All for Joomla All for Webmasters

En esta época de confinamiento por la pandemia, la creatividad pastoral impulsa a buscar llegar a todos con el mensaje del Evangelio. Una de esas expresiones son las “misas para niños”, sobre las cuales la Iglesia enseña la forma correcta de adaptarlas. 

Danny Solano Gómez 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 
 
En los momentos previos a la celebración de la Santa Eucaristía, el payaso Jupita desde las puertas del templo invita a los niños a participar de la Misa, cantar y poner mucha atención. 


El altar se adorna con globos y elementos coloridos, se utilizan cantos alegres y, dependiendo, los chicos tienen libertad para expresar su alegría, ya sea bailando o aplaudiendo. 


Inicia la liturgia. El sacerdote, alegre y sonriente, utiliza un lenguaje sencillo, adaptado para los pequeños, a fin de que comprendan bien lo que se dice en cada momento de la ceremonia. 


Una vez finalizada la celebración, el presbítero y algunos colaboradores pasan a un espacio adornado con juguetes, muñecos y libros infantiles. Allí los niños pueden interactuar, hacer sus preguntas y aprender más sobre el Evangelio. 


Así es como transcurre la transmisión de una Misa con niños, o como popularmente se le llama “Misa para niños”, aunque como dice el padre Carlos Humberto Abarca, párroco de San Francisco de Asís, en Dos Ríos, la Misa es la misma para todos. 


Lo que sucede, explica, es que estas celebraciones en particular se adecúan para el público infantil, con el objetivo de que comprendan correctamente cada aspecto y puedan vivir la experiencia religiosa. 


En estos días de cuarentena, algunas comunidades del país se organizaron para transmitir Misas adaptadas para niños. Dos de ellas son la Parroquia de San Francisco de Dos Ríos y en La Agonía, en Alajuela 


En la iglesia alajuelense, el vicario Pbro. Óscar Orozco, se reúne con varios días de anticipación para planificar con los servidores, Alejandra Porras Alpízar y Andrey Saborío Jiménez. 


“Para los niños es cansado estar poniendo atención a una pantalla, por lo que para las transmisiones de las Misas para niños utilizamos material audiovisual, que les permita comprender más fácilmente ciertos elementos abstractos”, comentó Alejandra. 


Por su lado, en la Parroquia de Dos Ríos se conformó un equipo compuesto por Henry Jiménez, Donato Rodríguez, María Jesús Villalta y Mónica Valverde Jiménez. Ellos han utilizado toda su creatividad. 


En ambas transmisiones, al finalizar la Eucaristía, los sacerdotes y los colaboradores pasan a un espacio infantil, donde el presbítero se encarga de responder a las consultas que hacen los pequeños a través de las redes sociales. 


Incluso los chicos reciben tareas para hacer en la casa con los papás y hasta se rifan biblias infantiles. El equipo ha contado con invitados como los payasos de El Tren de la Alegría y el ventrílocuo Pili, quienes se encargan de motivar a los chicos, leer los mensajes, las preguntas y los saludos. 


Los servidores de ambas parroquias mencionaron que la respuesta a estas transmisiones ha sido muy positiva, incluso fieles de todo el país y hasta del extranjero envían sus mensajes de agradecimiento. 


La liturgia en una misa con niños 


Propiamente para estas celebraciones litúrgicas, la Congregación para el Culto Divino emitió el documento “Directorio Litúrgico para las misas con participación de niños”, el cual sirve de guía para adecuar las celebraciones. 


El texto, en el numeral 2, señala que “los niños no comprenden siempre bien todo lo que realizan en compañía de los adultos sin que por ello lo encuentren aburrido. Del mismo modo -agrega- no podemos pretender que todas y cada una de las cosas de la liturgia sean perfectamente inteligibles”. 


“Sin embargo -continúa-, es de temer algún daño espiritual si los niños en la Iglesia realizan una y otra vez, durante años, cosas que apenas entienden, ya que la psicología moderna demuestra con qué profundidad marca a los niños la experiencia religiosa de la infancia y de la niñez, en virtud de la especial receptividad religiosa de que ellos gozan”. 


