All for Joomla All for Webmasters

Alegría por matrimonios en comunidad indígena

Laura Ávila Chacón
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Como fruto del amor de Dios y el empeño de las hermanas de la Madre Teresa de Calcuta, el pasado sábado 14 de setiembre se celebraron siete matrimonios en la comunidad indígena de Alto Cohen. Estas bodas son una semilla de familias cristianas en este pueblo y un ejemplo de lo que se desea que suceda en otras comunidades de la diócesis, según expresó Monseñor Javier Román, obispo de Limón que presidió la Santa Misa.

Las parejas fueron debidamente preparadas durante un año por las misioneras de la Madre Teresa de Calcula para que convencidos, formados y deseosos de unirse para siempre celebraran el sacramente ante decenas de familiares, vecinos y amigos en un rancho construido para la ocasión.

Según explicó Monseñor Román, algunas de ellas ya vivían en uniones libres de 5, 15, 22 y hasta de 33 años, procreando hijos, nietos y hasta bisnietos, por lo cual el matrimonio es un ejemplo que trasciende varias generaciones.

En su homilía, Monseñor Javier respondió a la pregunta de ¿por qué debían contraer matrimonio después de vivir tanto tiempo juntos?

“A través de su gracia Dios los va a unir más fuertemente, y esta unión no se puede romper hasta que la muerte los separe. Deberán estar unidos en las buenas y en las malas, tanto en la salud como en la enfermedad.  A partir de ahora ustedes le darán un sentido sagrado a lo que han vivido”, dijo el obispo.

Monseñor les hizo ver como en su vida matrimonial deberán de caminar juntos, apoyarse y animarse, dejando de lado todo aquello que pueda hacerlos infelices o que les impida compartir el camino de la felicidad.

Les recordó igualmente la necesidad de mantener su unión tomados de la mano de Dios, ya que, “quien a Dios tiene, todo lo tiene”, fortalecidos también de la ayuda de la Virgen María, les recomendó rezar todos los días el Santo Rosario.

Elioth Pereira, uno de los novios, dijo que considera muy importante poder santificar por medio del sacramento su matrimonio, y agradeció la catequesis de las hermanas.

“Es bueno ponerse con Dios, quiero que mis hijos sigan este ejemplo, aunque tarde lo hice, de poner nuestro matrimonio en sus manos. Rezo mucho por mi esposa”, concluyó. 

0
0
0
s2smodern