All for Joomla All for Webmasters

Educar es mucho más que transmitir conceptos

  • El Papa advierte ruptura del Pacto educativo

Ciudad del Vaticano. En su discurso a los participantes en el Seminario organizado por la Pontificia Academia de Ciencias Sociales sobre “Educación: el pacto mundial”, el Santo Padre recordó que “educar no es solamente trasmitir conceptos, sino que es una labor que exige que todos los responsables de la misma -familia, escuela e instituciones sociales, culturales, religiosas- se impliquen en ella de forma solidaria”, el Papa agregó que “para educar hay que buscar integrar el lenguaje de la cabeza con el lenguaje del corazón y el lenguaje de las manos”. 

Esto significa que la transmisión de los valores y las virtudes individuales y sociales, la enseñanza de una ciudadanía comprometida y solidaria con la justicia, y al impartir las habilidades y el conocimiento que forman a los jóvenes para el mundo del trabajo y la sociedad, las familias, las escuelas y las instituciones se convierten en vehículos esenciales para el empoderamiento de la próxima generación”.

El Pontífice también destacó que “hoy está en crisis, está roto” lo que él ha llamado el “pacto educativo”; ese que “se da entre la familia, la escuela, la patria y el mundo, la cultura y las culturas”. Y “está roto, y muy roto -dijo Francisco- y no se puede pegar o recomponer, no se puede zurcir, sino a través de un renovado esfuerzo de generosidad y acuerdo universal”. 

A la vez que explicó que el pacto educativo roto significa que tanto la sociedad, como la familia, o las distintas instituciones llamadas a educar delegan esta decisiva tarea educacional a otros, “evadiendo así la responsabilidad las diversas instituciones básicas y los mismos estados que hayan claudicado de este pacto educativo”.

El Santo Padre recordó que estamos llamados “a renovar y reintegrar el esfuerzo de todos” por la educación, a fin de “rehacer un nuevo pacto educativo, porque solamente así podrá cambiar la educación”. “Y, para eso, hay que integrar los saberes, la cultura, el deporte, la ciencia, el esparcimiento y la recreación; para eso, hay que tender puentes de conexión, saltar el ‘chiquitaje’, que nos encierra en nuestro pequeño mundo, y salir al mar abierto global respetando todas las tradiciones”.

“Una de las formas fundamentales de mejorar la calidad de la educación a nivel escolar es conseguir una mayor participación de las familias y las comunidades locales en los proyectos educativos. Estas son parte de esa educación integral, puntual y universal”

Sólo así -prosiguió Francisco- se podrá “promover una cultura del diálogo, del encuentro y de una mutua comprensión, de modo pacífico, respetuoso y tolerante. Una educación que capacita para identificar y fomentar los verdaderos valores humanos dentro de una perspectiva intercultural e interreligiosa”. Y para esto “la familia necesita ser valorada en el nuevo pacto educativo, puesto que su responsabilidad ya comienza en el vientre materno, en el momento del nacimiento. (VaticanNews.va)

 

0
0
0
s2smodern