All for Joomla All for Webmasters

Educadores de Religión reflexionan sobre temas de bioética

el . Publicado en Iglesia hoy

  • Actualización profesional ofrecida por la Universidad Católica

Ma. Estela Monterrosa S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Con el aporte de expertos, cerca de cincuenta educadores de Religión reflexionaron sobre temas de bioética en un curso intensivo ofrecido por la Universidad Católica de Costa Rica del 21 al 25 de enero.

La actividad estuvo a cargo de la carrera de Educación Religiosa para I y II Ciclos de la Educación General Básica. El curso fue dirigido por la Dra. Margarita Bofarull Buñuel, r.s.c.j, presidenta del Instituto Borja de Bioética. 

Como parte del curso se realizó una mesa redonda sobre la situación socio-jurídica del país en temas de vida y familia, en la que se analizó la agenda socio-política actual con el Lic. Luis Fernando Calvo de la Asociación Por la Vida. Calvo hizo un repaso por momentos como la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que obligó al Estado costarricense a aplicar la Fecundación In Vitro, la aplicación de los programas de educación para la afectividad y sexualidad integral del Ministerio de Educación Pública, la eliminación de la Missio Canónica como requisito para los docentes de Religión en centros educativos públicos y temas que están sobre la mesa como el aborto impune y el Estado laico.

También se contó con la presencia del abogado constitucionalista Fernando Zamora, quién se refirió al panorama jurídico actual y la injerencia de la CIDH. Zamora calificó de “inaudito” el fallo de la CIDH sobre la Fecundación in Vitro en Costa Rica, pues argumentó que cuando hay lagunas o vacíos en la ley, la jurisprudencia indica que se debe interpretar la ley en beneficio del derecho humano en discusión, pero la CIDH hizo lo contrario. Además, habló del borrador de la norma técnica para la aplicación del artículo 121 del Código Penal sobre el aborto impune, el cual criticó fuertemente.

Otro de los participantes de la mesa redonda fue el sociólogo Pbro. David Solano, quien reflexionó sobre la percepción social de temas relacionados con la bioética. En su opinión, la vida ha perdido el “valor sagrado” para las personas; por un lado, porque son más “consumidores que ciudadanos” y porque “la vida se pudo tocar”.

“La ética no es poner límites, sino buscar caminos de felicidad”

La Dra. Margarita Bofarull Buñuel, r.s.c.j, presidenta del Instituto Borja de Bioética y miembro de la Pontificia Academia para la Vida, estuvo por primera vez en Costa Rica reflexionando sobre los aportes e importancia de la bioética.

“La bioética tiene un rol importante e indispensable en la sociedad actual porque estamos en una época de grandes cambios y avances biotecnológicos, de cambios en la relación de las personas con el entorno, de la capacidad y el poder de la inteligencia humana en ámbitos como la inteligencia artificial, la genética… Si todo esto no va de la mano de una ética que garantice que todo este conocimiento se va a utilizar en beneficio de la persona, estos cambios pueden revertir en daño para la humanidad o el medio ambiente. La ética es un garante de felicidad”, afirmó.

Bofarull afirmó que la ética no pone límites, sino que busca garantizar caminos de humanización, por lo tanto, de felicidad. “Todo lo que no redunde en bien de la persona y del medio ambiente debe ser revisado”. Agregó que hay moratorias científicas para no seguir investigando en determinadas líneas sobre las que se desconocen los posibles efectos. 

Por otra parte, afirmó que es muy importante para los católicos saber estos temas porque forma parte de la evangelización proclamar la buena noticia y “no se proclama en abstracto sino a una realidad concreta que hay que procurar transformar en la línea evangélica”. 

En su opinión, hay que saber dar razón de la fe. “Tenemos que formarnos, no podemos cerrar los ojos al mundo en que vivimos. Los medios de comunicación –salvo honrosas excepciones- tratan de incidir sobre la sensibilidad de las personas en una línea que no siempre es coherente con la vida y la dignidad de las personas”.

Añadió que Costa Rica se encuentra en un momento apasionante para vivir los propios valores, defender su posición y su soberanía. “Es una oportunidad para la Iglesia de ser profética, sobre todo con el anuncio –la denuncia también evidentemente- anunciar que somos pueblo de la vida que celebra y promueve la vida, no hay que centrarse en los temas de inicio y final de la vida, por ejemplo, defender la vida de los más pobres, luchar contra la explotación y la trata de personas”, dijo.

Asimismo, destacó el rol de la Universidad Católica para la formación de líderes con valores claros y evangélicos.

0
0
0
s2smodern