All for Joomla All for Webmasters

Vientres de alquiler

el . Publicado en Mujer grande es tu fe

Lic. Lisandra Chaves
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

¿Qué puede mover a una mujer a alquilar su vientre? Todos sabemos la relación tan profunda, biológica y psicológica, que se establece entre el feto y su madre. ¿Qué hace entonces que una mujer se deshaga de su criatura al nacer? ¿Dinero?... no podemos juzgar lo que no conocemos, pero lo que sí es evidente es que el alquiler de vientres se ha convertido en un negocio asqueroso y corrupto. 

Esta semana saltó a los medios un video en Ucrania, que muestra a 46 bebes nacidos por gestación subrogada en la habitación de un hotel porque sus padres adoptivos no los habían podido recoger debido a la pandemia. Esto es de horror y de espanto. Cuando también es conocido de todos lo importante que es la madre para el recién nacido. 

Estos bebés ya estaban ofrecidos a parejas en diferentes países del mundo, como si fueran mascotas o automóviles. No niego que estos padres adoptivos los lleguen a amar y les den una vida digna, lo que me espanta es “la transacción” y el hecho de separar al bebé de quien lo llevó en su vientre y es su verdadera madre. 

Una amiga a quien admiro me contaba que su madre la dio en adopción porque no podía mantenerla y ella ama a sus papas adoptivos, pero considera valiente la acción de su madre biológica. Esto es otra cosa, en lugar de deshacerse de la criatura con un aborto, le dio la oportunidad de la vida y la entregó a una pareja que puede amarla. Es una condición completamente distinta a vender el fruto de su vientre a un mediador que los ofrece a una pareja que paga por eso en cualquier parte del mundo. 

Me impresiona que existan clínicas autorizadas de vientres de alquiler, pero me alegra que haya saltado esta noticia de los bebés “varados” en un hotel porque así podemos alzar la voz para demandar que esto es absolutamente cruel e inhumano. Los Obispos de Ucrania lo denominaron como “fenómeno vergonzoso” y han pedido a las autoridades detener este tráfico de personas. 

La ciencia en su evolución ha hecho tanto bien, pero qué mal cuando se utiliza para fines perversos. En charlas que comparto con matrimonios les digo siempre que lo mejor que podemos heredar a los hijos es la fe y con ella, los valores cristianos que al mismo tiempo son humanos. Se invierten millones en escuelas y colegios caros creyendo que esa es la mejor herencia para los hijos. La educación es importante pero no lo más importante. Primero la fe y luego la educación. 

¿Para qué queremos tener profesionales que terminen en la cárcel por corrupción? Podemos tener hijos profesionales pero que además tengan temor de Dios y para eso deben aprender a amar a Dios en el seno de la familia. Entender que la vida es sagrada e inviolable y todo ser humano tiene dignidad nos ayuda a combatir el aborto, la eutanasia y la trata de personas en todas sus formas. 

El otro tema importante donde pido a los psicólogos abrir el debate es el desarrollo de niños separados así de sus madres biológicas. Si nos importa la vida, debemos pensar en el mayor bienestar de los niños. Así como es entendible que haya que separar niños de padres agresores, es entendible que los niños tengan derecho a crecer a lado de sus progenitores que los puedan amar. 

El Papa Francisco nos ha llamado a luchar contra toda forma de corrupción. Ser mediocres en la fe es ver situaciones incorrectas y no hacer nada. Cada uno desde nuestras posibilidades tenemos que luchar por la vida y la dignidad de todos los seres humanos. 

 

0
0
0
s2sdefault

Dios es misericordia

el . Publicado en Mujer grande es tu fe

Lic. Lisandra Chaves
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Los signos son para quienes quieren verlos. Para mi es tan claro que por siglos Dios nos ha estado llamando a gritos para volver a Él a través del mar de su misericordia. Nos ha enviado unos santos increíbles que dejan boquiabierto a cualquiera, pongo algunos ejemplos: San Francisco de Asís con su amor a la naturaleza y a la pobreza; Santa Teresita del Niño Jesús, Doctora de la Iglesia con 24 años que nos devolvió a la esencia del Evangelio a través de la confianza y la misericordia; la Madre Teresa de Calcuta, mujer hecha caridad entre los más pobres; el Padre Pío de Pietrelcina, estigmatizado por 50 años entregado al sacramento del perdón y por supuesto, Sor Faustina Kowalska quien nos ha transmitido el deseo de Dios de implorar sin cesar su misericordia. La lista es tan larga que no cabría en esta columna. 

