All for Joomla All for Webmasters

Con más de 6 mil firmas buscan frenar venta de pastilla del día después

  • Recursos de amparo fueron presentados por grupos de la sociedad civil

Laura Ávila Chacón
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Con la entrega de más de 6 mil firmas en apoyo a los cuatro recursos de amparo presentados contra la venta del fármaco Levonorgestrel, más conocido como la “pastilla del día después”, grupos de la sociedad civil pretenden que se frene su comercialización en nuestro país.

Las firmas fueron recolectadas por grupos a favor de la vida en solo una semana, y presentadas por el médico Dr. Claudio Slon Hitti ante la Sala Constitucional el pasado miércoles 5 de junio. 

Entre las consideraciones aportadas por el médico en su recurso contra el ministro de salud Daniel Salas y el Presidente Carlos Alvarado, está el efecto antiimplantatorio (abortivo) del medicamento, documentado en el mismo recurso.

“El debate constantemente se daba en el marco de la anticoncepción de emergencia en casos de violación lo cual también riñe con la normativa (…), pero ahora el Ministerio de Salud nos sorprende no sólo al aprobar la inscripción de ese controvertido medicamento, sino que además amplía sus indicaciones de uso más allá de los casos de violación a cualquier relación sexual no planificada y, para colmo, crea un decreto para su venta libre sin prescripción médica sin las respectivas consultas a los entes técnicos especializados”, argumenta el recurso presentado.

Para el Dr. Slon, esto hace que en Costa Rica sea más fácil, por ejemplo, para una niña o una adolescente comprar Levornogestrel que un antibiótico que sí requiere receta médica. “Pasamos de un medicamento debatible y peligroso que no se inscribió en el país durante muchos años debido a sus oscuras implicaciones, a considerarlo casi como tomarse un multivitamínico”, consignó.

Para él, no se puede dejar en manos de las usuarias la responsabilidad de darle un buen uso al fármaco, que de por sí es delicado y de riesgo. “Aunque el mismo ministro pide a las usuarias que no abusen de su uso, la realidad de los países como España es que al pasar de venta con receta a venta sin receta, su uso se duplica”, constató.

El médico documentó a los magistrados de la Sala Constitucional cómo desde que salió al mercado el Levonorgestrel, tanto las compañías farmacéuticas fabricantes como las agencias gubernamentales y la comunidad científica en general han señalado consistentemente la existencia de tres efectos o mecanismos por los cuales se explica su acción farmacológica.

Dichos efectos son el anovulatorio, que inhibe o retrasa la ovulación, el efecto sobre el moco cervical y la trompa uterina que altera el paso de los espermatozoides hasta el óvulo, y el efecto antiimplantatorio, que evita la anidación del embrión en el endometrio, lo que se considera un efecto abortivo directo e indirecto.

Para Slon, por eso es grave que se ponga más énfasis en el segundo efecto dejando de lado el tercero, que implica el aborto del cigoto o embrión.

El recurso de amparo del Dr. Slon fue acogido por la Sala Constitucional el 11 de junio, y se dio un plazo de tres días a los recurridos para que respondan a sus argumentos para quedar a la espera de la resolución final de los magistrados sobre el tema.

Los recursos de amparo fueron planteados en reacción a la inscripción de la “pastilla del día después” por parte del Ministerio de Salud, a favor de la casa farmacéutica Geodon Ritcher PLC, y su decisión de que no se necesitara ninguna referencia médica para su compra y consumo.

0
0
0
s2smodern