All for Joomla All for Webmasters

Casa de puertas abiertas para los habitantes de la calle

Proyecto social de la Diócesis de Ciudad Quesada

El viernes 21 de diciembre los salones de la Parroquia Catedral San Carlos Borromeo, en Ciudad Quesada, abrieron sus puertas para atender a los habitantes de la calle, en el marco de una acción que se denominó “Desayuno Seamos Jesús”.

Duchas preparadas para que pudieran darse un baño, jabones, pastas de dientes, paños, rasuradoras y otros implementos para su aseo personal fueron parte del panorama en los salones. Luego, los habitantes de la calle, hombres y mujeres, escogieron ropa que fieles de la diócesis entregaron en los últimos días para atender al necesitado.

Posterior al baño, jugo, frutas, gallitos de salchichón, gallo pinto, huevo picado, café, natilla, pan y café, fue el menú que tenían a la mesa, donde se sentaron a compartir.

Monseñor José Manuel Garita, Obispo de Ciudad Quesada, y párroco de la Catedral, les dio un mensaje a pocos días de la Navidad. “El que nace es Jesús, es el amor, y queremos hacerles sentir que tenemos las puertas abiertas para ustedes, para atenderlos, con alimento y comida, y con la cercanía, queremos que se lleven este mensaje de paz, de armonía, entendiendo las dificultades que ustedes pasan”.

El Desayuno Seamos Jesús, es parte de la acción de Pastoral Social que lleva adelante la diócesis. Para esta oportunidad, el Colegio Diocesano, Radio Santa Clara y la Pastoral Social de la Catedral, se unieron para que los habitantes de la calle tuvieran una mañana diferente.

Casa de la Misericordia

La apertura de la Casa de la Misericordia San Vicente de Paúl fue también anunciada esa mañana. “Se trata de una casa de puertas abiertas en la Iglesia, una acción pastoral que nos permite tener y vivir los mismos sentimientos de Jesús”, explicó Monseñor Garita.

“Motivados por las exigencias de la misericordia y la necesidad de desarrollo integral de los hermanos más necesitados, creamos en la Diócesis de Ciudad Quesada, la Casa de la Misericordia San Vicente de Paúl”, explicó el obispo.

Esta Casa es una acción pastoral para toda la diócesis, que tendrá varios objetivos: Acoger a los afectados por el pecado social como verdaderos hermanos a quienes acompañar, reconociendo la causalidad de sus gritos. Proteger a los que están siendo víctima de exclusión que los vulnera en su dignidad, con signos reales que ratifiquen que la Iglesia es el hogar de todos.

Además, promover a los empobrecidos para que se desarrollen en medio de una sociedad justa, practicando sus talentos y capacidades. Y finalmente, integrar dentro de la comunidad eclesial y social, para que participen como actores de transformación en la construcción de la paz basada en la justicia.

Sus instalaciones están en Barrio Lourdes, donde históricamente se ha atendido a habitantes de la calle desde hace más de ocho años.

Fuente: www.iglesiaciudadquesada.com

 

0
0
0
s2smodern