Dejando de lado el signo de los santos, veamos el signo del Papa Francisco, un Pontífice que tampoco ha dejado de hablar de misericordia. Nos ha dicho que leamos las Bienaventuranzas, que son la identidad del cristiano, que volvamos la mirada a los pobres y a los excluidos, que no sigamos al dios dinero. Si recuerdan, decretó el Año de la Misericordia para que pudiéramos acercarnos más al amor y al perdón de Dios. Acaba de darnos una bendición especial Urbi et Orbe con indulgencia plenaria ante la crisis pandémica que atravesamos. 

Dios no puede hablarnos más claro: tenemos que volver a Él. Cuando escuché al Padre Raniero Cantalamessa el Viernes Santo sentí que Dios respondía a nuestras plegarias cuando pedimos el fin de la pandemia: “Tengo proyectos de paz, no de aflicción” “¡Dios es aliado nuestro, no del virus”. El Papa Francisco también nos dijo que Jesús va en nuestra barca durante la tempestad, que Dios nos cuida. 

“Nosotros también, después de estos días que esperamos sean cortos, nos levantaremos y saldremos de las tumbas de nuestros hogares. No para volver a la vida anterior como Lázaro, sino a una nueva vida, como Jesús. Una vida más fraterna, más humana. ¡Más cristiana!, concluyó el Padre Cantalamessa. 

La homilía del predicador de la Casa Pontificia es para que la meditemos estos días en casa. Nos dice que hay una perla en el fondo del sufrimiento; que Jesús mismo probó este dolor hasta las heces al morir en la cruz para mostrarnos justamente esa perla. Dios no ha querido la muerte de Jesús, nos dijo, “simplemente permitió que la libertad humana siguiera su curso haciendo sin embargo que sirviera a su plan y no al de los hombres”. “El que lloró un día por la muerte de Lázaro llora hoy por el flagelo que ha caído sobre la humanidad… Dios siendo supremamente bueno, no permitiría jamás que cualquier mal existiera en sus obras si no fuera lo suficientemente poderoso y bueno para sacar del mal mismo el bien”. 

Dios es misericordia. Él está atento a nuestra plegaria y sufre todo con nosotros, se conmueve. El asunto es si el hombre creado por Él confía en Él, lo ama y cree en su misericordia… 

Ya vimos que no somos inmortales, omnipotentes, que ese dios dinero que tiene al mundo esclavizado no es quien nos salvará. Debemos responder a la misericordia de Dios con amor y salir de esto buscando eliminar guerras, abortos y tanto sufrimiento provocado por el hombre. Debemos luchar juntos por el bien común, sin excluir a nadie porque millones de seres humanos mueren de hambre. Si no nos volvemos a Dios y no nos transformamos en una sociedad mejor no habremos encontrado la perla en fondo de todo este sufrimiento. 

 

0
0
0
s2sdefault

Revalorar a la mujer en la Iglesia

el . Publicado en Mujer grande es tu fe

Lic. Lisandra Chaves
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En nuestras sociedades latinoamericanas las mujeres son muy activas en la Iglesia en un sentido de servicio. Son las que mueven la fe de las parroquias en apoyo a los sacerdotes para realizar actividades, las primeras que se inscriben para dar catequesis. Muchas abuelas y madres sostienen la fe de sus hijos contra viento y marea. Pero el siguiente nivel que se debe dar es que toda la Iglesia reflexione una teología de la mujer y bajo esa reflexión se le abran espacios nuevos de acción y se de una revalorización de su aporte según esta luz.