Es importante mencionar que los bautizados deben crecer en la comunión con Cristo, por lo que necesitan ser preparados en la comprensión de lo que esto significa, por eso es necesaria una buena catequesis. 


Asimismo, no se debe olvidar que principalmente son los padres quienes deben proporcionar la formación cristiana de los hijos. 


Las adaptaciones de la Misa no solo pueden hacerse con niños, sino con otras poblaciones, como personas discapacitadas y adultos mayores. 


Adaptaciones para una Misa con niños 


De acuerdo con el Directorio Litúrgico, las misas con niños en las que participan solamente algunos adultos requieren adaptaciones. Tales celebraciones eucarísticas deben ir introduciendo a los pequeños a las misas de los adultos. 


El documento aclara que, salvo las adaptaciones necesarias a la edad, no deben establecerse ritos totalmente especiales que se diferencien demasiado del Ritual de la Misa que se celebra con el pueblo. 


En estas celebraciones se debe buscar que el mayor número de niños desempeñen cometidos especiales en la celebración, por ejemplo: preparar el altar, cantar en el coro, proclamar las lecturas, responder en la homilía, recitar las intenciones, llevar los dones, entre otros. 


“En todas las misas con niños debe concederse una gran importancia a la homilía por la que se explica la Palabra de Dios. La homilía destinada a los niños, alguna vez puede realizarse en diálogo con ellos, a no ser que se dé preferencia a que escuchen en silencio”. (Num.48) 


El texto también deja claro que se debe poner máximo cuidado para que los niños no olviden que todas las formas de participación alcanzan su cima en la comunión eucarística, en la que se recibe el Cuerpo y la Sangre de Cristo como alimento espiritual. 


El rol del sacerdote y los adultos 


El sacerdote debe esforzarse por oficiar de manera festiva, fraternal y meditativa, más aun que en las misas con adultos. Debe preocuparse ante todo de la dignidad, claridad y simplicidad de los gestos, expresarse de tal modo que le puedan entender fácilmente, evitando, sin embargo, formas demasiado infantiles. 
Los adultos que acompañen a los niños deben ser copartícipes y ayudar a los niños cuanto sea necesario. 


El documento indica que cualquier celebración con niños debe prepararse cuidadosamente y con tiempo, sobre todo en lo que se refiere a las oraciones, cantos, lecturas e intenciones de la plegaria universal. 


El canto, si bien hay que darle gran importancia en todas las celebraciones, debe fomentarse de manera especial en las misas con niños por razón de su peculiar afición a la música. Se recomienda también que los pequeños participen con instrumentos musicales. 


De igual forma, los elementos visuales son de suma importancia, deben ser inherentes a la celebración y se pueden introducir otros que permitan a los niños contemplar las maravillas de Dios en la creación y la redención. 


Es también recomendable el uso de imágenes preparadas por los mismos niños como, por ejemplo, para ilustrar la homilía, para presentar las intenciones de la plegaria universal o para inspirar la meditación. 


También en las misas con niños “debe guardarse un tiempo de silencio como parte constitutiva de la celebración”, para que no se conceda lugar excesivo a la acción externa, pues también los niños a su manera son realmente capaces de meditar (Num. 37). 


Además, se deben cuidar -y con más diligencia aún que en las misas con adultos- que los textos litúrgicos sean leídos sin apresuramiento, inteligiblemente y con pausas necesarias. 


En algunos se puede reducir el número de lecturas, en caso de que puedan tener dificultad para el entendimiento de los pequeños, sin embargo, siempre tiene que haber una. 


Si las lecturas señalas para ese día son de difícil comprensión se permite elegir la lectura o las lecturas del Leccionario del Misal Romano o directamente de la Biblia, teniendo en cuenta los tiempos litúrgicos. 


