All for Joomla All for Webmasters

No confundir la gramática con el machismo

  • La Real Academia de la Lengua rechaza el lenguaje “inclusivo”

Laura Ávila Chacón
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Dos reconocidas instituciones encargadas de promover la lengua española en el mundo presentaron el “Libro de estilo de la lengua española según la norma panhispánica”, el cual rechaza, una vez más, el doble género y el lenguaje llamado “inclusivo”.

La edición es una obra elaborada por la Real Academia Española (RAE) y la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) la cual pretende servir para una mejor manera de escribir y hablar.

Por su firme posición, la RAE ha sido criticada fuertemente por grupos que profesan la ideología de moda, pero desde la Academia justifican su posición en el sentido de que en los últimos tiempos por razones “de corrección política y no de corrección lingüística” se hace mención a ambos sexos, pero se olvida “que en la lengua está prevista  la posibilidad de referirse a colectivos mixtos a través del género gramatical masculino”.

Ante el rechazo de su posición, la RAE  ha sido clara que “no hay intención discriminatoria alguna, sino la aplicación de la ley lingüística de la economía expresiva”.

A esta institución, el gobierno español encargó incluso un informe para que se introdujera un lenguaje que reflejara la paridad entre hombres y mujeres en una eventual reforma a la Constitución de ese país.

A este requerimiento, el director de la RAE, Darío Villanueva, dijo que “el problema es confundiar la gramática con el machismo”. “Las lenguas se rigen por un principio de economía; el uso sistemático de los dobletes, como miembro y miembra, acaba destruyendo esa esencia económica. Las falsas soluciones, como las que proponen poner en lugar del ‘o’ y el ‘a’, el ‘e’, me parecen absurdas, ridículas y totalmente inoperativas”, sentenció el académico.

Entrevistado por el diario El País de España, Villanueva afirmó que la corrección política es “una forma de censura perversa”, que no procede del partido, del Gobierno o de la Iglesia. Es una censura difusa, dijo, que no sabemos muy bien de dónde viene, y según la cual, hay cosas que no se pueden decir.

El artículo completo en la edición impresa de Eco Católico.

 

0
0
0
s2smodern