All for Joomla All for Webmasters

La mujer según el Papa Francisco

Lic. Lisandra Chaves
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

“La mujer es la armonía, es la poesía, es la belleza. Sin ella, el mundo no sería así de hermoso, no sería armónico. Me gusta pensar que Dios creó a la mujer para que todos nosotros tuviéramos una madre”. Papa Francisco, 9 de febrero, 2017.

“Una Iglesia sin mujeres es como el Colegio Apostólico sin María. El rol de la mujer en la Iglesia no es solo la maternidad, la madre de familia, sino que es más fuerte, es el icono de la Virgen, la que ayuda a crecer a la Iglesia. Piensen que la Virgen es más importante que los apóstoles. La Iglesia es femenina, es esposa, es madre. No se puede entender una Iglesia sin mujeres, pero mujeres activas en la Iglesia, con su perfil, que la llevan adelante. Creo que no hemos hecho aún una profunda teología en la Iglesia. Solo un poco de eso, un poco de aquello: lee la lectura, mujeres monaguillo, la presidenta de Cáritas… Pero hay más, hay que hacer una profunda teología de la mujer”. Papa Francisco a los periodistas en su vuelo de Brasil a Roma.

El texto anterior del inicio del Pontificado del Papa Francisco resume muy bien lo que ha dicho sobre el tema de la mujer en todos estos años. En ese mismo momento aclaró: “Sobre su participación en la Iglesia, no nos podemos cerrar a que haya monaguillas, a la presidenta de Cáritas, a la catequista… Tiene que haber algo más, con lo que dije de la teología de las mujeres. En cuanto a su ordenación, la Iglesia ha hablado y dice no. Lo ha dicho Juan Pablo II, con una formulación definitiva. Esa puerta está cerrada. Pero sobre esto quiero decirles algo: la Virgen María era más importante que los apóstoles, que los obispos, diáconos y sacerdotes. La mujer en la Iglesia es más importante que los obispos y que los curas. ¿Cómo? Esto es lo que debemos tratar de explicitar mejor”.

Algunos sectores de la Iglesia Católica han seguido insistiendo en la ordenación sacerdotal de mujeres, en las mujeres diaconisas y en que la mujer tome posiciones de liderazgo dentro de la Iglesia que hoy solo tienen los sacerdotes. El Papa Francisco, sin embargo, ha sido claro desde un inicio en que hay una teología que justifica la ordenación sacerdotal solo de los varones y que san Juan Pablo II fue profundo en explicar . Es conocido también que el rol de las diaconisas de la Iglesia primitiva no es el rol que tienen hoy los diáconos permanentes o transitorios, por tanto, no se puede exigir que se traiga del pasado una figura femenina que nunca existió. 

Sobre el rol de las mujeres en posiciones de liderazgo en la Iglesia, hay que evitar caer en un feminismo mal entendido que busque una igualdad total con el hombre, porque, aunque somos iguales en dignidad delante de Dios, somos diferentes y complemento. Se trata entonces de pensar que la mujer puede aportar más a la Iglesia en diferentes ámbitos y que en aquellas posiciones donde es posible que haya laicos, abrirse siempre a la posibilidad de que una mujer pueda llevar adelante la tarea. Sin embargo, quedarse solo en búsqueda de posiciones en la Iglesia es reducir lo que el Papa nos ha pedido: hacer una teología profunda de la mujer para explicar mejor el papel de la mujer en la Iglesia y esto solo se puede lograr si volvemos los ojos al modelo perfecto de toda mujer: la Santísima Virgen María.

No es fácil comprender las palabras del Papa Francisco cuando dijo: “el rol de la mujer es el ícono de la Virgen que ayuda a crecer la Iglesia”, “La Virgen es más importante que los apóstoles”, “La mujer en la Iglesia es más importante que los obispos y que los curas”. Hay que entrar en la mariología para poder analizar este mensaje para toda la Iglesia.

1Cf. San Juan Pablo II. Ordenatio Sacerdotalis. 22 mayo 1994

 

0
0
0
s2smodern