All for Joomla All for Webmasters

La gran misión de los abuelos

  • El próximo viernes 26 de julio, la Iglesia recuerda a San Joaquín y Santa Ana, padres de la Virgen María y abuelos de Jesús.

Sofía Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La presencia de los abuelos en la familia es esencial, Dios les da una misión muy importante en relación a la familia y hacia ellos mismos.

La psicóloga Vivian Agüero explica la importancia de valorar su presencia por el vínculo con los hijos, nietos y otros familiares, y también como pilares en la comunicación de tradiciones, costumbres y prácticas religiosas, por ejemplo.

El papel de los abuelos se ha ido transformando. Sobre esto hace hincapié Agüero, quien dice que se ha pasado de ser un abuelito sentado, a ser un abuelo que participa en las tareas del hogar y mantiene las suyas propias.

Están los llamados abuelos del milenio, que son aquellos que se han adaptado a modernas invenciones como el teléfono y la Internet y para quienes los cambios y nuevas tecnologías han sido parte de su vida. 

“Con mucha alegría comparten con sus familiares en grupos de WhatsApp y Facebook, aportando siempre frases de protección y cariño, sin olvidar el humor”, comentó Agüero.

Por otra parte, la especialista indicó que “hoy en día se maneja una nueva visión en cuanto a la calidad de vida y dignidad del adulto mayor” como “personas que van activas a los cambios de los tiempos, en donde son productivas”. 

Actualmente los abuelos toman roles activos en la familia, desde el cuidado de los nietos, hasta encargarse de los hogares mientras sus familiares trabajan fuera. No solo se dedican a ser esa figura entrañable para los nietos, sino que en muchos casos se convierten en educadores primordiales, enseñando hábitos en el hogar hasta haciendo frente a tareas escolares.

No obstante, la especialista señaló que “el aporte que dan a la familia va a depender de cuánto se sienten valorados o capaces de enfrentar cada tarea asumida por ellos mismos o por sus familiares”. 

El artículo completo en la edición impresa de Eco Católico.

 

 

0
0
0
s2smodern