Incluso, si por falta de captación de los niños pareciera necesario omitir este o aquel versículo de la lectura bíblica, debe hacerse con cuidado y de tal manera que no mutile el sentido del texto ni la mentalidad y, de algún modo, el estilo propio de la Escritura.

 
En la Eucaristía que se celebra con los niños corresponde la máxima importancia a la plegaria eucarística que es el culmen de toda celebración. Depende mucho del modo cómo el sacerdote proclame esta plegaria y de cómo participen los niños escuchando y aclamando. (Num. 52).

 
Transmisiones en redes sociales de Misas para niños 


Facebook Parroquia San Francisco de Asís, Dos Ríos 
Domingos, 9:00 a.m. 
Facebook Parroquia Santo Cristo de Esquipulas de la Agonía, Alajuela. 
Domingos, 9:00 a.m. 
Facebook e Instagram Movimiento Schoenstatt Costa Rica 
Domingos, 10 a.m.

0
0
0
s2sdefault

Vecinos y agricultores de Llano Grande cumplieron promesa 

Danny Solano Gómez 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Cuando los jornaleros en los campos de labranza vieron pasar la réplica de La Negrita, igual que todos los años, pero sin la procesión masiva de personas, hicieron una pausa en su faena, algunos se quitaron sus sombreros y sus gorras, hubo quienes se arrodillaron y santiguaron, incluso no faltó quien llorara de la emoción. 


La Promesa de Llano Grande, como se le conoce, es un momento muy significativo para este pueblo cartaginés, su origen se remonta a 1877, cuando una plaga de chapulines destruía sin piedad las cosechas de los agricultores y, entonces, la comunidad pidió la intercesión de la Santísima Virgen María, bajo la Advocación de Nuestra Señora de los Ángeles. 


Hace 143 años fue esta plaga, hoy es un virus, el Covid-19, que ha traído dolor y dificultades, no solo a esta comunidad sino al mundo entero. 
El pueblo no olvida su Promesa Jurada, por eso, aun en medio de las circunstancias, celebraron con devoción su romería y su acto de rogación a la Virgen de los Ángeles el pasado viernes 22 de mayo. 


Para hacerlo posible, realizaron este acto de devoción popular de una manera acorde a las medidas sanitarias solicitadas por las autoridades de salud. 
Por lo tanto, se decidió hacer la romería en tres vehículos: Uno llevaba la imagen peregrina de Nuestra Señora de los Ángeles, en otro iba el párroco de Llano Grande, Pbro. Hermer Gonzalo Quirós, y en un tercer vehículo el equipo de sonido que avisaba a los vecinos del paso de La Negrita. 


Según informa el párroco, se coordinó para comunicar a los vecinos sobre la actividad y las medidas que debían cumplir, asimismo se envió por las diferentes redes de comunicación de la parroquia un subsidio de oración familiar. 


De esta forma, muchos pudieron prepararse espiritualmente y saludar a la Virgen desde sus propias viviendas, agrupados en sus respectivas burbujas sociales. Muchos incluso adornaron el frente de sus casas para la ocasión. 


Salieron de Guayabillos, en Rancho Redondo de Goicoechea, a las 6:00 a.m. Desde ahí pasaron por barrios y campos de labranza hasta llegar a la Piedra del Milagro, un sitio donde hay una gruta que conmemora el fin de la plaga de 1877, ubicada en la Filial Nuestra Señora de los Ángeles, lugar conocido como Pénjamo o El Barrio. Allí se acostumbra celebrar la Santa Misa. 


De acuerdo con el Padre Hermer, la peregrinación se completó conforme a lo solicitado por las autoridades de salud y sirvió para llevar esperanza a toda la comunidad, en medio de la difícil situación que se vive. 


Origen de La Promesa de Llano Grande 


La historia de la Promesa de Llano Grande se remonta a 1877, cuando una plaga de chapulines causaba estragos en los cultivos de la zona. 
La peste no mermaba, sino que empeoraba. Al año siguiente, el pueblo campesino decidió hacer una peregrinación por las comunidades, fincas y campos de cultivo con una réplica de La Negrita para pedir la intercesión de la Madre Santísima. 


