All for Joomla All for Webmasters

Origen de la imagen de la Virgen de Schoenstatt

Lisandra Chaves
Especial para el Eco Católico

Muchos conocemos la imagen de la Virgen Madre que acompaña este artículo, pero pocos conocemos cuál advocación es, su origen y todo lo que hay detrás. Se trata de la Virgen de Schoenstatt. El cuadro con esta imagen fue donado al Movimiento por el sacerdote diocesano Huggle y pintado por un artista suizo, Luigi Crossio. Fue colocado en el Santuario de Schoenstatt en Alemania el 19 de abril 1915, apenas 6 meses después de fundado el Movimiento.

Esta pintura de la Madre de Dios ha acompañado al Movimiento de Schoenstatt por 105 años. Hoy usted no solo la puede encontrar en el Santuario de Schoenstatt o en las casas del Movimiento, sino también podría tenerla como peregrina en su propia casa y compartirla con otras familias.

Orígenes de la Campaña

El apostolado de la Virgen Peregrina de Schoenstatt fue iniciado por el diácono permanente Joao Luis Pozzobon (actualmente Siervo de Dios en proceso de beatificación), peregrino del Santuario de Schoenstatt de Santa María en Brasil. 

Lo comenzó el 10 de setiembre del año 1950 cuando la Hermana Teresinha Gobbo, en esa época responsable del movimiento de Schoenstatt en Brasil, le dio a Don Joao una imagen de la Madre y Reina Victoriosa Tres veces Admirable de Schoenstatt para que la tuviera por un mes en su casa. 

Cuando debía devolverla, él le dijo a la hermana que sentía el llamado de la Virgen para llevarla a muchas familias e invitarlas a rezar el rosario. Así el inició este bello apostolado de peregrinar la imagen de casa en casa. 

Don Joao tomó esta tarea y se hizo el propósito de rezar el rosario siempre, y así, caminó más de 140.000 kilómetros llevando sobre sus hombros a la Madre de Dios a las familias, a hospitales, trabajos, a escuelas y cárceles. La imagen de la Campaña de la Virgen Peregrina tiene forma de Santuario porque está ligada a él y a la Virgen Santísima. 

Este apostolado creció rápidamente, sobre todo a partir de la visita de Don Joao en una Peregrinación a Schoenstatt (Alemania) y a Roma en 1979, donde fue bendecida por el Papa San Juan Pablo II. Desde entonces se propagó por todo el mundo. Actualmente esta Campaña del Rosario está presente en más de 70 países.

Propósito de la Campaña

La Santísima Virgen María visita a sus hijos bendiciendo sus casas, y, por acción de su Hijo Jesucristo Nuestro Señor, las familias se transforman. En estas visitas ella quiere evangelizar, formar familias cristianas y regalar las gracias del Santuario de Schoenstatt.

La Virgen Peregrina inició su peregrinación en Costa Rica en 1990 cuando fue traída una imagen desde Panamá y otra en 1994 de Argentina. En 1995 trajeron una de Ecuador y fue con esta imagen que un grupo de personas decidieron reunirse en la Iglesia del Perpetuo Socorro, tomando un gran auge y desde allí la Campaña ha seguido creciendo por todo el país. Antes de estas fechas el cantante Juan Nolan ya tenía esta imagen que lo acompañaba e inspiraba en sus conciertos.

“Actualmente tenemos cerca de 500 imágenes en el país. Son más de 5.000 familias que reciben la imagen. En Costa Rica tenemos diferentes modalidades de la Virgen Peregrina: de familia, enfermos, mujeres embarazadas y bebés en riesgo, la de niños, de la juventud y del trabajo. Estamos trabajando en una versión para no videntes y una para peregrinarla en las cárceles”, dijo Silvia Corrales, coordinadora nacional de esta campaña en Costa Rica.

Todas las personas que deseen ser misioneras deben recibir una charla introductoria para poder así peregrinar la imagen de la Virgen y conocer toda la pedagogía de esta campaña.

Posteriormente se les entrega la imagen en una ceremonia de envío, durante la Santa Eucaristía. La ceremonia de envío se realiza en el Santuario de Schoenstatt; “Familia de Esperanza” en Santa Ana. El misionero es el encargado de la imagen, y es el responsable de llevarla de casa en casa. Los misioneros deben tener una vida ordenada y se comprometen a cuidar la imagen.

¿Cómo se puede colaborar en esta campaña?

Si usted quiere ser misionero de esta campaña y recibir a la Virgen Peregrina solo deberá regalar a María Santísima un año de apostolado (pudiendo renovarlo cada año), llevando su imagen a las familias que lo solicitan e invitando a todos a que recen el rosario y así, invitar a más personas que se quieran unir a esta Campaña. 

Si usted quiere colaborar puede escribir a la señora Silvia Corrales al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o en Fb como Campaña Virgen Peregrina Costa Rica.

 

0
0
0
s2smodern