All for Joomla All for Webmasters

Nuevos obispos vivieron encuentro con el Papa

  • En Roma, a propósito de curso que imparte la Santa Sede

Sofía Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El Santo Padre recibió semanas atrás a los nuevos obispos nombrados durante el último, entre ellos dos de distintas diócesis del país, quienes participaron del curso de formación para nuevos prelados, promovido por la Congregación para los Obispos. 

Se trata de Mons. Bartolomé Buigues, obispo de la Diócesis de Alajuela y Mons. Daniel Blanco, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de San José.

La formación se realizó en el Pontificio Ateneo Regina Apostolorum, en Roma. Del 5 al 13 de setiembre, 144 nuevos prelados de todo el mundo participaron de ponencias en torno a los “Servidores de la alegría del Evangelio”, lema de este encuentro.

La temática se centró en la encíclica del Papa Francisco, Evangelii gaudium (La alegría del Evangelio), documento programático de su pontificado, dijo Mons. Bartolomé, “la perspectiva por la que él quiere llevar a la Iglesia para ponerla en estado de misión”.

Después de una presentación general de este documento, diversos ponentes, cardenales y obispos expusieron acerca de temáticas específicas. Por ejemplo: la misión del Pueblo de Dios, el anuncio en la comunión del ministerio, el anuncio en un tiempo mediático, la relación pastoral y el equilibrio en la vida afectiva de los sacerdotes, el puesto privilegiado de los pobres y la administración de los bienes de la Iglesia, el bien común y la paz social.

Lo anterior según los cuatro principios de la encíclica, recordó Monseñor Buigues: “el diálogo interreligioso, la pastoral de la cultura, la experiencia canónica para la gestión de una diócesis, motivaciones espirituales para un renovado impulso misionero y un fórum sobre la protección de los menores en la Iglesia”.

El último día, visitaron al Papa Francisco y concelebraron en la Basílica de San Pedro.

El Obispo de Alajuela destacó la fraternidad durante un encuentro con otros 70 obispos nombrados también en los últimos dos años para diócesis misioneras. “Fue una experiencia intensa de sentirme Iglesia Católica, universal, que ha estimulado en mí el deseo de ponerme al servicio de los fieles que se me encomiendan como obispo”, dijo.

Mons. Daniel Blanco, Obispo Auxiliar de San José, destacó la unidad entre los participantes, “en el deseo de servir a la Iglesia y hacerlo a la cabeza con el Papa”. Como detalle curioso, el pastor llevó en su sotana una bolsa de café, “se la entregué (al Papa) y le dije que sabía que le gusta el café de Costa Rica, él me dijo que le encantaba porque era el mejor del mundo”, comentó.

 

0
0
0
s2smodern