All for Joomla All for Webmasters

Iglesia acompaña sectores sociales ante crisis

De frente a problemas como el desempleo, la desigualdad y la pobreza, sectores sociales con el acompañamiento de la Iglesia Católica, en la persona de Mons. José Rafael Quirós, presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, crean una plataforma multisectorial para informar, denunciar, generar propuestas y buscar soluciones a favor del bien común.

Danny Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Sectores sociales como el movimiento cooperativo, los sindicatos y las agrupaciones de agricultores, entre otros, decidieron unirse con el acompañamiento de la Iglesia Católica para generar propuestas ante la situación socioeconómica que a traviesa el país y para contrarrestar proyectos que, según consideran, son un peligro para la democracia. 

Su intención es establecer una agenda nacional en beneficio del bien común y no solo de pequeños grupos en temas como desempleo, reactivación económica, pobreza, crisis del agro, déficit fiscal y otros.

Monseñor José Rafael Quirós, Arzobispo de San José y presidente de la Conferencia Episcopal, intervino el jueves 6 de junio en el Edificio Cooperativo, en San Pedro de Montes de Oca, San José, donde los representantes hicieron el anuncio.

“Por lo que siempre apostamos como Iglesia es al diálogo, no como simple instrumento para llegar a determinados consensos, sino un diálogo constructivo (…) que permita a todos ejercer la capacidad de escucha y entendimiento para alcanzar metas importantes”, expresó el Arzobispo Metropolitano.

“Por ello -agregó- como Iglesia, invitados por sectores sociales, siempre atendemos el diálogo de quien nos invita a dialogar de verdad”.

Desarrollo humano integral

El pastor arquidiocesano manifestó el interés por escuchar las preocupaciones a nivel social, político y económico, incluido lo relacionado con principios éticos y morales.

Transmitió su deseo de que este sea el inicio de un proceso para “unir a la familia costarricense”, tras la polarización en la que ha sido sumida”.

El Prelado también llamó la atención que a veces se habla de progreso y desarrollo solo desde el punto de vista material, para el máximo aprovechamiento del mercado, sin embargo -recordó- un progreso auténtico debe ser integral y humano (espiritual y corporal).

Los ciudadanos, dijo, “no podemos seguir indiferentes y dejar que ese 12% o 13% de desempleo siga subiendo”. “Hay que plantearse salidas (…) Es urgente que se abran nuevas oportunidades de trabajo”, mencionó.

“Hoy pensando en el bien común necesitamos imperiosamente que la política y la economía y el diálogo se coloquen decididamente al servicio de la vida, especialmente de la vida humana. Colocar a la persona humana al centro, haciendo opción por la vida humana. La vida no puede entrar en juego en la cultura del descarte que vivimos”, dijo.

“Es importante dialogar sobre la identidad cristiana nacional que entre todos hemos forjado”, concluyó.

“Un encuentro histórico”

Olman Segura, director del Centro Interamericano de Política Económica para el Desarrollo Sostenible (CINPE) de la Universidad Nacional (UNA), consideró positivo que los diferentes sectores busquen generar propuestas y destacó el aporte de la Iglesia.

Con un desempleo que llega al 13,4% según estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), la pobreza en un 21,5% y un déficit fiscal en el 5,9% en 2018 y sin proyecciones alentadoras para este año, Segura expuso que el país vive uno de los escenarios económicos más difíciles en la historia del país.

 

El reportaje completo en la edición impresa de Eco Católico.

 

0
0
0
s2smodern