All for Joomla All for Webmasters

Jóvenes expresan con arte su compromiso con el ambiente

Ma. Estela Monterrosa S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Veintiún jóvenes de la Ciudad de los Niños (CDN), en Aguacaliente de Cartago, decoraron nueve botellas de 2 metros de altura con temas ambientales que serán expuestas en lugares como el Museo de Cartago, el Aeropuerto Juan Santamaría y centros comerciales.

El proyecto fue posible gracias a la alianza del centro, a cargo de los Frailes Agustinos Recoletos, con la empresa privada, en particular con el Grupo Vical (Grupo Vidriero Centroamericano).

Los jóvenes que decoraron las botellas fueron elegidos tras presentar sus bocetos a una comisión interna de la institución. Los requisitos eran tener temas ambientales e incorporar materiales reciclados, ya que el objetivo es que las botellas sirvan para hacer conciencia de la importancia del reciclaje. 

“Es vacilón que el trabajo de uno se exponga donde pase tanta gente y que piensen lo que ellos pueden hacer si tienen el propósito de reciclar. Es una satisfacción”, comentó el estudiante de undécimo nivel de mecánica de precisión, Ronald Jesús Durán Coto.

Para su compañero Jafet Fuentes Cordero, quien cursa noveno año con la especialidad de metalmecánica, a través de este proyecto se muestra que se puede reciclar y cómo las cosas se pueden lograr. “Es una satisfacción para nosotros saber que si nos proponemos hacer las cosas las podemos lograr, fue como subir un escalón de donde estábamos”.

Ambos fueron los autores del proyecto “No pises tu futuro”, el cual fue elegido primer lugar entre las nueve botellas por un jurado externo que valoró las propuestas en el concurso “Juntos por el planeta”, explicó Humberto José Madriz Calderón, profesor de inglés y miembro de la Comisión de Salud Ocupacional que organizó el concurso.

“No pises tu futuro” representa distintos hábitats y contiene un simbolismo del pacto de Dios con la humanidad sobre la naturaleza. Comentaron que dedicaron tres semanas al proyecto, sin descuidar sus estudios, y que lo más difícil fue pegar la corteza de árbol a la botella de fibra de vidrio.

“Son cosas que uno no piensa que puede llegar a hacer y cuando lo intenta y ve que puede es bonito. Aunque no imaginaba que íbamos a ser el primer lugar”, expresó Ronald Jesús. 

Las botellas serán sometidas a un último retoque y colocadas en bases de metal elaboradas también en la Ciudad de los Niños antes de llevarlas de gira.

0
0
0
s2smodern