All for Joomla All for Webmasters

Pastoral Social y odontólogos se unen para dar servicio a personas pobres

  • Profesionales han apoyado el proyecto donando equipos y tiempo

Ma. Estela Monterrosa S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Desde hace cinco meses, la Pastoral Social de la Diócesis de Cartago logró equipar y acondicionar un consultorio que ha prestado servicio a unas 80 personas por mes, gracias al apoyo de ocho odontólogos voluntarios.

“Todo surgió porque el año pasado un dentista que se iba a pensionar quería donar la silla a una obra social y me dijeron que si la quería. Hasta ese día, nunca se me había ocurrido abrir un consultorio aquí”, comentó el Pbro. Federico Montenegro, director de la Pastoral Social de la Diócesis de Cartago.

Aún desconociendo temas sobre la operación de un servicio así, decidió emprender el proyecto. Pidió ayuda a través de sus redes sociales y 19 odontólogos se apuntaron, pero entonces se dieron cuenta de que el equipo necesitaba reparaciones, además, había mucho por hacer para acondicionar las instalaciones, por lo que hicieron una pausa.

En enero, con la ayuda de Olga Leitón, el odontólogo Jairo W. Urbina y el técnico Andrés Quesada, lograron restaurar la silla y, además, recibieron la donación de otra, ahora ambas están funcionando. Asimismo, lograron acondicionar el espacio y obtener los permisos requeridos para abrir el consultorio.

Se hizo un nuevo llamado a los profesionales y, en esta ocasión, ocho se unieron al proyecto para brindar servicio a personas en condición de pobreza referidas por las parroquias de toda la diócesis, habitantes de la calle, usuarios del Asilo de la Vejez, privados de libertad y religiosas.

Se dan servicios básicos como limpiezas, resinas, extracciones, raspados, tratamientos periodontales y también se ofrecen prótesis dentales.

Espacio pedagógico

El ofrecer prótesis dentales es un servicio que favorece a las personas de escasos recursos y también a jóvenes que estudian Mecánica Dental. Esta fue una iniciativa de la odontóloga Maureen Mora, que es docente en el Colegio Universitario de Cartago.

“Por redes sociales me enteré de que la Pastoral Social estaba organizando un consultorio odontológico y me interesé, hice un programa con los estudiantes y les solicité que las prótesis que iban a hacer de práctica fueran para las personas de escasos recursos que van a la Pastoral Social”, comentó.

Agregó que han entregado 14 prótesis en estos meses. “Parece poco, pero en realidad es un gran aporte, económicamente estamos hablando de que cada prótesis tiene un costo de 200.000 colones según el Colegio de Cirujanos Dentistas”, afirmó.

En su opinión, la alianza ayuda a sensibilizar a los estudiantes, además, se sienten capaces en su trabajo y útiles a la sociedad. “Puede ver un resultado del proceso de enseñanza-aprendizaje en la boca de un paciente, lo cual es una gran motivación”, dijo.

Asimismo, afirmó que de esta manera se realiza labor social y pedagógica a la vez. “Durante la formación los jóvenes realizan 12 prótesis que nadie utiliza porque son para evaluaciones, ahora el ver que se utilizan es muy enriquecedor pedagógicamente”, añadió.

Mora visita una vez a la semana el consultorio de la Pastoral Social, atendiendo pacientes de escasos recursos que necesitan prótesis dentales parciales o totales

Ayudar, una forma de retribuir

“Desde que estaba en la universidad he hecho trabajo social, yo fui un estudiante becado de la Universidad de Costa Rica y siento que ésta es una forma de devolver algo a la sociedad; es un compromiso personal y creo que todo lo bueno que uno hace se le devuelve”, expresó el odontólogo Jairo W. Urbina.

Destacó que el servicio que se ofrece en ese lugar permite ayudar al alivio del dolor de las personas y, en muchos casos, en su autoestima al mejorar el aspecto de su sonrisa.

Para Olga Leitón, quien ha apoyado la gestión administrativa del consultorio, el servicio ha sido una motivación en su vida personal. “Me ha llenado mucho, es el lugar perfecto cuando uno quiere ayudar a los demás. Ver la felicidad de las personas, por ejemplo, cuando les ponen las prótesis, el recibir a los muchachos que necesitan tanto cariño y poder darles atención, vale la pena, un gracias lo es todo”, comentó. 

Por su parte, Mora, odontóloga y máster gerontología, recalcó que “al ver una población en vulnerabilidad, con duelo por la pérdida de piezas dentales, inicié una labor social en conjunto con mis estudiantes de mecánica dental del Colegio Universitario de Cartago”. 

“Yo creo que todo profesional puede hacer labor social y creo que seríamos una sociedad diferente si desde los diferentes campos damos un servicio a la sociedad. Hay que empezar por nosotros mismos”, agregó.

Para el sacerdote, la ayuda que brindan los profesionales es un apostolado, una forma diferente de ayudar en la Iglesia. “Yo lo veo desde las bienaventuranzas ‘estuve enfermo y me visitaste’, es una forma de encontrarse con el Señor, de colaborar con la sociedad”.  

Súmese al proyecto 

Para acondicionar el consultorio, la Pastoral Social invirtió 3 millones de colones, los materiales que se utilizan son donados por los mismos profesionales voluntarios y personas que conocen la obra. A los beneficiarios se les solicita una contribución simbólica de 2 mil colones que sirve para la compra de insumos como guantes y cubrebocas.

“Aquí no hay nadie invisible, todos somos seres humanos y debemos pensar que no sabemos cuándo seremos nosotros los que necesitemos ayuda, por eso insto a las personas que quieran donar en algo que va a favorecer la salud de las personas a que nos ayuden”, comentó Urbina.

Si desea apoyar la obra puede donar materiales, dinero o tiempo. Si es vecino de Cartago y desea acceder a los servicios puede solicitar una referencia en su parroquia, ahí los encargados de Pastoral Social evaluarán si cumple y, de ser así, le darán la referencia.

 

0
0
0
s2smodern