All for Joomla All for Webmasters

Jean Vanier, el católico que construyó un Arca

el . Publicado en Opinion

Esteban J. Beltrán Ulate
Profesor Universitario

Jean Vanier nace en Ginebra en 1928. Luego de una vida llena de viajes por Europa, dejó el ejército para estudiar teología y filosofía, y con ayuda del dominico Thomas Phillipe se incorpora en una comunidad de cristianos laicos en París, de la cual llega a ser su director. 

En su camino académico desarrolla una tesis sobre “La felicidad: principio y fin de la moral aristotélica” e incluso llega a dictar clases en Canadá; luego de esta experiencia retorna a Francia donde se reencuentra con Thomas Phillipe quien tenía a cargo una residencia que atendía a personas con retraso mental, esta experiencia le marcará por el resto de su vida. 

En Trosly-Breuil (Francia), inaugura el 5 de agosto de 1964 “L’Arche” (El Arca). Hogar que se constituiría en una muestra de acogida a personas con retraso mental en condición de abandono. Esta experiencia de alianza entre hombres dirigida por Vanier alcanzó ecos en otras latitudes, expandiéndose a Europa, Oceanía, África y América bajo la denominación de comunidades de “El Arca”.

Vanier en una carta de mayo de 2018, nos comparte una frase que nos lanza a meditar: “Me encanta estar con Aquel que ama a cada ser humano, cada uno diferente por su cultura, edad, religión, historia, fragilidad y fortaleza. Él es el Dios de la vida que desea que todo ser humano se realice real y vivamente, especialmente aquellos que son más débiles y más rechazados”; en estas palabras se evidencia el eco católico de quien encuentra en el rostro del otro la mirada de Dios, esas palabras son inquietantes e invitan a salir del estado de comodidad en el que algunos creyentes pueden estar adormecidos.

La vida de Vanier, es un ejemplo de salida de sí, para salir al encuentro con aquellos que son dejados al margen del camino, como él mismo se describe en una carta de abril de 2014: “Detrás de mi vida, detrás de todo lo que hice y de lo que no he hecho, de todo lo que está escondido y todo lo visible en la creación, detrás de todo eso, de las aves, las flores, la luna y la tierra está ese Dios tan humilde, tan bello, tan escondido que algunos piensan que no existe”. El hombre apasionado por la humanidad, devela la condición de sed por Dios, por atender al llamado de la compasión y misericordia que es animada por el Espíritu Santo.

Donde algunas personas ven a una persona con retraso mental, Vanier únicamente veía la huella del Eterno; donde algunas personas ven la discapacidad como imposibilidad, Vanier escuchaba el evangelio que enardece el corazón e invoca a actuar. Jean Vanier un católico que inspira a vivir en nuestro aquí y ahora, la voluntad de preparar el Reino de Dios.

Jean Vanier muere el 7 de mayo de 2019, dejando un legado que conmueve y que convoca a decir “Heme aquí” frente al prójimo que es mirada de Dios.

 

0
0
0
s2smodern