De acuerdo con el cura párroco, el Padre Hermer, esto se hizo el jueves antes de la Solemnidad de la Ascensión del Señor. 
Explica además que actualmente la procesión se empieza a hacer con un mes de anticipación, pues por el crecimiento demográfico y rural el recorrido es más extenso. 


Desde entonces, cada año la imagen peregrina de la Virgen pasa por los barrios, visita los campos de cultivo y casas, donde los vecinos hacen sus “devociones”, que consisten en cantos alusivos a la Virgen Santísima, el rezo del Padre Nuestro y el Ave María, se pronuncia el Gloria Patri: “Gloria Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…”, y de nuevo un canto a la Virgen. 


Hay casas donde se hace la “doble devoción”, es decir, se duplican los cantos y las oraciones. 


El sacerdote comenta que se trata de una devoción popular muy arraigada y significativa para el pueblo. Tanto es así que algunos labradores piden a sus patrones intercambiar un feriado para participar de esta fiesta. 

0
0
0
s2sdefault

En el país 25 mujeres comparten esta vocación 


Sofía Solano Gómez 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 


“Soy una Virgen Consagrada”, dice agradecida con Dios María Rosa de Jesús Alvarado, “Rosita”, como le llaman de cariño, quien a sus 55 años de edad se convirtió en una de las primeras mujeres del país que se entregó como esposa de Jesucristo. 


De ello hace 15 años, dedicada a los servicios domésticos desde muy joven, esta vecina de San Ramón de Alajuela adoptó la vocación motivada por una amiga que se le acercó a darle ánimo tras la muerte de su abuela que la crió. 


“Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el Reino de Dios” de Lucas 9:62 fue el pasaje que la impulsó en su discernimiento vocacional, luego de que su amiga le propusiera formarse en el Orden de las Vírgenes Consagradas. 


Nunca se visualizó en un convento, ni con una túnica o un velo que cubriera su rostro siempre. Tampoco sintió el llamado hacia una vida matrimonial, sin embargo “le rezaba a María Auxiliadora pidiendo su intercesión para que si me hacía de un novio fuera como San José… y apareció el Señor”, recuerda con gozo. 


Al celebrarse este domingo 31 de mayo los 50 años de la promulgación del ritual de la Orden de Vírgenes Consagradas, Rosita quiso compartir lo que para ella significa una realización plena de su vida, que no cambiaría por nada y por ello recomienda a las mujeres, que como ella combinan su tiempo de oración con Dios y con su trabajo diario. 


El Ordo Virginum o el Orden de las Vírgenes Consagradas posee un ritual del siglo IV y se constituye en la primera forma de vida consagrada femenina en la Iglesia Católica, según explicó Lisandra Chaves, también Virgen Consagrada. 


Es una vocación nacida en la Iglesia primitiva, con mujeres que vivían en sus casas, pero se entregaban con todo su ser a Jesucristo. 


El Ordo Virginum comenzó a decaer al dársele paso a los monasterios y la vida religiosa en comunidad, hasta que el Concilio Vaticano II lo restauró, siendo el 31 de mayo de 1970 la fecha en que Congregación para el Culto Divino, con el aval del Papa San Pablo VI, promulgó el renovado Ritual de consagración. 
“Con este acto volvió a la vida una antigua vocación de la Iglesia que hoy se convierte en un inmenso signo de los tiempos. Es una de las vocaciones de mayor crecimiento en la vida consagrada de la Iglesia”, detalló Chaves. 


A diferencia de las religiosas, estas mujeres permanecen en un entorno cotidiano, con sus familias y sus trabajos seculares, al servicio de la comunidad diocesana y junto al obispo. 


Tienen profesiones civiles, no usan hábito, no tienen superiora ni constituciones y pueden vivir solas, con sus familias o con otras consagradas. Se dedican al servicio de la Iglesia desde sus diferentes carismas y dones. 