El 21 de mayo del 2018 el Papa Francisco explicó: “Lo importante es que la Iglesia sea mujer, que tenga esta actitud de esposa y de madre. Cuando nos olvidamos de esto, es una Iglesia masculina, sin esta dimensión se convierte en una Iglesia de solterones que viven este aislamiento, incapaces de amar, incapaces de fecundidad. Sin la mujer, la Iglesia no avanza, porque ella es mujer”. Lo que el Papa pide sobre el papel de la mujer requiere un cambio de mentalidad en todos, incluso en las mujeres que a veces no nos creemos capaces de dar una idea nueva a un obispo ¿y por qué no?... Nuestra Iglesia aun lucha contra el machismo y clericalismo, será necesario erradicarlos para poder dar un verdadero espacio a las mujeres.

En Colombia, en el 2017, el Papa se dirigió al comité directivo del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) con estas palabras refiriéndose a las mujeres: “Por favor, no pueden ser reducidas a siervas de nuestro recalcitrante clericalismo; ellas son, en cambio, protagonistas en la Iglesia latinoamericana; en su salir con Jesús; en su perseverar, incluso en el sufrimiento de su Pueblo; en su aferrarse a la esperanza que vence a la muerte; en su alegre modo de anunciar al mundo que Cristo está vivo, y ha resucitado” y agregó: “Pienso en las madres indígenas o morenas, pienso en las mujeres de la ciudad con su triple turno de trabajo, pienso en las abuelas catequistas, pienso en las consagradas y en las tan discretas artesanas del bien. Sin las mujeres la Iglesia de América perdería la fuerza de renacer”. 

Es importante también tener en cuenta todo lo que las mujeres han aportado en la historia de la Iglesia, mujeres que en todos los casos han seguido fielmente la luz de la Santísima Virgen María. Desde una reformadora como Santa Teresa de Jesús, hasta Santa Catalina de Siena, que, siendo analfabeta, logró ayudar a Papas, reyes, sacerdotes y fieles. La lista es larga si vemos mujeres increíbles como Santa Teresa de Calcuta, mujer hecha caridad; Santa Teresa Benedicta de la Cruz, Doctora en Filosofía y cuyo pensamiento y reflexión aportó tanto a la espiritualidad y al tema de la mujer; Santa Teresita del Niño Jesús, mujer joven que nos presentó a un Dios misericordia y nos devolvió a la esencia del Evangelio. 

La plenitud de los tiempos y la elección de una mujer para ser la Madre de Dios crea un antes y un después también en la historia, vocación y dignidad de la mujer. Esto lo comprendió muy bien San Juan Pablo II al regalar a la Iglesia la carta apostólica Mulieris Dignitatem. Las palabras de San Juan Pablo II fueron contundentes “María es ‘el nuevo principio’ de la dignidad y vocación de la mujer, de todas y cada una de las mujeres”.1

Cierro esta columna recordando que las mujeres fueron las que tuvieron la valentía de estar al pie de la cruz, las primeras en anunciar la Resurrección y estuvieron en Pentecostés. Que esa misma valentía y fortaleza permita que hoy las mujeres ayuden en la Reforma de la Iglesia, siempre con el paradigma de la Virgen Madre de Dios. 

“El paradigma bíblico de la ´mujer´ culmina en la maternidad de la Madre de Dios. Las palabras del Protoevangelio ´Pondré enemistad entre ti y la mujer´, encuentran aquí una nueva confirmación. He aquí que Dios inicia en ella, con su fiat materno (hágase en mí) una nueva alianza con la humanidad. Esta es la Alianza eterna y definitiva en Cristo, en su cuerpo y sangre, en su cruz y resurrección. Precisamente porque esta Alianza debe cumplirse en la carne y la sangre su comienzo se encuentra en la Madre”.2

 

1SAN JUAN PABLO II, Mulieris Dignitatem, 11

2Ibid. 19

 

 

Nota: Muchos lectores han expresado su deseo de pagar por el valor de las ediciones digitales tal y como si las adquirieran de modo impreso. Reiteramos que se trata de ediciones gratuitas y excepcionales ante la emergencia nacional, que tienen como fin acompañar espiritualmente a nuestro pueblo.

Sin embargo, en efecto, se trata de un gran esfuerzo económico, por lo que quien desee hacer una contribución voluntaria en total libertad para mantener esta obra de evangelización, ponemos a su disposición nuestras cuentas bancarias.

 

0
0
0
s2sdefault