Artículos

Apagar el videojuego y encender la imaginación

Escrito por Eco Catolico on . Posted in Actualidad

 

Apagar el videojuego y encender la imaginación

 

Las habilidades de los menores se favorecen con diversas formas de ocio, más allá de las numerosas herramientas digitales.


Sofía Solano G.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Los videojuegos se han convertido en un gran aliado de niños y adolescentes, hoy en día el buen dominio y manejo de numerosas herramientas digitales, entre las que destacan teléfonos móviles, tablets y videoconsolas son motivo de manifestaciones conductuales y estados emocionales en los menores de 18 años. 

La Dr. Carolina Villavicencio, licenciada en psicología dijo que en los niños los videojuegos pueden influenciar de manera positiva, pues “a nivel cognitivo pueden favorecer el desarrollo de ciertas áreas del cerebro, se estimula la concentración y la resolución rápida y eficaz de los conflictos”. 

No obstante, “un uso desmedido de estos puede fomentar altos niveles de estrés, sedentarismo y disminuir las habilidades sociales”, expresó. Será la naturaleza del videojuego quien determinará los efectos que pueda tener, “un juego violento va a aumentar las tendencias agresivas de los niños y la disposición a los conflictos”.

La psicóloga recalcó la importancia de que los padres supervisen el tipo de juegos que prefieren los niños y también controlar la cantidad de tiempo que pasan frente a una pantalla. 

 

Familia consciente del ocio electrónico en niños

En tiempos de tecnología es casi imposible que los menores no hagan uso de los aparatos electrónicos, por tal razón los padres de familia deben permitir a los hijos tener acercamiento, no obstante, es de suma importancia que sean vigilantes del contenido que traen los videojuegos, recomendó la Dr. Villavicencio. 

Además, se deben incentivar otras formas de ocio que favorezcan diversas habilidades en los menores. Como, por ejemplo, compartir en familia en los tiempos de comida, al ver televisión y en paseos al aire libre.

De ahí que el desasosiego dentro del núcleo familiar, causado por el impacto de la era digital debe responder en los tiempos de comunicación, o a través del acompañamiento de los padres en los tiempos de juego.

Lo anterior, permite a los adultos conocer el contenido de los videojuegos, y favorece que se aborden temas de reflexión o conocimiento en el momento, a la vez que se pueden medir los efectos inmediatos al juego, generados en el menor.