Desde su vocación adquieren un compromiso de consagración, espiritualidad e inserción apostólica en la diócesis y la relación con sus obispos. 


Esta vocación femenina a la vida consagrada se vive a través de tres dimensiones: virginal, maternal y esponsal. Ellas preservan toda la vida en castidad al servicio de Dios y con el Evangelio como regla. El obispo obtiene para ellas la unción espiritual que establece el vínculo esponsal con Cristo. 


Las vírgenes consagradas, a través del Rito, son desposadas con Cristo a través del Obispo Diocesano y reciben tres insignias: el anillo y el velo de esposas y la Liturgia de las horas para su misión de vivir orando e intercediendo por sus hermanos. 


En el mundo hay más de cinco mil consagradas, según la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica (CIVCSVA). En Costa Rica hay alrededor de 25 consagradas en cuatro de las ocho diócesis del país: Arquidiócesis de San José, Cartago, Alajuela y Tilarán. Actualmente hay siete aspirantes en formación en la Diócesis de San Isidro. La vocación tiene en el país 15 años de establecida. 



“Agradezco su presencia” 


Monseñor Bartolomé Buigues, Obispo de Alajuela y responsable de la Vida Consagrada en la Conferencia Episcopal, felicitó a las Vírgenes Consagradas de nuestro país y del mundo por los 50 años de promulgación de su ritual de consagración. “Cada uno de nosotros, incorporados a Cristo por el bautismo, somos también consagrados como él, ungidos y por lo tanto de la vivencia de nuestra fe y de la consagración bautismal, brotan una serie de necesidades de expresarlas, una de ellas, entre las más antiguas, ha sido el Orden de las Vírgenes Consagradas, ya desde los tiempos apostólicos, después como se opacó un poquito, pero el Vaticano II nos lo redescubrió desde los años 70”, reseñó. 


“Esta vocación se ha revitalizado en la Iglesia respondiendo al llamado de Cristo que quiere expresar en la vivencia de estas vírgenes lo importante que es la dedicación a Él, y lo importante que es expresar también esa unidad con el Señor en la Iglesia para iluminar el caminar de los fieles en el sentido de vivenciar radicalidad en la vivencia de su fe”, agregó. 


Monseñor Buigues las invitó a celebrar este acontecimiento agradecidas por el llamado que el Señor les hace en su vocación. “Les agradezco su presencia en medio de la Iglesia y las invito a seguir viviendo esta radicalidad en la entrega y el servicio”. “Que su testimonio sirva para edificación de la Iglesia, para la construcción del Reino de Dios y para mostrar a la sociedad que no nos bastamos solos, que somos frágiles y que solo la unidad con el Señor nos puede dar esa grandeza de que somos hijos de Dios, que nuestra vida es comunión con los demás y que ante todo tenemos que vivir en solidaridad con el género humano y con toda la casa común”, concluyó. 


Colaboró la periodista Laura Ávila

0
0
0
s2sdefault
  • Recomendaciones para el regreso paulatino del confinamiento 

Sofía Solano Gómez zZ
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

La pandemia pausó la vida de las personas, transformó sus rutinas y cambió por completo la organización de sus días. Nos ha llevado a detenernos, a entrar más en contacto con nuestros seres cercanos, a trabajar y estudiar desde casa, y a cambiar radicalmente la forma de relacionarnos con los demás. 

Los cambios por el confinamiento pueden generar en el campo emocional sentimientos como ansiedad, incertidumbre miedo y enojo… que es necesario identificar y controlar. 

Así lo explicó Karol Gutiérrez, orientadora y especialista en Logoterapia y Análisis Existencial a través del Facebook del Colegio de Profesionales en Orientación (CPO), quien recomienda en primer lugar mantener o retomar las rutinas de cada día. 

