una mera posición ambientalista, sino que plantea que toda la degradación humana y social tiene que ver con la forma en que está organizado el mundo o del desarrollo global”, dijo. En opinión del sacerdote, esas críticas han provocado reacciones fuertes contra la encíclica.

Sobre el modelo de desarrollo y la cultura de consumo, el Pbro. Miguel Picado se declaró pesimista en cuanto a que la humanidad logre cambiarlo. “Todos sabemos lo duro que es cambiar los hábitos personales, nuestra segunda naturaleza. Ahora imaginen lo que será cambiar los hábitos de una sociedad entera, de una cultura que ha puesto en el consumo la realización de la felicidad”. Donde dijo encontrar esperanza es en el crecimiento espiritual de la humanidad.

 

Por su parte, Octavio Ramírez, de la FAO, afirmó que la encíclica Laudato si’ “es un hito porque nunca un Papa habló tan directamente sobre el medio ambiente. La FAO coincide con el Papa que es necesario un cambio global para evitar la destrucción del planeta”.

Junta Proteccion Anuncio
Junta Proteccion Anuncio