All for Joomla All for Webmasters

Campeones ambientales con muchas tareas pendientes

Costa Rica recibió en la ONU el Premio Campeones de la Tierra, sin embargo el país mantiene graves deudas en materia ambiental, entre ellas los efectos de monocultivos como la piña, la calidad del aire en las zonas urbanas y la contaminación de las fuentes de agua.

Danny Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Costa Rica recibió este año el máximo galardón ambiental de la Organización de Naciones Unidas (ONU), llamado Campeones de la Tierra, en la categoría Liderazgo Político, “por su papel en la protección de la naturaleza y su compromiso con las políticas ambiciosas para combatir el cambio climático”.

El premio reconoce los esfuerzos para alcanzar en 2050 una economía libre de combustibles fósiles, a través del Plan Nacional de Descarbonización, lanzado por el gobierno en febrero pasado.

El presidente Carlos Alvarado, recogió el reconocimiento en la Cumbre de Acción Climática, la cual se realizó en el marco del 74 periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York.

El gobernante pronunció dos discursos en los cuales destacó que Costa Rica produce un 99% de su energía a través de fuentes renovables, habló sobre la protección forestal y avances en transporte eléctrico. 

Dijo que “es un premio para toda Costa Rica” y resaltó la política de Estado consistente a través de los años.

No obstante, también aportó datos que estudios y ambientalistas desmienten, por ejemplo, expuso que el país “pasó de una cobertura de un 20% en los ochenta, a tener hoy más de un 50% de cobertura forestal”, sin embargo nunca ha bajado del 40%, según una investigación de la Universidad Nacional.

Este “mito” nació por un aparente error que se consignó en un artículo científico de entonces, el cual decía que en esa época la cobertura forestal era inferior a la tercera parte del territorio nacional. 

No obstante, el fallo sirvió para llamar la atención sobre un problema que ya de por sí era serio y provocó que se establecieran una serie de medidas para revertir esa cifra.

También Alvarado dijo que la flota vehicular eléctrica aumentó un 500% en el último año, pero, esto no coincide con las cifras de la Dirección General de Energía, que del 2018 al 2019 muestra un crecimiento del 100%.

Es de resaltar que a partir de los incentivos fiscales para la compra de vehículos eléctricos se ha llevado a cabo un aumento en la compra de estos. A pesar de esto, a agosto del 2019 Costa Rica registra apenas 638 automóviles eléctricos (2065 en total si se incluyen motos, bicimotos, carritos de golf y otros) mientras que la flota vehicular del país asciende a más 1 millón 655 mil unidades de acuerdo con el Estado de la Nación, es decir, representan apenas un 0,03% (0,1% si se agregaran los otros).

Más detalles en la edición impresa de Eco Católico.

0
0
0
s2smodern