Mientras se realice teletrabajo, la especialista considera importante respetar el horario habitual. Si por el contrario ha debido modificar la jornada, lo mejor es tratar de reconstruir una nueva tomando en cuenta la misma hora para levantarse y para acostarse. “Si ha tenido que extender las jornadas, lo recomendado es un máximo de 10 horas por día”, puntualizó. 

Asimismo, explicó la importancia de considerar el horario de trabajo de las otras personas con quienes se convive, “esta es una de las mejores formas de demostrarles que las apreciamos y tenemos en consideración, no solamente porque es un área de sus vidas, sino porque complementa una serie de áreas que nos permiten desarrollarnos de forma integral”. 

Recomendó que si es necesario ponerse en contacto con algún compañero, piense si está dentro de la jornada de trabajo establecida y si realmente es urgente. 

Otros aspectos de relevancia tienen que ver con el cuidado de la alimentación, no saltarse comidas y tener en cuenta que el quedarse en casa también nos lleva a una vida un tanto más sedentaria, y por ende, hay que cuidar la salud para no caer en otras enfermedades. 

“La toma de agua es vital, un cerebro hidratado ayuda a que el funcionamiento del cuerpo trabaje de mejor manera, lo que lleva a que seamos más eficientes y eficaces”, agregó. 

Gutiérrez expuso que dormir y descansar adecuadamente es otra de las recomendaciones para retomar estas rutinas, en función de que en los próximos días se retomará el regreso a una nueva normalidad y hay que procurar que el cambio no sea tan brusco. 

Habló de la necesidad de darse un espacio para descansar y “entender que no siempre debemos estar en todo y para todos en todo momento”, así como de tomarse un tiempo de reflexión y tener espacios de gratitud. 

La especialista recomienda hacer ejercicio por al menos 40 minutos al día, recordó que a través de Internet se encuentran rutinas para ejercitarse, pero también hay que ser ingenioso y utilizar herramientas de casa como botellas y bolsas con peso. 

Finalmente, insta a que las acciones de aseo e higiene se mantengan en la rutina diaria, para que acciones como lavarse las manos se conviertan en una práctica de vida. 

 

0
0
0
s2sdefault

Danny Solano Gómez 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Ha dicho que las políticas agrícolas desarrolladas por los gobiernos desde 1990 al 2014 pusieron de rodillas los productores de Costa Rica, asimismo ha llamado la atención sobre la caída del crédito para el agro a un 3% del total, cuando por ley debería ser de un 10%. 

Renato Alvarado, ministro de Agricultura y Ganadería, también ha llamado mercaderes a los defensores de la apertura comercial, ha criticado la eliminación de los fondos de inversión del MAG y la reducción de la capacidad productiva de frijol y de arroz. Eco Católico conversó con él para abordar estos temas. A continuación un extracto de la entrevista: 

Usted habla de problemas derivados de la apertura comercial, de ganadores y perdedores ¿quiénes son beneficiados y perjudicados con el sistema actual? 

De lo que tenemos que hablar es que la agricultura en este país tiene dos motores. Uno es el de la exportación, son productos exitosos en el mercado internacional como piña, banano, melón, sandía, yuca y algunos otros. Pero hay otra agricultura que llamamos de mercado interno, que requiere acompañamiento y observación para garantizar el consumo de producto nacional. Mucho de lo que se produce en el país tiene que competir con producción internacional, en países donde hay ayudas a los productores, cosa que no sucede aquí; hablamos de subvenciones del seguro de cosechas hasta de un 80%, que si bien no es un subsidio directo a la producción es una ayuda al productor; en Costa Rica estamos empezando a trabajar con los seguros de cosecha, no es una práctica que tengamos y esto pone en riesgo las cosechas y dificulta el crédito. 

¿Qué papel juega el intermediario en esta realidad? 

