All for Joomla All for Webmasters

Encuentro sobre “La protección de los menores en la Iglesia”

el . Publicado en Editorial

Los Obispos de Costa Rica en seguimiento de cuanto se dijo y reflexionó durante el Encuentro sobre protección menores en la Iglesia, convocado por el Papa Francisco, y preocupados por algunas informaciones que han circulado en la opinión pública sobre abusos sexuales cometidos por parte de sacerdotes en contra de personas menores de edad, queremos manifestar cuanto sigue:

1. Nuestro más firme rechazo por el grave crimen del abuso sexual, especialmente el cometido en perjuicio de personas menores de edad, y muy especialmente si viene de aquellos que, por vocación y por propia misión, deben buscar dignificar y salvar a toda persona y no lo contrario. Recordamos a todos que, desafortunadamente, este mal está también extendido en muchos ambientes de nuestra sociedad: el contexto familiar, el ambiente escolar y deportivo, el mundo profesional y político, etc. Estadísticamente un 90% de los abusos a menores se cometen en el mismo ambiente familiar. 

2. Siguiendo el ejemplo del Papa Francisco, admitimos que no siempre la Iglesia ha dado la respuesta justa y oportuna a este flagelo contra personas menores de edad. Humildemente reconocemos nuestros errores y pedimos perdón por las faltas que dolorosamente han sido cometidas por algunos miembros de nuestra Iglesia.  

3. Como nos lo pide el Santo Padre, nos comprometemos a que en el centro de la respuesta a esta problemática esté siempre la atención a las víctimas de este delito y a sus familias. Nos esforzaremos por escucharlas y acompañarlas, tanto en las denuncias que realicen de estos hechos, como en proceso de recuperación de las secuelas emocionales y psicológicas debidas a estas nefastas conductas. 

4. Instamos a toda la comunidad nacional a abordar la problemática del abuso sexual, especialmente el cometido contra personas menores de edad, a poner a las víctimas en el centro de nuestra preocupación y de la acción de frente a estos hechos. No queremos ante ellos minimizar la gravedad de los hechos, sino dar credibilidad a sus versiones, en cuanto lo merezcan, y, como dice el mismo Papa Francisco, mantener a las víctimas por encima de todas las polémicas y las políticas periodísticas que a menudo instrumentalizan por intereses varios, los mismos dramas vividos por los pequeños. (Discurso del 24 de febrero de 2019). 

5. Agradecemos la denuncia responsable que hacen los medios de comunicación social y que están poniendo en evidencia la magnitud y seriedad del tema. Nos parece, sin embargo, que en muchos casos algunos medios están claramente interesados en querer presentar el problema como exclusivo de la Iglesia Católica. Los Obispos reconocemos, agradecemos y nos alegramos de que la gran mayoría de nuestros sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos, trabajan abnegadamente a favor de sus comunidades, especialmente de los más débiles: los ancianos, los enfermos, los pobres y los menores. Su trabajo en fidelidad al Señor y a su vocación, muchas veces silencioso, debe ser reconocido por la sociedad.

6. Con esperanza recibimos el anuncio del Papa Francisco de la elaboración de un protocolo claro que permita desarrollar más claramente las acciones que como Iglesia debemos realizar de frente a la comisión de estos delitos en ambientes eclesiales, tanto de sacerdotes y religiosos, como de otros agentes pastorales. 

Invitamos a todos los cristianos y especialmente a nuestros fieles a orar con nosotros para que el Señor nos ilumine y fortalezca para tomar las mejores decisiones para erradicar este horrible crimen de nuestra sociedad y en especial de la Iglesia, que debe ser una casa segura para todos, especialmente para los más débiles. Que Santa María de los Ángeles interceda por nosotros. 

Dado el 01 de marzo del 2019.

Obispos de Costa Rica

0
0
0
s2smodern