All for Joomla All for Webmasters

Beatifican este sábado 16 mártires, fieles hasta el fin

  • Víctimas de la Guerra Civil Española 

Danny Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Eran tiempos de la Guerra Civil Española y la Iglesia Católica recibía una cruenta represión. La hermana Patrocinio Vilanova, perteneciente al Instituto de Capuchinas de la Madre del Divino Pastor, fue forzada a salir de la casa de su comunidad antes de que esta fuera asaltada e incendiada. 

Se refugió con unos vecinos y donde su hermano, pero de ambos lugares decidió irse para no comprometerles. Ofreció sus servicios en el Hospital Clínico pero reconocieron que era monja y la rechazaron. Días después su cadáver llegó a ese mismo centro médico.

Ella es parte de los 16 mártires que son beatificados este sábado 10 de noviembre en la majestuosa Basílica de la Sagrada Familia, en Barcelona, España. 

Se trata de nueve religiosos de la Congregación de San Pedro ad Víncula y de sus tres laicos protectores, tres religiosas de la Congregación de Hermanas Capuchinas de la Madre del Divino Pastor y otra de la Congregación de Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones.

Ellos fueron víctimas, en los años 1936 y 1937, de la persecución religiosa sobrevenida en los años treinta y más específicamente en el contexto de la Guerra Civil Española. 

“Son testimonio de fe, de caridad y de perdón, son modelo y referencia para todos nosotros. Niños, jóvenes y mayores encontramos en ellos, intercesores y guías en nuestro camino”, dice un comunicado de la Arquidiócesis de Barcelona. 

También se menciona que “los nuevos beatos transmiten un mensaje actual y de amplitud eclesial. En el año del Sínodo de los Jóvenes, presentan una experiencia eclesial de fe, de entrega y de discernimiento vocacional”.

El Papa Francisco aprobó el Decreto de Beatificación el 18 de diciembre del año pasado. Las tres congregaciones a las que pertenecen los mártires se unieron en una causa de beatificación conjunta en el año 2000.

Religiosas en Costa Rica lo celebraran 

Las Hermanas Capuchinas de la Madre del Divino Pastor tienen presencia en Costa Rica, son conocidas por estar a cargo del Colegio Madre del Divino Pastor, en Guadalupe.

El 16 de noviembre se celebrará con la comunidad estudiantil una Santa Eucaristía de Acción de Gracias a las 9:00 a.m., presidida por Mons. Javier Román, Obispo de Limón. También se oficiará otra el 30 de noviembre en la Capilla del Colegio, donde se invita a la comunidad parroquial. 

La beatificación de las Hermanas Auxilio Noguera, Patrocinio Vilanova y Andrea Solans “es un momento para dar gracias a Dios por el regalo que hace a la Congregación y a la Iglesia”, dijo sor Noelia Alanis Blandón, de la comunidad en Costa Rica.

“Experimentamos un gozo de tener tres hermanas que han sido fieles hasta el fin, testimoniando los valores del Reino, desde la sencillez y humildad, hasta derramar su sangre por su fe en Cristo. Son modelos de fidelidad a Dios en medio de la adversidad”, agregó.

La Congregación de Hermanas Capuchinas de la Madre del Divino Pastor fue fundada en 1850 por el beato José Tous y Soler en Ripoll, España. Su carisma gira entorno a la educación cristiana de la niñez y juventud y en dar a conocer a María como la Madre del Divino Pastor. 

La comunidad llegó a Costa Rica en diciembre de 1953, por invitación del Padre Santiago Núñez Vargas, entonces párroco de Nuestra Señora de Guadalupe, en Goicoechea. 

En principio se hicieron cargo del colegio parroquial “Nuestra Señora de Guadalupe” y de la Escuela Vocacional. Con la ayuda del sacerdote se adquirió el terreno donde actualmente se ubica el Colegio Madre del Divino Pastor, donde hay matriculados más de 1.400 estudiantes, desde preescolar hasta undécimo año.

0
0
0
s2smodern