All for Joomla All for Webmasters

¿Quién fundó a los Testigos de Jehová?

el . Publicado en Tus dudas

“Monseñor, sabemos bien que los Testigos de Jehová nos van proponiendo supuestas “extrañas verdades”, que en absoluto un católico puede aceptar… Sin embargo, me gustaría saber ¿quién dio origen a tal denominación religiosa? También por esta información, Monseñor, muchas gracias”.

Gardenio Murillo J. - San José

Tenemos que y debemos, estimado Gardenio, tener respeto hacia todos y entonces también hacia los Testigos de Jehová, pero eso no significa que debamos pasar por alto lo que nos van proponiendo, que son cosas realmente sorprendentes y que no tienen en absoluto su fundamento en la Palabra de Dios.

Pues bien, este grupo que en un principio fue conocido como Sociedad de la Biblia y Tratados de la Torre Vigía (o Atalaya), debe sus comienzos a Charles Tazel Russell. Él había nacido en una familia presbiteriana, pero luego se adhirió al adventismo, ese movimiento religioso que se orienta a la preparación de la segunda venida de Jesús. En 1870, ya divorciado, estuvo afirmando que había logrado descubrir la segunda e inminente venida de Jesucristo. Para ello se apoyaba en los libros del Apocalipsis y del profeta Daniel, con una interpretación, obviamente “muy suya”.

Ha sido desde 1931 que sus seguidores recibieron el nombre de Testigos de Jehová inspirándose en Isaías 43, 12, en donde leemos:  “ustedes son mis testigos, oráculo de Yahvé y yo soy Dios”.

Russell anunció la segunda venida de Jesús como edad de oro que consistiría en una época de mil años de Cristo en la tierra. Anunció este evento para diversas fechas, pero nada aconteció. No cabe duda Russell fue un propagandista muy activo, y de ahí que su vida transcurriera entre viajes, libros y revistas.

Su vida fue más bien “irregular” y se le acusó de no usar honestamente los medios económicos que iba recaudando. A Joseph Franklin Rutherford se le considera como “segundo fundador”. Por su parte se dio a sí mismo el título de “juez”. Ha sido un organizador de gran valía y se debe a él que el centro de los Testigos de Jehová se encuentre bien organizado en Brooklyn. Se creyó profeta y predijo la segunda venida de Jesús para 1925. Bien sabemos que también esta profecía “falló” y quizás sea por eso, que ahora los Testigos de Jehová (aunque no todos) afirmen que Jesucristo ya vino al mundo, pero de incógnito, es decir, de una forma misteriosa e invisible.

Realmente nos resulta difícil comprender a estos “fundadores”: hay cosas tan extrañas en su vida… Le recuerdo una, estimado Gardenio, entre tantas: según la profecía de J. F. Rutherford, en 1925 para acompañar a Jesús en su segunda venida hubiesen debido llegar también muchos de los personajes del Antiguo Testamento, y con este fin el buen señor construyó un lujoso edificio en California, para poderlos alojar. Pero como no llegaron ese edificio pasó a ser su propia morada (¿ha sido astucia o simplemente eso creería por su particular interpretación de la Biblia?) Sólo Dios lo sabe.

De todas formas, buenas razones tenemos los católicos para respetar a los testigos de Jehová, pero también para no perder tiempo en atender a su insistente propaganda, ya que se pasan de casa en casa exponiendo a tiempo y a destiempo sus sorprendentes doctrinas y de entre ellas, sin duda la más grave, que Jesús no es la Segunda Persona de la Santísima Trinidad. Y es por eso, que también los no católicos no consideran a los Testigos de Jehová como cristianos; y por eso son excluidos del Consejo Ecuménico Internacional.

Monseñor Vittorino Girardi S. 
Obispo emérito de Tilarán-Liberia

 

 

 

0
0
0
s2smodern