Uno de los grandes defectos que tiene la agricultura nacional es la intermediación, la manera cómo los productores reciben un precio que no necesariamente es el más adecuado, porque los dan por debajo de los costos de producción y, por otra parte, el consumidor termina recibiendo a veces un precio muy alto por el mismo producto, ya que en la cadena de intermediación se van encareciendo. Hemos estado insistiendo junto con el MEIC que debemos hacer estudios de cadenas de valor para hacer transparente el mercado, poder identificar esas distorsiones y permitir a los agricultores ser competitivos. Cuando hablamos de la necesidad de la transformación de la agricultura nacional para hacerla más eficiente, también tiene que ver con que el mercado sea transparente, de manera que los agricultores vendan su producto, tengan rédito por su trabajo y puedan innovar, porque si no se tiene el retorno de la inversión no se puede pedir a un agricultor que haga inversión tecnológica. 

Hay un grupo de agricultores que proponen un sistema de subasta, ¿el gobierno sabe de esta iniciativa? ¿la apoya? 

Conozco la propuesta, entiendo que se presentó en el gobierno pasado, también vinieron a presentármela e hice algunas observaciones. Hemos insistido en que lo que tenemos que hacer, más que subastar, es poner a los agricultores de cara a los consumidores, como sucede ahora que el Covid-19 ha venido a demostrar que lo que requerimos es la innovación del proceso de comercialización, los agricultores no pueden seguir pensando que su trabajo termina en el portón de la finca, tienen que pensar que su trabajo termina cuando el producto está en las manos del consumidor. Hemos propuesto desarrollar mercados inteligentes que sean regionalizados, donde los agricultores puedan vender su producto directo al consumidor, donde también estos mercados estén entrelazados digitalmente. Las zonas son distintas, producen distintos productos, se puede abastecer toda la demanda del consumidor en todo el territorio. A veces se complica porque no se tienen las condiciones ni las características meteorológicas ni de microclimas para producir todos los productos, por lo tanto, una red de mercados locales permitiría hacer un trasiego de mercancías entre esos productores y así, abastecer esos pequeños mercados regionales con productos de diferentes lugares. Hemos venido trabajando, nos da la razón la pandemia porque los agricultores han empezado a hacer comercialización directa a través de plataformas digitales. 

Usted critica las políticas de los gobiernos de 1990 a 2014, pero para los agricultores los últimos dos gobiernos han hecho lo mismo que los anteriores, ¿qué tiene que decir? 

Es parte de lo que hemos insistido, la necesidad de una reestructuración de las políticas públicas. Y cuando hablamos de las políticas públicas no hablamos del Ministerio de Agricultura sino del sistema bancario, con una política pública clara, los bancos estatales son bancos que le pertenecen a los costarricenses, deben tener políticas cercanas a la inversión y a la recuperación de la agricultura. En políticas públicas hemos estado hablando también de la innovación y la transformación tecnológica, no es posible por ejemplo que nosotros no tengamos innovación y mejoramiento en las semillas. Es de lo que hablamos, de volver los ojos a la agricultura, no con una visión de un productor pobrecitico, que no va a salir adelante, sino de un productor tecnificado que tenga capacidad de ser resiliente para sobrevivir. 

Don Renato, pero da la impresión que usted mismo reconoce que en este gobierno no se han tomado decisiones significativas para proteger al agro… 

Bueno, el tema de la situación financiera nos ponía una serie de limitaciones para mejorar y avanzar en toda esta lógica de la innovación, veníamos con un mejoramiento sustantivo, a partir de enero, de toda la situación financiera del país y así podíamos buscar mayor inversión en el agro, estábamos contentos con el comportamiento de la economía nacional, de cómo se venía recuperando… y desafortunadamente se vino el Covid-19, eso trajo una dificultad mayor al agro. Creo que de cara a una crisis hay una oportunidad para mejorar, encontrar aquellos grandes cuellos de botella que no se podían resolver y, ahora con una mirada mucho más seria y preocupada por lo que se necesita hacer en la agricultura, tenemos el apoyo de diputados en la Asamblea Legislativa, dispuestos a legislar en función de la transformación de la agricultura y el mejoramiento de la misma. 

 

0
0
0
s2sdefault